La Vanguardia (1ª edición)

El Con­gre­so bus­ca a par­tir de abril a los res­pon­sa­bles de la cri­sis fi­nan­cie­ra

Por una­ni­mi­dad, arran­ca la in­ves­ti­ga­ción so­bre Ban­kia y el res­ca­te ban­ca­rio

- ALI­CIA RO­DRÍ­GUEZ DE PAZ

Con el vo­to uná­ni­me de to­do el ar­co par­la­men­ta­rio, ayer co­men­zó la cuen­ta atrás pa­ra la aper­tu­ra de la co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción so­bre la cri­sis fi­nan­cie­ra que aso­ló Es­pa­ña ha­ce ya ca­si una dé­ca­da. Con el vis­to bueno del Par­la­men­to, la co­mi­sión de­be es­tar cons­ti­tui­da an­tes de la úl­ti­ma se­ma­na de abril y or­ga­ni­zar unos tra­ba­jos que se re­mon­ta­rán a la bur­bu­ja inmobiliar­ia del 2000. Aun­que el texto con­sen­sua­do ha­ce un plan­tea­mien­to bas­tan­te ge­né­ri­co, la co­mi­sión na­ce con el en­car­go ex­pre­so de bus­car res­pon­sa­bi­li­da­des po­lí­ti­cas en la ges­tión de Ban­kia, que lle­vó a su res­ca­te y na­cio­na­li­za­ción; “los pro­ble­mas ins­ti­tu­cio­na­les de go­ber­nan­za” de las ca­jas de aho­rros y la in­fluen­cia en su cues­tio­na­da ges­tión; las pre­fe­ren­tes... Y, por su­pues­to, el pa­pel de los res­pon­sa­bles po­lí­ti­cos su­ce­si­vos y de los ór­ga­nos su­per­vi­so­res –léa­se, Ban­co de Es­pa­ña y CNMV.

Des­pués de la apro­ba­ción de ayer, los gru­pos han de po­ner­se de acuer­do so­bre có­mo lle­var a la prác­ti­ca los ob­je­ti­vos de la in­ves­ti­ga­ción par­la­men­ta­ria y quié­nes de­ben com­pa­re­cer pa­ra ren­dir cuen­tas. “Nues­tro pa­pel –ase­gu­ró en el pleno Alberto Gar­zón, por­ta­voz de Uni­dos Po­de­mos y uno de los impulsores de la co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción– es en­con­trar la ver­dad. ¿Qué ha pa­sa­do? ¿Quién nos ha sa­quea­do?”. Y aña­dió: “Sa­be­mos quién ha pa­ga­do la cri­sis eco­nó­mi­ca, lo que no sa­be­mos es quién la ha cau­sa­do”.

El PSOE, que lo­gró am­pliar el ho­ri­zon­te tem­po­ral de la in­ves­ti­ga­ción has­ta el se­gun­do go­bierno de José Ma­ría Az­nar, in­sis­tió ayer en la ne­ce­si­dad de ana­li­zar “el ori­gen del pro­ble­ma”, que su­pu­so “cua­tro ban­cos rescatados, otros sie­te des­apa­re­ci­dos por su in­te­gra­ción, y al­gu­nos que hoy en día tie­nen pro­ble­mas muy se­rios”, en pa­la­bras del por­ta­voz, Pe­dro Sau­ra. Toni Rol­dán (Ciu­da­da­nos) ha­bló de “un sa­queo en tres ca­pí­tu­los”, que in­clu­ye un res­ca­te ban­ca­rio “que nos aca­bó cos­tan­do 60.000 mi­llo­nes de eu­ros”, mien­tras que Car­los Ro­jas (PP) des­ta­có que en la épo­ca de José Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro en la Mon­cloa “na­die que­ría re­co­no­cer la cri­sis”.

Prác­ti­ca­men­te to­dos los par­ti­dos coin­ci­die­ron en lan­zar du­ras re­fe­ren­cias al pa­pel de Ban­co de Es­pa­ña du­ran­te la cri­sis fi­nan­cie­ra, po­cas ho­ras des­pués de que el su­per­vi­sor anun­cia­ra que re­vi­sa­rán su ges­tión du­ran­te la gran re­ce­sión.

Se­gún lo apro­ba­do ayer, se abre un pla­zo má­xi­mo de 60 días pa­ra cons­ti­tuir la co­mi­sión, que es­ta­rá in­te­gra­da por 17 dipu­tados –en­tre ellos, 4 del PP, 3 del PSOE, de Po­de­mos y de Ciu­da­da­nos– y se re­gi­rán por el vo­to pon­de­ra­do. La co­mi­sión dis­po­ne de seis me­ses pa­ra ofre­cer un dic­ta­men. Sal­vo que so­li­ci­ten una pró­rro­ga, las con­clu­sio­nes ten­drían que es­tar ce­rra­das a fi­na­les de oc­tu­bre. Fuen­tes par­la­men­ta­rias, re­cuer­dan que el re­gla­men­to del Con­gre­so es muy abier­to res­pec­to al fun­cio­na­mien­to de las co­mi­sio­nes de in­ves­ti­ga­ción. Es­tán obli­ga­dos a com­pa­re­cer to­do ciu­da­dano que re­si­da en Es­pa­ña, aun­que, co­mo ha ocu­rri­do en otras oca­sio­nes, los que es­tén en­cau­sa­dos por la jus­ti­cia acos­tum­bran a abs­te­ner­se de con­tes­tar a las pre­gun­tas de los dipu­tados pa­ra no ver­se per­ju­di­ca­dos en di­chos pro­ce­sos ju­di­cia­les. An­te la po­si­bi­li­dad de pe­dir la com­pa­re­cen­cia de los úl­ti­mos pre­si­den­tes de go­bierno que vie­ron có­mo se in­cu­ba­ba y es­ta­lla­ba la cri­sis –Az­nar, Ro­drí­guez Za­pa­te­ro y Ma­riano Ra­joy–, des­de los gru­pos in­sis­ten en que an­tes de pen­sar en quién ten­drá que acu­dir a la co­mi­sión, “hay que or­de­nar y con­cre­tar las ta­reas”. En to­do ca­so, los vo­tos de po­pu­la­res y so­cia­lis­tas son su­fi­cien­tes pa­ra ve­tar cual­quier com­pa­re­cen­cia.

NOM­BRES Y APE­LLI­DOS Ade­más de po­lí­ti­cos y ban­que­ros, ana­li­za­rán el pa­pel del Ban­co de Es­pa­ña y la CNMV

PRI­ME­ROS PA­SOS Aho­ra los par­ti­dos han de de­li­mi­tar las ta­reas y acor­dar la lis­ta de com­pa­re­cien­tes

 ?? DA­NI DUCH ?? La cú­pu­la del Ban­co de Es­pa­ña, en el pun­to de mira de la co­mi­sión
DA­NI DUCH La cú­pu­la del Ban­co de Es­pa­ña, en el pun­to de mira de la co­mi­sión

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain