Sie­te ár­bo­les del Tu­ró Park se­rán re­ti­ra­dos

El Ayun­ta­mien­to to­ma la me­di­da des­pués de que los ve­ci­nos de­nun­cia­ran que otros seis se ha­bían des­plo­ma­do des­de prin­ci­pios de año

La Vanguardia (1ª edición) - - VIVIR - LUIS BEN­VE­NUTY Bar­ce­lo­na

Los ár­bo­les del Tu­ró Park se des­plo­man de ma­dru­ga­da. Los ve­ci­nos del ba­rrio te­nían ra­zón. Lle­van me­ses muy preo­cu­pa­dos. Los ár­bo­les del Tu­ró Park es­tán en­fer­mos, son un pe­li­gro pa­ra los usua­rios de es­ta zo­na ver­de, sus raí­ces podridas ce­den an­te los gol­pes de vien­to... Y fuen­tes mu­ni­ci­pa­les ex­pli­can aho­ra que el Ayun­ta­mien­to re­ti­ra­rá a lo lar­go de es­ta mis­ma se­ma­na los sie­te ála­mos blan­cos que ro­dean el es­tan­que. La ver­dad es que no pre­sen­tan muy buen as­pec­to. Se in­cli­nan to­dos a un la­do, se in­cli­nan de­ma­sia­do, de un mo­do in­quie­tan­te, ame­na­zan­te. La zo­na ya se en­cuen­tra acor­do­na­da. Y una vez sean re­ti­ra­dos no se plan­ta­rá nin­gu­na otra es­pe­cie en el lu­gar. Al pa­re­cer, el sub­sue­lo se en­cuen­tra en un es­ta­do muy de­li­ca­do.

Ha­ce po­co más de una se­ma­na la aso­cia­ción de ve­ci­nos y co­mer­cian­tes del Tu­ró Park de­nun­ció que un im­po­nen­te Po­pu­lus al­ba py­ra­mi­da­lis (álamo) de más de me­dio si­glo de vi­da y de más de quin­ce me­tros de al­tu­ra se des­plo­mó de re­pen­te. Ape­nas hi­zo fal­ta un gol­pe de vien­to. Las raí­ces ce­die­ron, le­van­ta­ron la tie­rra, apar­ta­ron las con­duc­cio­nes de rie­go que no les de­ja­ban cre­cer, y el ár­bol se des­plo­mó so­bre el es­tan­que. Los téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les te­nían pen­sa­do re­ti­rar­lo des­de el pa­sa­do ve­rano. Ya sa­bían que es­ta­ba en­fer­mo, que se pu­dría. Lo ha­bían ins­pec­cio­na­do des­pués de que otros tres ár­bo­les cer­ca­nos se hu­bie­ran des­plo­ma­do du­ran­te el mes de ju­lio. No eran los pri- me­ros en caer. Las fuen­tes mu­ni­ci­pa­les con­fir­man que has­ta seis ár­bo­les del Tu­ró Park se han pre­ci­pi­ta­do de ma­ne­ra re­pen­ti­na en lo que lle­va­mos de año, y ade­más tam­bién se des­plo­ma­ron dos más que se le­van­ta­ban en ca­lles cer­ca­nas. Pe­ro la ope­ra­ción de re­ti­ra­da del im­po­nen­te Po­pu­lus al­ba py­ra­mi­da­lis se ha­bía de­mo­ra­do por­que los téc­ni­cos no apre­cia­ban ries­go de caí­da. Afor­tu­na­da­men­te to­do ocu­rrió bien en­tra­da la no­che y na­die su­frió nin­gún da­ño. Aho­ra ya na­die se con­fía.

Las fuen­tes del Ayun­ta­mien­to ex­pli­can que la pro­xi­mi­dad del es­tan­que, cir­cuns­tan­cia uni­da a de­ter­mi­na­das con­di­cio­nes de hu­me­dad y tem­pe­ra­tu­ra, fa­vo­re­ce un fe­nó­meno que en in­glés lla­man sum­mer branch drop, un mal que afec­ta prin­ci­pal­men­te a los ár­bo­les de edad, que de­bi­li­ta sus ra­mas y raí­ces, que ex­pli­ca lo que es­tá ocu­rrien­do en el par­que. “En to­do ca­so, to­dos los ár­bo­les del par­que se­rán ins­pec­cio­na­dos es­tos días”, aña­den las fuen­tes del Con­sis­to­rio. Uno de los ár­bo­les caí­dos fue un gran al­ga­rro­bo de si­glo y me­dio de vi­da, y me­día al­re­de­dor de vein­te me­tros. Ca­yó so­bre las re­jas del pi­pi-can. Las mic­cio­nes fue­ra de lu­gar de los pe­rros tam­po­co ayu­dan, por­que sus ori­nes con­tri­bu­yen a com­pac­tar los te­rre­nos, y ello apri­sio­na las raí­ces, les im­pi­de cre­cer. Los pa­seos de las mas­co­tas por el par­que so­nu­na de las cues­tio­nes que man­tie­nen di­vi­di­dos a los usua­rios de es­ta zo­na ver­de. Ade­más, sos­tie­nen los ve­ci­nos, el hor­mi­gón y las con­duc­cio­nes de rie­go im­pi­den que los ár­bo­les se desa­rro­llen de un mo­do idó­neo.

Los ve­ci­nos re­ci­bie­ron la no­ti­cia de la in­mi­nen­te re­ti­ra­da de los ár­bo­les con sa­tis­fac­ción. “La ver­dad es que no po­día­mos se­guir de es­te mo­do. El pe­li­gro era evi­den­te –di­ce Bar­to­lo­mé Cria­do,

La pro­xi­mi­dad del es­tan­que y los ori­nes de los pe­rros com­pac­tan la tie­rra e im­pi­den que las raí­ces se desa­rro­llen

pre­si­den­te de la aso­cia­ción de ve­ci­nos y co­mer­cian­tes del Tu­ró Park–. Ha­ce po­cos días tu­vi­mos una reunión con res­pon­sa­bles del dis­tri­to de Sa­rrià y con di­ver­sos téc­ni­cos y les pe­di­mos que tam­bién echa­ran un vis­ta­zo a los ár­bo­les de las ca­lles cer­ca­nas. Al­gu­nos pre­sen­tan un fo­lla­je ex­ce­si­vo y ne­ce­si­tan una po­da de ma­ne­ra ur­gen­te. Un buen man­te­ni­mien­to es fun­da­men­tal. El Tu­ró Park es un par­que muy con­cu­rri­do, don­de se ce­le­bran mu­chas ac­ti­vi­da­des”.

XA­VIER CERVERA

Los ála­mos blan­cos del es­tan­que del Tu­ró Park se in­cli­nan de un mo­do muy in­quie­tan­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.