El IBI, el re­sor­te de los ayun­ta­mien­tos

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

El IBI (im­pues­to so­bre bie­nes in­mue­bles) se mo­di­fi­có tam­bién en el Consejo de Mi­nis­tros del 30 de di­ciem­bre del año pa­sa­do pa­ra que los 8.100 ayun­ta­mien­tos in­cre­men­ta­ran su re­cau­da­ción du­ran­te dos ejer­ci­cios. El Go­bierno apro­bó una subida que pue­de lle­gar al 10%, pe­ro que no afec­ta a to­das las vi­vien­das por igual. De­pen­de de la an­ti­güe­dad de la re­vi­sión del va­lor ca­tas­tral y del va­lor de la vi­vien­da. El in­cre­men­to se ha es­ta­ble­ci­do de una ma­ne­ra pro­gre­si­va 10%, 6% y 4%. A ma­yor an­ti­güe­dad de la re­vi­sión ca­tas­tral –y por lo tan­to, me­nor ade­cua­ción al va­lor de mer­ca­do–, ma­yor subida. Se ha ex­clui- do al 50% de las vi­vien­das de me­nor va­lor de ca­da mu­ni­ci­pio, si sus va­lo­res se han ac­tua­li­za­do des­pués del 2001. Y tam­bién que­dan exen­tas las vi­vien­das cu­yo va­lor ca­tas­tral se re­vi­só en­tre el año 2005 y el 2007. El Go­bierno es­pe­ra que se re­cau­de con es­ta me­di­da 918 mi­llo­nes. Una vi­vien­da con un va­lor de mer­ca­do de 150.000 eu­ros, cu­yo va­lor ca­tas­tral se re­vi­só antes del 2002, pa­ga­ba de me­dia 150 eu­ros, aho­ra su­birá a 165. Con­clu­sión: “Una lec­ción de la cri­sis es que los im­pues­tos es­ta­ban muy li­ga­dos al sec­tor cons­truc­tor”, se­ña­la Ja­vier Díaz-giménez, del Iese. Pe­se a ello, “si­guen vin­cu­lan­do subidas de tri­bu­tos a las vi­vien­das”. in­cluir al­gu­na ven­ta­ja fis­cal pa­ra au­tó­no­mos, em­pren­de­do­res y py­mes, que, en pa­la­bras de Mon­to­ro, “son los que tie­nen que sa­car­nos de la ac­tual cri­sis”.

En opi­nión de Ja­vier Díaz-giménez, profesor de Economía del Iese, “aun­que se han mos­tra­do sín­to­mas de evi­tar du­pli­ci­da­des en­tre las dis­tin­tas ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­ra re­du­cir el gas­to, don­de más én­fa­sis se ha he­cho, has­ta aho­ra, ha si­do en el in­cre­men­to de in­gre­sos vía im­pues­tos”. Y lo más cho­can­te, a su pa­re­cer, es “que se ha­ya atre­vi­do a ha­cer­lo el PP y no el PSOE”.

Otra te­ma es, ad­vier­te es­te eco­no­mis­ta, “quién pa­ga la subida de im­pues­tos”. Y él mis­mo res­pon­de: “La car­ga fis­cal se ha cen­tra­do en los tra­ba­ja­do­res por cuenta aje­na, es de­cir, la cla­se me­dia, que son los ciu­da­da­nos que dis­po­nen de me­nos me­ca­nis­mos pa­ra elu­dir la fis­ca­li­dad”.

A jui­cio de Es­te­ban Ra­ven­tós, so­cio di­rec­tor de Bac­ker & McKen­zie en Bar­ce­lo­na, “tam­bién se ha gol­pea­do fuer­te­men­te a eje­cu­ti­vos y pro­fe­sio­na­les con ren­tas me­dias-al­tas, lo que pue­de pro­du­cir una pér­di­da de ta­len­to al tener los ti­pos im­po­si­ti­vos más al­tos de Eu­ro­pa”.

To­do ello abre la puer­ta, se­gún al­gu­nos ex­per­tos, a un cre­cien­te re­ce­lo de la cla­se pro­fe­sio­nal in­ter­na­cio­nal, la que se mue­ve de un país a otro ha­cia España, un país del sur que, pe­se a to­do, tri­bu­ta a pre­cios nór­di­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.