La Vanguardia (1ª edición)

Es­trés por un se­gun­do

Las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes, más sen­si­bles a las in­te­rrup­cio­nes

- Re­dac­ción

Un es­tu­dio de­mues­tra que el más mí­ni­mo re­tra­so a la ho­ra de des­car­gar con­te­ni­dos en el mó­vil ha­ce que los jó­ve­nes pier­dan in­te­rés, e in­clu­so desa­rro­llen sín­to­mas de es­trés.

Un es­tu­dio rea­li­za­do en­tre usua­rios de teléfonos in­te­li­gen­tes en Ale­ma­nia ha pues­to de ma­ni­fies­to que el fun­cio­na­mien­to de la red de te­le­fo­nía mó­vil –en tér­mi­nos de ve­lo­ci­dad y re­tra­so en la car­ga de con­te­ni­dos– tie­ne efec­tos en la per­cep­ción que di­chos usua­rios tie­nen tan­to del pro­vee­dor del ac­ce­so a in­ter­net mó­vil co­mo de las di­fe­ren­tes apli­ca­cio­nes que se usan pa­ra ac­ce­der a es­tos con­te­ni­dos. Los jó­ve­nes de en­tre 18 y 35 años, los co­no­ci­dos co­mo mi­llen­nials, son los que se mues­tran más im­pa­cien­tes y aque­llos en los que el más mí­ni­mo re­tra­so cau­sa un ma­yor im­pac­to ne­ga­ti­vo.

Con el fin de me­dir las reac­cio­nes de los su­je­tos, se em­plea­ron un equi­po de elec­tro­en­ce­fa­lo­gra­fía, otro de ras­treo ocu­lar y pul­só­me­tros pa­ra me­dir el ran­go de aten­ción y la fre­cuen­cia car­día­ca de los usua­rios.

Se­gún el in­for­me, los con­su­mi­do­res tie­nen al­tas ex­pec­ta­ti­vas so­bre el tiem­po que tar­dan en dis­po­ner del con­te­ni­do, de mo­do que in­clu­so un se­gun­do de re­tra­so a la ho­ra de des­car­gar un ví­deo pue­de pro­vo­car es­trés. Un 72% de los usua­rios mi­llen­nials per­die­ron el in­te­rés en ver ví­deos en dis­po­si­ti­vos mó­vi­les cuan­do los re­tra­sos su­pe­raron los 4 se­gun­dos. Es más: un re­tra­so de só­lo dos se­gun­dos al su­bir una sel­fie a Fa­ce­book bas­tó pa­ra pro­vo­car es­trés.

Del mis­mo mo­do, los más jó­ve­nes tam­bién re­sul­ta­ron ser me­nos to­le­ran­tes a los re­tra­sos en la des­car­ga de ví­deos a YouTu­be. De pro­me­dio, los usua­rios de en­tre 18 y 24 años se es­tre­sa­ron un 38% más que los ma­yo­res de 35, y des­pués de un re­tra­so de 8 se­gun­dos de­ja­ban de in­ten­tar ver el ví­deo. En ge­ne­ral, du­ran­te el strea­ming, to­dos los par­ti­ci­pan­tes su­frie­ron un au­men­to del 30% del es­trés des­pués de só­lo un se­gun­do de re­tra­so. Se­gún el in­for­me, es­te au­men­to del es­trés se ex­pli­ca­ría por el he­cho de que el icono de al­ma­ce­na­mien­to in­ter­me­dio (buf­fe­ring) apa­re­ció bre­ve­men­te en la pan­ta­lla, he­cho que los usua­rios per­ci­bie­ron co­mo la se­ñal de que se pro­du­ci­rían más in­te­rrup­cio­nes du­ran­te la re­pro­duc­ción. Ca­da

buf­fe­ring adi­cio­nal in­cre­men­tó el es­trés de los usua­rios en­tre un 5% y un 7%, lo que, fi­nal­men­te, re­per­cu­tió ne­ga­ti­va­men­te en la opi­nión so­bre las apli­ca­cio­nes y los ope­ra­do­res que los usua­rios creían que es­ta­ban usan­do.

Los re­sul­ta­dos fue­ron si­mi­la­res cuan­do se pi­dió a los par­ti­ci­pan­tes en el es­tu­dio que subie­ran una sel­fie a Fa­ce­book. Tras un se­gun­do de re­tra­so, el 47% de los par­ti­ci­pan­tes em­pe­zó a dar mues­tras de sen­tir­se es­tre­sa­do. Cuan­do el re­tra­so al­can­zó los 8 se­gun­dos, la ma­yo­ría de usua­rios de­ja­ba de in­ten­tar­lo.

A las per­so­nas que par­ti­ci­pa­ron en el es­tu­dio –rea­li­za­do por Erics­son y Vo­da­fo­ne– se les so­li­ci­tó que com­ple­ta­ran 13 ta­reas con­cre­tas en 10 mi­nu­tos uti­li­zan­do un

smartp­ho­ne, al tiem­po que se si­mu­la­ba un de­te­rio­ro en la ca­li­dad del ser­vi­cio. Las ta­reas in­cluían ac­cio­nes co­mu­nes, co­mo na­ve­gar por pá­gi­nas web, ver ví­deos en

strea­ming y su­bir sel­fies. Pa­ra ana­li­zar có­mo es­to afec­ta­ba a la leal­tad del usua­rio y la ima­gen de mar­ca, el es­tu­dio se com­ple­men­tó con un cues­tio­na­rio que los en­cues­ta­dos re­lle­na­ron an­tes y des­pués de desa­rro­llar las ta­reas.

Tras ocho se­gun­dos in­ten­ta­do su­bir una ‘sel­fie’ a Fa­ce­book, la ma­yo­ría de las per­so­nas desis­te del em­pe­ño

 ?? 4KODIAK ?? Las in­te­rrup­cio­nes por buf­fe­ring, lo que más nos mo­les­ta
4KODIAK Las in­te­rrup­cio­nes por buf­fe­ring, lo que más nos mo­les­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain