La Vanguardia (1ª edición)

Hos­pi­ta­les en la UCI por las bom­bas

Oe­ne­gés y ONU exi­gen el ce­se de los ata­ques a cen­tros sa­ni­ta­rios: el úl­ti­mo ma­tó el lu­nes a 14 per­so­nas en Yemen

- ROSA M. BOSCH Bar­ce­lo­na

El lu­nes, 73 per­so­nas per­ma­ne­cían in­gre­sa­das en el hos­pi­tal de Abs, en la pro­vin­cia de Haj­jah, en Yemen. En­tre ellas, tre­ce re­cién na­ci­dos jun­to a sus ma­dres, do­ce ni­ños, 25 pa­cien­tes re­cu­pe­rán­do­se de in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas... A las 15.45 ho­ras un ata­que aé­reo cau­só 14 víc­ti­mas mor­ta­les en es­te cen­tro sa­ni­ta­rio apo­ya­do por Mé­di­cos sin Fron­te­ras (MSF). Los com­ba­tes en Yemen ya han des­trui­do to­tal o par­cial­men­te 70 in­fra­es­truc­tu­ras de sa­lud, de las cua­les cua­tro de MSF en el úl­ti­mo año, de­nun­ció ayer el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de las Na­cio­nes Uni­das, Ban Ki Mun, la­men­tan­do el reite­ra­do in­cum­pli­mien­to del de­re­cho in­ter­na­cio­nal hu­ma­ni­ta­rio. La in­se­gu­ri­dad en es­pa­cios ci­vi­les se ex­tien­de a es­cue­las: en Sa’ada, tam­bién en Yemen, una bom­ba ma­tó ha­ce cua­tro días a diez alum­nos.

Mie­do a vi­si­tar al mé­di­co, mie­do a ir a la es­cue­la, en teo­ría re­duc­tos de paz. La Or­ga­ni­za­ción Mundial de la Sa­lud (OMS) ad­vier­te en un in­for­me que en­tre el 2014 y el 2015 se con­ta­bi­li­za­ron 594 ata­ques a ins­ta­la­cio­nes de sa­lud de 19 paí­ses, que cau­sa­ron un to­tal de 959 muer­tos y 1.561 he­ri­dos. El país que po­see el ig­no­mi­nio­so pri­mer pues­to de es­ta lis­ta es Si­ria, con 352 fa­lle­ci­dos; se­gui­do de Iraq, con 114; Pa­kis­tán, con 102, y Yemen, con 70. En lo que lle­va­mos de 2016, la OMS dis­po­ne de da­tos has­ta mar­zo que apun­tan a 57 ata­ques y 105 muer­tes. De he­cho, la oe­ne­gé Phy­si­cians for Hu­man Rights ha re­gis­tra­do só­lo en Si­ria, en­tre enero y ma­yo, 26 agre­sio­nes con­tra equi­pa­mien­tos mé­di­cos con el re­sul­ta­do de la pér­di­da de 45 vi­das.

“El res­pe­to a los es­pa­cios que de­be­rían es­tar pro­te­gi­dos, co­mo co­le­gios, hos­pi­ta­les y si­tios don­de hay con­cen­tra­cio­nes de gen­te, se ha per­di­do. To­do el mun­do di­ce que bom­bar­dear un cen­tro sa­ni­ta­rio es un error, pe­ro no po­de­mos acep­tar la re­tó­ri­ca del error, eso es ne­gli­gen­cia, cuan­do al­guien lan­za una bom­ba tie­ne que sa­ber dón­de cae­rá”, de­nun­cia­ba ayer Te­re­sa San­cris­tó­val, di­rec­to­ra de la uni­dad de emer­gen­cias de MSF. Es­ta oe­ne­gé con­si­de­ra que de nin­gu­na ma­ne­ra pue­den ad­mi­tir­se ta­les “equi­vo­ca­cio­nes” que han lle­va­do a MSF a su­frir es­te año la des­truc­ción de 16 es­truc­tu­ras de sa­lud en Si­ria y dos en Yemen. “Si los pro­to­co­los mi­li­ta­res con­du­cen a es­tos errores en­ton­ces de­ben mo­di­fi­car­se. MSF ha com­par­ti­do con las par­tes en con­flic­to las coor­de­na­das y to­da la in­for­ma­ción re­la­ti­va a los cen­tros en los que tra­ba­ja­mos en Yemen, pe­ro aun así nos han ata­ca­do cua­tro ve­ces”, aña­de. La Cruz Ro­ja de­nun­cia que “no se tra­ta de da­ños co­la­te­ra­les; a ve­ces son ata­ques pla­ni­fi­ca­dos o de­li­be­ra­dos. E ile­ga­les, pues van con­tra ob­je­ti­vos pro­te­gi­dos por el de­re­cho hu­ma­ni­ta­rio”.

La coa­li­ción ára­be, li­de­ra­da por Ara­bia Sau­dí y a la que se acu­sa del bom­bar­deo del lu­nes en Abs y tam­bién del de la es­cue­la de Sa’ada, anun­ció ayer la aper­tu­ra de una in­ves­ti­ga­ción.

El hos­pi­tal de Abs, al no­roes­te de la ca­pi­tal, Sa­ná, ha aten­di­do a 4.611 pa­cien­tes des­de que MSF em­pe­zó a apo­yar­lo con per­so­nal, ma­te­rial mé­di­co y me­di­ci­nas, en ju­lio del 2015. En­tre los 14 fa­lle­ci­dos del lu­nes es­tán pa­cien­tes, fa­mi­lia­res y un tra­ba­ja­dor de MSF. Otras 24 per­so­nas su­frie­ron he­ri­das a cau­sa de la ex­plo­sión. En los úl­ti­mos días, la oe­ne­gé ha­bía de­tec­ta­do un in­cre­men­to de he­ri­dos por fue­go aé­reo y en­fren­ta­mien­tos.

El res­ca­te de las víc­ti­mas fue muy di­fí­cil ya que los avio­nes de la coa­li­ción mi­li­tar que di­ri­ge Ara­bia Sau­dí si­guie­ron so­bre­vo­lan­do la zo­na y se te­mían más bom­bar­deos, in­for­ma­ba ayer Efe.

El lu­nes fue Yemen y ha­ce po­co más de una se­ma­na, el día 6, fue Si­ria, don­de otro bom­bar­deo en un hos­pi­tal de la ciu­dad de Mi­llis se co­bró tre­ce vi­das, en­tre ellas las de

La OMS aler­ta de que en los dos úl­ti­mos años se han re­gis­tra­do 594 ata­ques, en 19 paí­ses, con ca­si 1.000 muer­tos

cin­co ni­ños y cua­tro tra­ba­ja­do­res. De nue­vo Si­ria, con­si­de­ra­do el país más pe­li­gro­so del mun­do pa­ra los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud, se­gún la OMS. En Ale­po, aler­ta MSF, que­dan me­nos de 40 mé­di­cos, uno de ellos es el doc­tor Hus­sein. Es­te pe­dia­tra y director de un hos­pi­tal del es­te de Ale­po ofre­ce su tes­ti­mo­nio a tra­vés de MSF: “La gen­te tie­ne mie­do de acu­dir a los hos­pi­ta­les. Los ven co­mo po­ten­cia­les ob­je­ti­vos. Só­lo vie­nen si se tra­ta de una emer­gen­cia ab­so­lu­ta”. “Los he­ri­dos de gue­rra su­po­nen ca­si el 80% de nues­tros pa­cien­tes –aña­de–. El hos­pi­tal ha si­do da­ña­do tres ve­ces y el in­ci­den­te más gra­ve, en ju­lio, nos for­zó a ce­rrar du­ran­te diez días...” A pe­sar de te­ner­lo to­do en con­tra, el per­so­nal que que­da mantiene abier­to el cen­tro, aun­que só­lo pue­den aten­der los ca­sos más ur­gen­tes.

 ??  ?? Ima­gen del cen­tro de Mé­di­cos sin Fron­te­ras en la po­bla­ción ye­me­ní de Abs, bom­bar­dea­do el lu­nes por Ara­bia Sau­dí
Ima­gen del cen­tro de Mé­di­cos sin Fron­te­ras en la po­bla­ción ye­me­ní de Abs, bom­bar­dea­do el lu­nes por Ara­bia Sau­dí
 ?? STRINGER / AFP ??
STRINGER / AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain