El mis­te­rio­so enano sal­ta­rín

No­ve­la Pri­mer y ori­gi­nal tí­tu­lo del au­tor, una his­to­ria en­vuel­ta en el­mis­te­rio con per­so­na­jes inol­vi­da­bles y con­tun­den­tes re­fle­xio­nes

La Vanguardia - Culturas - - LIBRO|S - NÚ­RIA ALBESA Pe­re Pa­rra­mon El noi i la rei­na dels guar­dians ros­sos SD EDI­CIONS. 336 PÁ­GI­NAS. 22,95 EU­ROS

Rum­pels­tilz­chen ( El enano sal­ta­rín), el po­pu­lar cuen­to de los Her­ma­nos Grimm, na­rra co­mo la hi­ja de un mo­li­ne­ro, pri­sio­ne­ra de un rey ava­ri­cio­so, se es­fuer­za por con­ver­tir la pa­ja en oro tal y co­mo su pa­dre ase­gu­ra que pue­de ha­cer. In­ca­paz de con­se­guir­lo, pi­de ayu­da a Rum­pels­tilz­chen, el má­gi­co enano sal­ta­rín. Años más tar­de, ya con­ver­ti­da en rei­na, de­be­rá pa­gar el fa­vor so­bre­na­tu­ral en­tre­gán­do­le su pri­mer hi­jo. Só­lo se li­brar á del cas­ti­go si adi­vi­na el nom­bre del mal­va­do enanos al­ta­rín.

Algunos ele­men­tos de este cuen­to po­pu­lar, aun­que de for­ma in­di­rec­ta, sir­ven de pun­to de par­ti­da a Pe­re Pa­rra­mon (Gi­ro­na, 1977) para cons­truir su pri­me­ra no­ve­la, El noi sal­ta­dor i la rei­na dels guar­dians

ros­sos. Sin em­bar­go, el pro­ta­go­nis­ta de es­ta his­to­ria no es un enano jo­ro­ba­do del bosque, sino el enig­má­ti­co hi­jo de una fa­mi­lia ri­ca de ori­gen ale­mán es­ta­ble­ci­da en Coll­se­ro­la que vi­ve ro­dea­do de li­bros y que po­see una ima­gi­na­ción que lo ha­ce es­pe­cial. El chi­cos al­ta­rín— de quien des­co­no­ce­mos el nom­bre— es ca­paz de re­fle­xio­nar so­bre el ar­te y la mú­si­ca con una ge­nia­li­dad im­pro­pia para su edad, un he­cho que de­be en par­te al con­tac­to pre­ma­tu­ro con la li­te­ra­tu­ra y al adoc­tri­na­mien­to im­pues­to por su ma­dre, una ma­dre, ca­be de­cir, de por­ce­la­na, de una be­lle­za di­vi­nal, por quien pro­fe­sa una ad­mi­ra­ción ab­so­lu­ta (“la ma­re se­dueix per­què és es­pe­ra­da, com des­cen­dia al món dels ho­mes la dees­sa de l’amor quan tot sem­bla­va per­dut”).

El ais­la­mien­to al que vi­ve so­me­ti­do le lle­va a pro­yec­tar un ser in­vi­si­ble: el se­ñor Hans, el hom­bre eri­zo, mi­tad hom­bre, mi­tad ani­mal, un ami­go que lo es­cu­cha y es ca­paz de ha­cer­lo so­ñar con el mun­do ex­te­rior, un mun­do que le es com­ple­ta­men­te ve­da­do. El lec­tor, de­ján­do­se lle­var por el vai­vén de una reali­dad de­li­ran­te, se aden­tra en una amis­tad que se for­ta­le­ce en­tre lec­tu­ra y lec­tu­ra, ba­jo la man­ta o es­con­di­dos den­tro del ar­ma­rio. Por­que el chi­co ne­ce­si­ta mu­cha com­pren­sión, por­que su­fre, por­que vi­ve hun­di­do en el ne­gro, su-

El jo­ven pro­ta­go­nis­ta es ca­paz de re­fle­xio­nar so­bre el ar­te y la mú­si­ca con una ge­nia­li­dad im­pro­pia para su edad

mi­do en el do­lor. El noi sal­ta­dor i la

rei­na dels guar­dians ros­sos es una no­ve­la-cuen­to no­ta­ble­men­te ori­gi­nal, cons­trui­da a par­tir de tres per­so­na­jes di­fí­ci­les de ol­vi­dar y con­tun­den­tes re­fle­xio­nes so­bre la be­lle­za y la per­fec­ción que re­sue­nan a me­di­da que avan­zan las pá­gi­nas. |

S.D. EDI­CIONS

El au­tor Pe­re Pa­rra­mon

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.