Pa­pe­les mis­te­rio­sos

La Vanguardia - Culturas - - Arte|s - SÒ­NIA HERNÁNDEZ

Lo pri­me­ro es el mis­te­rio. Por eso a Lluís Lleó (Bar­ce­lo­na, 1961) le in­tere­sa la obra de Jas­per Johns, Pa­blo Pa­la­zue­lo, Ells­worth Kelly o Ag­nes Mar­tin. Por lo mis­mo ha estado in­mer­so prác­ti­ca­men­te dos años en una pro­duc­ción ca­si ob­se­si­va al­re­de­dor del pa­pel, sin lle­gar a afir­mar ta­xa­ti­va­men­te que ya ha­ya sa­li­do de ella: “El pa­pel es muy ab­sor­ben­te, por­que es un tra­ba­jo muy ín­ti­mo, es tra­ba­jar con una ma­te­ria ca­si vi­va”, co­men­ta. Es­ta reite­ra­ción, que no re­pe­ti­ción, es una de las prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas de es­te pro­yec­to que ex­po­ne en la ga­le­ría Marc Domènech y el Ins­ti­tu­to Cer­van­tes de Pa­rís. En él rin­de un sen­ti­do ho­me­na­je a la co­lec­cio­nis­ta y ami­ga per­so­nal Ma­rion Se­lig, que mu­rió víc­ti­ma de leu­ce­mia en el mes de mar­zo del 2015, pe­ro no sin an­tes de­jar to­do dis­pues­to pa­ra que una pie­za de Lluís Lleó en­tra­se a for­mar par­te de la pres­ti­gio­sa co­lec­ción de obra so­bre pa­pel de la Morgan Li­brary neo­yor­qui­na. Tam­bién hay obras su­yas en co­lec­cio­nes de mu­seos y cen­tros de ar­te como el Rei­na Sofía, Es Ba­luard o la Uni­ver­si­dad de Prin­ce­ton.

Los pa­pe­les de es­ta se­rie evo­can las es­pe­cies de la ma­ri­po­sa Morp­ho. Con­vi­vie­ron to­dos en su es­tu­dio de Brooklyn, es­ta­ble­cien­do re­la­cio­nes en­tre sí has­ta que apa­re­cía “al­go si­mi­lar a la re­bel­día” del crea­dor, con vo­lun­tad de rom­per esos la­zos pa­ra bus­car imá­ge­nes nue­vas: “Nun­ca me he sen­ti­do có­mo­do ha­cien­do lo mis­mo mu­cho tiem­po, cuan­do ha­cía al­go, aun­que gus­ta­se a la gen­te, o pre­ci­sa­men­te por eso, sen­tía la ne­ce­si­dad de ha­cer al­go dis­tin­to”, apun­ta.

Tu­vo cla­ro que só­lo po­día ser ar­tis­ta al vol­ver del ser­vi­cio mi­li­tar. Tam­bién le in­tere­sa­ba la ar­qui­tec­tu­ra, que con­ti­núa es­tan­do muy pre­sen­te en su obra –ha tra­ba­ja­do con Ra­fael Mo­neo y Ál­va­ro Si­za–, pe­ro era mal es­tu­dian­te. Vi­ve en Nue­va York des­de ha­ce más de vein­ti­sie­te años por­que es una ciu­dad “sel­vá­ti­ca, que obli­ga al ar­tis­ta a po­ner­se a prue­ba cons­tan­te­men­te pa­ra se­guir me­jo­ran­do”. Aban­do­nó Bar­ce­lo­na por­que, sien­do hi­jo de Joan Lleó, au­tor de ce­le­bra­dos fres­cos, ade­más de nie­to y bis­nie­to de crea­do­res plás­ti­cos, siempre tu­vo cla­ro que “es­te país es un lu­gar com­pli­ca­do pa­ra ser ar­tis­ta. Una de las ra­zo­nes por las que ha da­do tan buenos ar­tis­tas es por­que es ca­si im­po­si­ble ser­lo y hay que es­for­zar­se mu­cho”. La apa­ren­te co­mo­di­dad que des­pués no lo es tan­to, las dis­tan­cias re­du­ci­das o la fa­ci­li­dad pa­ra co­no­cer a to­do el mun­do son al­gu­nos de los fac­to­res que a su pa­re­cer no con­tri­bu­yen al cre­ci­mien­to del crea­dor. Es­tá con­ven­ci­do que el mis­te­rio se al­can­za con esfuerzo, co­rrien­do ries­gos e in­clu­so equi­vo­cán­do­se, por eso le gus­ta­ría que sus pie­zas se in­ter­pre­ta­ran igual que se lee un li­bro: “Cla­ro que la obra ha de en­trar por los ojos y ser atrac­ti­va. Me fas­ci­na la be­lle­za, es lo más im­por­tan­te; pe­ro que­rría que hu­bie­se al­go más de re­fle­xión. El que mi­ra ha de po­ner al­go de su par­te. La in­me­dia­tez en la que vi­vi­mos aho­ra ha­ce que mu­chos ar­tis­tas cai­gan en la ocu­rren­cia o la anéc­do­ta, pe­ro eso du­ra muy po­co tiem­po”.

Ahon­dan­do en esa re­fle­xión que re­cla­ma, es­bo­za una po­si­ble con­clu­sión: la de que la obra se con­vier­te en el re­fle­jo del crea­dor. En al­gu­nos ca­sos, el ela­bo­ra­do gra­fi­to y los pla­tea­dos evo­can las su­per­fi­cies de es­pe­jos en los que se bus­ca una nue­va in­cóg­ni­ta. “El pro­ble­ma de las in­fluen­cias es que crees que tra­ba­jas tu crea­ti­vi­dad cuan­do en reali­dad es­tás co­pian­do lo que han he­cho otros. Por eso, cuan­do tra­ba­jo, siempre pien­so que si es el úl­ti­mo día de mi vida, me gus­ta­ría ha­ber aca­ba­do al­go que só­lo he po­di­do ha­cer yo ”.

DA­VID AIROB

Lluís Lleó fo­to­gra­fia­do en la ga­le­ría Marc Domènech

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.