Con flo­res en el pe­lo

La Vanguardia - Culturas - - Especial Festivales De Verano - SERGIO VI­LA-SAN­JUÁN

En ju­lio de 1967 yo te­nía diez años y ve­ra­nea­ba con toda mi fa­mi­lia en ca­sa de los abue­los en Arenys de Mar, fren­te a la vía del tren y la pla­ya (en­ton­ces no exis­tía aún la de­vas­ta­do­ra ca­rre­te­ra de la cos­ta, de va­rios ca­rri­les, que di­na­mi­tó el en­can­to de tan­tos pue­blos del Ma­res­me). Mi primo Jo­sé Luis,

Cha­po, que te­nía cu­rio­si­dad uni­ver­sal y es­ta­ba muy al día, apa­re­ció una tar­de con el dis­co que se con­ver­ti­ría en el gran hit de aque­lla ca­ní­cu­la: San Fran­cis­co, de Scott McKen­zie. Aun­que sa­bía po­co in­glés se me que­dó el es­tri­bi­llo ini­cial, que con­se­guí en las se­ma­nas si­guien­tes ir tra­du­cien­do: “If you’re going to San Fran­cis­co / Be su­re to wear so­me flo­wers in your hair / If you’re going to San Fran­cis­co / You’re gon­na meet so­me gentle peo­ple the­re...”.

San Fran­cis­co sir­vió en EE.UU. co­mo can­ción-anun­cio del fes­ti­val de Mon­te­rrey, y cons­ti­tu­yó en el res­to del mun­do, pa­ra la gen­te in­quie­ta de to­do pe­la­je, el himno de lan­za­mien­to del mo­vi­mien­to hip­pie. Da igual que, co­mo ex­pli­ca en es­tas pá­gi­nas Isabel Gó­mez Me­len­chón, la com­po­si­ción no se de­bie­ra a su in­tér­pre­te sino al ya con­sa­gra­do John Phi­llips. Uno ta­ra­rea aquel

San Fran­cis­co y con­ju­ra una épo­ca. Por to­das par­tes, tam­bién en Es­pa­ña, jó­ve­nes y me­nos jó­ve­nes em­pe­za­ron a de­jar­se el pe­lo lar­go, a lle­var ca­mi­sas de flo­res y, tam­bién, a aco­me­ter otras prác­ti­cas me­nos inocen­tes. McKen­zie (1939-2012) no co­se­chó nin­gún nue­vo gran éxi­to en su ca­rre­ra, pe­ro con es­ta apor­ta­ción cum­plió so­bra­da­men­te.

Los ci­clos cul­tu­ra­les res­pon­den a marcos his­tó­ri­cos. La pin­tu­ra del pai­sa­je cos­te­ro y de la pla­ya flo­re­ció en­tre 1870 y 1936, coin­ci­dien­do con la ex­pan­sión del ve­ra­neo y el in­te­rés cien­tí­fi­co por los ac­ci­den­tes ma­ri­nos. El mar, has­ta en­ton­ces vis­to co­mo ele­men­to de tra­ba­jo, se con­ver­tía en es­pa­cio de pla­cer, se­gún ha ana­li­za­do Lily Lit­vak. Los fes­ti­va­les de ve­rano tam­bién tie­nen su cronología: arran­ca­ron co­mo en­cuen­tros se­rios de mú­si­ca clá­si­ca y, con la re­vuel­ta ju­ve­nil de los se­sen­ta, ga­na­ron de­sen­fa­do y de­ri­va­ron ha­cia el pop. Aque­llos con­cier­tos ca­li­for­nia­nos de ha­ce me­dio si­glo pu­sie­ron las bases de las ci­tas ve­ra­nie­gas de aho­ra...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.