La in­no­va­ción en tiem­pos de cri­sis

En­ric Bar­ba com­pen­dia un ma­nual di­ri­gi­do en es­pe­cial a las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas

La Vanguardia - Dinero - - LIBROS - IN­NO­VA­CIÓN. 100 CON­SE­JOS PA­RA INSPIRARLA Y GES­TIO­NAR­LA

ter­net que se de­ja ver en to­do el li­bro). De allí, fi­nal­men­te, pa­sa a Cir­sa, la mul­ti­na­cio­nal del jue­go, don­de tra­ba­ja hoy co­mo res­pon­sa­ble de la di­vi­sión B2B. Des­de ese gru­po di­ri­ge la re­con­ver­sión de la an­ti­gua fac­to­ría de Sharp en Sant Cu­gat del Va­llès, de­di­ca­da has­ta no ha­ce tan­to a fa­bri­car te­le­vi­so­res, en­ca­mi­na­da hoy a la pro­duc­ción de com­po­nen­tes pa­ra má­qui­nas de azar.

Bar­ba na­ció en el ba­rrio del Po­ble Sec, vi­vió de pri­me­ra mano la di­ver­si­fi­ca­ción de la in­dus­tria ca­ta­la­na de prin­ci­pios de los 70, es profesor en Esade y la Fun­da­ció Po­li­tèc­ni­ca de Ca­ta­lun­ya, hoy par­ti­ci­pa en una am­bi­cio­sa ope­ra­ción de trans­for­ma­ción en un te­ji­do in­dus­trial to­da­vía de pe­que­ña di­men­sión, co­mo el ca­ta­lán, y ne­ce­si­ta­do de prác­ti­cas de es­te ti­po.

In­no­va­ción. 100 con­se­jos pa­ra inspirarla y ges­tio­nar­la es en reali­dad un re­co­rri­do prác­ti­co por la ex­pe­rien­cia de Bar­ba, en un li­bro esen­cial­men­te di­ri­gi­do a las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas. “Lo que quie­ro ex­pli­car es que la in­no­va­ción no es só­lo I+D, eso úni­ca­men­te lo pue­den ha­cer las gran­des em­pre­sas, por di­men­sión y por re­cur­sos. Pe­ro, en reali­dad, cual­quier cam­bio, ha­cer al­go di­fe­ren­te a có­mo lo ha­cías antes ya pue­de ser en sí mis­mo in­no­va­ción”, ex­pli­ca. Y aña­de que “la em­pre­sa ca­ta­la­na es­tá me­jo­ran­do, pe­ro la lle­ga­da de la cri­sis ha traí­do con­si­go un gra­ve pro­ble­ma de fi­nan­cia­ción que dis­tor­sio­na los avan­ces y ha­ce di­fí­cil sa­ber exac­ta­men­te dón­de es­ta­mos”. Aun así, Bar­ba pre­vie­ne con­tra el pe­si­mis­mo: es en si­tua­cio­nes de es­trés co­mo la que atra­vie­sa hoy la economía eu­ro­pea cuan­do las or­ga­ni­za­cio­nes son ca­pa­ces de las me­jo­res in­no­va­cio­nes.

En to­do ca­so, el li­bro in­da­ga en los di­fe­ren­tes ca­mi­nos a tra­vés de los cua­les es po­si­ble abrir las em­pre­sas a la in­no­va­ción. De la or­ga­ni­za­ción in­ter­na a su aper­tu­ra al ex­te­rior –la de­no­mi­na­da in­no­va­ción abier­ta– (ya sea a tra­vés de co­la­bo­ra­cio­nes es­ta­bles

“La I+D só­lo es­tá al al­can­ce de las gran­des em­pre­sas; pe­ro la in­no­va­ción es mu­cho más que eso” “El te­ji­do in­dus­trial ha me­jo­ra­do mu­cho, pe­ro la fal­ta de fi­nan­cia­ción dis­tor­sio­na la vi­sión de lo que ocu­rre aho­ra”

con clien­tes o pro­vee­do­res), la re­ten­ción y cap­ta­ción del ta­len­to, la im­ple­men­ta­ción de la ca­li­dad, la cohe­sión del equi­po...

El li­bro ter­mi­na con un epí­lo­go de­di­ca­do Ste­ve Jobs y Ap­ple (na­die du­da­rá de la opor­tu­ni­dad de la ci­ta). Es el pun­to fi­nal de un li­bro en el que las re­fe­ren­cias al ma­na­ge­ment ja­po­nés en­cuen­tra fre­cuen­te con­tras­te con las historias del Si­li­con Va­lley, pro­ba­ble­men­te el fo­co de ma­yor in­fluen­cia en cuan­to a cul­tu­ra em­pre­sa­rial de la úl­ti­ma dé­ca­da. Un li­bro pa­ra los tiem­pos que co­rren.

MARC ARIAS / AR­CHI­VO

En­ric Bar­ba

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.