La Vanguardia (1ª edición)

Pa­re­cen sa­nos, no lo son

- Noe­lia Con­ra­do

Los atrac­ti­vos en­vol­to­rios light y los ma­ni­dos es­ló­ga­nes con la pa­la­bra sano in­ten­tan con­fun­dir al con­su­mi­dor, que sue­le ca­ta­lo­gar a de­ter­mi­na­dos ali­men­tos co­mo sa­lu­da­bles pe­ro en reali­dad be­ne­fi­cian po­co, pues ca­re­cen de va­lor nu­tri­ti­vo. No obs­tan­te, el com­pra­dor lo sa­be. Uno de ca­da dos es­pa­ño­les con­si­de­ra in­su­fi­cien­te la in­for­ma­ción nu­tri­cio­nal en el eti­que­ta­do, lo que pue­de lle­var a to­mar de­ci­sio­nes erró­neas so­bre la ido­nei­dad de su ali­men­ta­ción, se­gún re­ve­la el es­tu­dio Mi­tos y Erro­res en Ali­men­ta­ción en la po­bla­ción es­pa­ño­la, que ha ela­bo­ra­do La Fun­da­ción Es­pa­ño­la del Co­ra­zón (FEC). La doc­to­ra en ali­men­ta­ción y nu­tri­ción, Lau­ra Isabel Arranz, fun­da­do­ra del pro­yec­to Ga­na Nu­tri­ción y crea­do­ra de la Die­ta Ló­gi­ca, ana­li­za al­gu­nos de esos ali­men­tos que con fre­cuen­cia cree­mos be­ne­fi­cio­sos pe­ro no lo son tan­to.

Pa­li­tos de pan

Se sue­le re­cu­rrir a ellos pa­ra pi­car al­go a la ho­ra del al­muer­zo o pa­ra me­ren­dar “pe­ro de­be­mos sa­ber que de­trás de una inocen­te bol­sa de pa­li­tos de pan hay mu­chas ca­lo­rías y mu­chos hi­dra­tos de car­bono re­fi­na­dos”, se­ña­la Arranz, quien pun­tua­li­za que la ma­yo­ría de per­so­nas, so­bre to­do los adul­tos, no ne­ce­si­tan tan­ta ener­gía en­tre ho­ras, pues son ca­lo­rías que se acu­mu­lan en el cuer­po en for­ma de gra­sa, so­bre to­do en el ab­do­men. La fruta, los yogures, los fru­tos se­cos o un pe­que­ño bo­ca­di­llo son me­jo­res elec­cio­nes co­mo ten­tem­pié.

Mar­ga­ri­na

Den­tro de las gra­sas pa­ra un­tar, la mar­ga­ri­na –al ser una gra­sa ve­ge­tal– tie­ne me­jor fa­ma que la man­te­qui­lla. Sin em­bar­go, “la mar­ga­ri­na no es más que un de­ri­va­do in­dus­trial de acei­tes vegetales que no siem­pre son de gran ca­li­dad, es me­jor po­ner en una tos­ta­da 15g de man­te­qui­lla que, aun­que es una gra­sa de ori­gen lác- teo, ten­drá mu­cho más va­lor en cuan­to a su con­te­ni­do na­tu­ral de vi­ta­mi­nas Ay D”.

En­sa­la­da cé­sar

En­sa­la­da no es si­nó­ni­mo de sano. “La cé­sar tie­ne mu­chas ca­lo­rías y bas­tan­te gra­sa sa­tu­ra­da, pues sue­le te­ner bei­con en­tre sus in­gre­dien­tes, ade­más de pan o pi­ca­tos­tes fri­tos, y va ali­ña­da con sal­sa, que aña­de más ca­lo­rías”, se­ña­la la doc­to­ra.

Ba­rri­tas de ce­rea­les

Hay que com­pa­rar pro­duc­tos y es­co­ger la ba­rri­ta con me­nos ca­lo­rías, azú­ca­res y gra­sas. “Es me­jor que en la lis­ta de in­gre­dien­tes no ha­ya ni cho­co­la­te blan­co ni gra­sas co­mo la de co­co o pal­ma, ya que apor­tan gra­sas sa­tu­ra­das”.

 ??  ?? Al­gu­nos ali­men­tos con­tie­nen ca­lo­rías va­cías que se acu­mu­lan en for­ma de gra­sa Hay ali­men­tos que cree­mos
nu­tri­ti­vo sa­lu­da­bles pe­ro ca­re­cen de va­lor
Al­gu­nos ali­men­tos con­tie­nen ca­lo­rías va­cías que se acu­mu­lan en for­ma de gra­sa Hay ali­men­tos que cree­mos nu­tri­ti­vo sa­lu­da­bles pe­ro ca­re­cen de va­lor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain