La Vanguardia (1ª edición)

La inflación del Reino Uni­do sube al 0,6%, la ma­yor al­za en 20 me­ses

El au­men­to de cos­tes en la in­dus­tria va­ti­ci­na nue­vos in­cre­men­tos de pre­cios

- LON­DRES

Redacción y agencias Los efec­tos del Bre­xit, el adiós de los bri­tá­ni­cos a su per­ma­nen­cia en la Unión Eu­ro­pea a tra­vés de un re­fe­rén­dum, em­pe­za­ron ayer a ha­cer­se pal­pa­bles con la pu­bli­ca­ción de los da­tos de inflación co­rres­pon­dien­tes al mes de ju­lio, que in­di­can un in­cre­men­to in­ter­anual de los pre­cios del 0,6%, el sal­to más im­por­tan­te de es­te in­di­ca­dor en los úl­ti­mos vein­te me­ses. El vec­tor de esa al­za de los pre­cios ha si­do la fuer­te de­pre­cia­ción de la libra es­ter­li­na. La di­vi­sa bri­tá­ni­ca se in­ter­cam­bia­ba a 1,50 dó­la­res la vís­pe­ra del 23 de ju­nio, el día del re­fe­rén­dum. En los pri­me­ros días de ju­lio se ha­bía co­lo­ca­do ya en 1,28 dó­la­res. Cuan­do la mo­ne­da se de­pre­cia, el cos­te de las im­por­ta­cio­nes au­men­ta.

Sin em­bar­go, los ana­lis­tas bri­tá­ni­cos fi­ja­ron to­da su aten­ción en la di­fu­sión de otro da­to, de me­nor re­per­cu­sión me­diá­ti­ca pe­ro de ma­yor tras­cen­den­cia pa­ra el fu­tu­ro de la eco­no­mía bri­tá­ni­ca: el ín­di­ce de pre­cios a la pro­duc­ción (PPI). Es­te in­di­ca­dor mues­tra que en el mes de ju­lio, la in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra pa­gó un 4,3% más por sus ma­te­rias pri­mas y los car­bu­ran­tes que un año an­tes (en ju­nio, es­te in­di­ca­dor ha­bía caí­do un 0,5%). El da­to in­di­ca que las em­pre­sas pre­pa­ran nue­vas subidas de pre­cios, lo que no­ta­rán pron­to los bri­tá­ni­cos.

Da­do que el Ban­co de In­gla­te­rra (BOE) ha op­ta­do por una po­lí­ti­ca aco­mo­da­ti­cia y su pri­me­ra preo­cu­pa­ción aho­ra es el cre­ci­mien­to y el em­pleo (por en­ci­ma de la inflación), es­ta ins­ti­tu­ción pro­se­gui­rá en los pró­xi­mos me­ses con la po­lí­ti­ca de in­yec­ción de li­qui­dez en los mer­ca­dos (co­no­ci­da co­mo QE, quan­ti­ta­ti­ve ea­sing), lo que ga­ran­ti­za que la libra se­gui­rá de­bi­li­tán­do­se y la inflación su­bien­do. El BOE no des­car­ta que los pre­cios se en­ca­ra­men por en­ci­ma del 2% de ob­je­ti­vo pre­vis­to ini­cial­men­te.

La es­ca­sa preo­cu­pa­ción del BOE por la inflación tie­ne otro fun­da­men­to: no es pro­ba­ble que la subida de los cos­tes em­pre­sa­ria­les de­ri­ve en un in­cre­men­to de los sa­la­rios. Por lo tan­to, la subida de pre­cios cau­sa­da por la de­pre­cia­ción de la libra ten­drá, a me­dio pla­zo, un efec­to de­fla­cio­na­rio. De ahí la apues­ta de Mark Car­ney, go­ber­na­dor del BOE, por las po­lí­ti­cas ex­pan­si­vas.

Al­go más dra­má­ti­cas fue­ron las ma­ni­fes­ta­cio­nes rea­li­za­das ayer por Nat­han Bos­tock, con­se­je­ro de­le­ga­do del San­tan­der UK, la fi­lial bri­tá­ni­ca del ban­co es­pa­ñol. Se­gún Bos­tock, el Bre­xit ha sig­ni­fi­ca­do el fi­nal “de un pe­rio­do de re­la­ti­va es­ta­bi­li­dad en el sis­te­ma ban­ca­rio bri­tá­ni­co y en el con­jun­to de la eco­no­mía”.

El sis­te­ma fi­nan­cie­ro bri­tá­ni­co se pre­pa­ra pa­ra tip­so de in­te­rés pró­xi­mos a ce­ro e in­clu­so por de­ba­jo. En su pri­me­ra de­ci­sión des­pués del Bre­xit, el BOE re­cor­tó los ti­pos de in­te­rés ofi­cia­les al 0,25% y Car­ney ase­gu­ró no ser un fan “de los ti­pos de in­te­rés ne­ga­ti­vos”. Bos­tock se­ña­ló ayer que “es­ta­mos pre­pa­ra­dos pa­ra la po­si­bi­li­dad de ti­pos ne­ga­ti­vos”.

 ?? BEN STANSALL / AFP ?? El va­lor de la li­bra se ha de­bi­li­ta­do co­mo con­se­cuen­cia del Bre­xit
BEN STANSALL / AFP El va­lor de la li­bra se ha de­bi­li­ta­do co­mo con­se­cuen­cia del Bre­xit

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain