La Vanguardia (1ª edición)

De Nue­va York a las Ga­va­rres

- An­to­nio Ce­rri­llo

Sen­ta­do en la pla­za de Mo­nells (Baix Em­por­dà), to­man­do un ca­fé en una ma­ña­na so­lea­da, Oriol Ar­met trans­mi­te la pa­sión que sien­te por las Ga­va­rres, un es­pa­cio de in­te­rés na­tu­ral con múl­ti­ples va­lo­res cul­tu­ra­les y bo­tá­ni­cos, en­tre los que des­ta­can sus al­cor­no­ca­les. Ar­met, ge­ren­te de es­te con­sor­cio (18 mu­ni­ci­pios, la Ge­ne­ra­li­tat y la Dipu­tación ge­run­den­se), es el per­fec­to em­ba­ja­dor de es­tos bos­ques ocul­tos en la tras­tien­da de la Cos­ta Bra­va, a dos pa­sos de Sant Fe­liu de Guí­xols, Pa­la­mòs o Plat­ja d’Aro y don­de es po­si­ble ale­jar­se del bu­lli­cio y el es­trés ima­gi­nan­do una in­mer­sión en las raí­ces me­die­va­les de una sociedad or­ga­ni­za­da en torno a los ma­sos.

En Ro­man­yà de la Sel­va (San­ta Cris­ti­na) hay que vi­si­tar el dol­men de la Co­va d’en Dai­na, un se­pul­cro en for­ma de ga­le­ría cu­bier­ta he­cha con lo­sas de gra­ni­to, y tam­bién hay que se­guir los úl­ti­mos pa­sos de Mer­cè Ro­do­re­da, mien­tras que en Cas­sà de la Sel­va el via­je a la Ca­ta­lun­ya del si­glo XVIII con­ti­núa con un re­co­rri­do por Can Vi­la­llon­ga y sus 5 acue­duc­tos.

Con un pre­su­pues­to re­du­ci­do, Ar­met bus­ca que es­te en­cla­ve ob­ten­ga la de­cla­ra­ción de zo­na de in­te­rés et­no­ló­gi­co. Y par­te del re­co­no­ci­mien­to ha lle­ga­do des­de la Cork Fo­rest Con­ser­va­tion Allian­ce, una fun­da­ción de EE.UU. de­di­ca­da a po­ner en va­lor el cor­cho y sus te­rri­to­rios en to­do el mun­do. Su pro­gra­ma From Bark to Bottle (de la cor­te­za a la bo­te­lla, en in­glés) ca­na­li­za la vi­si­ta de tu­ris­tas in­tere­sa­dos en el pro­ce­so de ob­ten­ción y trans­for­ma­ción del cor­cho. Em­pu­ja­dos por una do­ble pá­gi­na en The New York Ti­mes, los pri­me­ros gru­pos aca­ban de vi­si­tar el mas Pla­ja de Fo­ra­llac. Y han com­pro­ba­do que pa­ra fa­bri­car ta­po­nes de vino no se ta­lan ár­bo­les. Al­gu­nos ha­bían re­nun­cia­do a las bo­te­llas de vino pen­san­do que así pro­te­gían los bos­ques. Pe­ro las Ga­va­rres de­mues­tran que el cor­cho es un re­cur­so du­ra­de­ro, bien ges­tio­na­do, la me­jor alian­za en­tre el vino y los bos­ques.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain