MER­CA­DO, LI­QUI­DEZ Y PRI­MA DE RIES­GO

La Vanguardia - Dinero - - IBEX 35 -

Tras un mes de enero en el que el Ibex 35 ha si­do el úni­co de en­tre las prin­ci­pa­les bol­sas in­ter­na­cio­na­les que ha re­gis­tra­do pér­di­das, en fe­bre­ro se ha su­ma­do a la evo­lu­ción po­si­ti­va del res­to de los mer­ca­dos. No obs­tan­te, la en­tra­da del se­lec­ti­vo es­pa­ñol en el te­rreno po­si­ti­vo dis­ta mu­cho de lo con­se­gui­do en es­te año por el Dax ale­mán (+12,84%), el CAC fran­cés (+6,86%), el FT­SE MIB ita­liano (+8,80%) y el Eu­ros­toxx50 (+6,98%).

La no­ta­ble di­fe­ren­cia con el Ibex se de­be a su es­pe­cí­fi­ca com­po­si­ción, ya que de los 35 va­lo­res que lo com­po­nen 22 han evo­lu­cio­na­do po­si­ti­va­men­te, pe­ro no de ma­ne­ra su­fi­cien­te pa­ra con­tra­rres­tar las pér­di­das re­gis­tra­das por los 13 va­lo­res res­tan­tes. De es­tos, el que peor com­por­ta­mien­to ha te­ni­do ha si­do Rep­sol, que ha ba­ja­do un 10%, in­flui­do por los te­mo­res de na­cio­na­li­za­ción de su fi­lial ar­gen­ti­na YPF, y cu­yo pe­so en el ín­di­ce es no­ta­ble. El sec­tor ban­ca­rio, que tie­ne un pe­so en el Ibex de una ter­ce­ra par­te, tam­po­co ha re­gis­tra­do en enero la evo­lu­ción po­si­ti­va que con­si­guie­ron los ban­cos eu­ro­peos, sin du­da por las in­cer­ti­dum­bres que han su­pues­to en­tre los in­ver­so­res la anun­cia­da re­for­ma del sis­te­ma fi­nan­cie­ro es­pa­ñol.

Ya en el mes de fe­bre­ro, y con el Ibex en te­rreno po­si­ti­vo, to­do apun­ta a que el 2012 re­sul­ta­rá fa­vo­ra­ble pa­ra la ren­ta va­ria­ble, man­te­nién­do­se eso sí la ele­va­da vo­la­ti­li­dad. Es evi­den­te que el en­torno de me­nor cre­ci­mien­to glo­bal y de re­ce­sión afec­ta­rá a los in­gre­sos de las com­pa­ñías y a sus cuen­tas de re­sul­ta­dos. El cre­ci­mien­to de be­ne­fi­cios se pre­sen­ta com­pli­ca­do y a me­di­da que los tri­mes­tres va­yan trans­cu­rrien­do es del to­do pro­ba­ble que co­mien­cen a mos­trar ten­den­cia a la ba­ja.

Es­te es un da­to que res­ta­rá va­lor en el cálcu­lo del pre­cio de las ac­cio­nes, pe­ro las va­lo­ra­cio­nes ac­tua­les de las em­pre­sas del Ibex son muy atrac­ti­vas, tan­to en tér­mi­nos re­la­ti­vos res­pec­to a la ren­ta­bi­li­dad de la ren­ta fi­ja, co­mo en tér­mi­nos his­tó­ri­cos, al des­con­tar­se una pri­ma de ries­go muy ele­va­da. Y la re­duc­ción de pri­ma de ries­go es pre­ci­sa­men­te uno de los fac­to­res esen­cia­les que han de in­fluir de ma­ne­ra de­ci­si­va en el pre­cio de los ac­ti­vos y en el com­por­ta­mien­to de las bol­sas.

Al res­pec­to ca­be se­ña­lar que las me­di­das no con­ven­cio­na­les que to­mó el BCE el 8 de di­ciem­bre pa­sa­do, coin­ci­dien­do con la re­ba­ja del ti­po de in­te­rés en un 0,25%, han te­ni­do un im­pac­to muy po­si­ti­vo en la re­duc­ción de la pri­ma de ries­go.con la pri­me­ra subas­ta de li­qui­dez, que tuvo lu­gar el 22 de di­ciem­bre, en la que se con­ce­die­ron prés­ta­mos a los ban­cos eu­ro­peos por ca­si 500.000 mi­llo­nes de eu­ros al 1%, se inun­dó de li­qui­dez al sis­te­ma fi­nan­cie­ro.

To­do apun­ta a que una par­te sus­tan­cial de es­ta li­qui­dez se des­ti­na­rá a re­fi­nan­ciar los ven­ci­mien­tos que tie­ne la ban­ca eu­ro­pea en el 2012, pe­ro tam­bién se ha di­ri­gi­do otra par­te a la ad­qui­si­ción de deu­da pú­bli­ca. Prue­ba de ello es que la fuer­te de­man­da que ha re­gis­tra­do en el úl­ti­mo mes tan­to el mer­ca­do se­cun­da­rio co­mo el pri­ma­rio ha pro­vo­ca­do que la pri­ma de ries­go es­pa­ño­la se ha­ya si­tua­do por de­ba­jo de los 300 pun­tos bá­si­cos.

El miér­co­les, la ren­ta­bi­li­dad del bono a 10 años ca­yó al 4,85%, su co­ta más ba­ja des­de prin­ci­pios de di­ciem­bre del 2010. Tam­bién dis­mi­nu­yó la ita­lia­na has­ta los 382 pun­tos, a pe­sar de que pos­te­rior­men­te am­bas han te­ni­do un le­ve re­pun­te. Es­tos ni­ve­les se pue­den man­te­ner, ya que el pró­xi­mo 28 de fe­bre­ro se ce­le­bra­rá la se­gun­da subas­ta del BCE y todos los son­deos in­di­can que la de­man­da su­pe­rará el bi­llón de eu­ros.

Otra no­ti­cia que de cum­plir­se se­ría de­ci­si­va pa­ra lo­grar la es­ta­bi­li­dad de la zo­na euro es la po­si­ble im­pli­ca­ción de China en la fi­nan­cia­ción del Fon­do Eu­ro­peo de Es­ta­bi­li­dad Fi­nan­cie­ra, que lo do­ta­ría del vo­lu­men de fon­dos su­fi­cien­te pa­ra po­der aten­der fu­tu­ras si­tua­cio­nes de cri­sis.

Con to­do ello, más las re­for­mas que se es­tán es­bo­zan­do en España, pa­re­ce que se es­tá con­si­guien­do la con­so­li­da­ción de los

Con la ma­yor li­qui­dez, la pri­ma de ries­go se ha re­la­ja­do, lo que a su vez da mar­gen de re­cu­pe­ra­ción a la bol­sa

mer­ca­dos y que es po­si­ble que se lo­gre la re­cu­pe­ra­ción de la con­fian­za. Es­to pro­pi­cia­rá el re­la­ja­mien­to de las pri­mas de ries­go y su es­ta­bi­li­za­ción a ni­ve­les ra­zo­na­bles. A su vez, la re­la­ja­ción de la pri­ma de ries­go –aun man­te­nién­do­se por en­ci­ma de la me­dia his­tó­ri­ca– da­rá mar­gen de re­cu­pe­ra­ción pa­ra las bol­sas, in­clu­so en es­ce­na­rios de be­ne­fi­cios em­pre­sa­ria­les a la ba­ja. To­do ello siem­pre que no exis­tan fac­to­res ne­ga­ti­vos adi­cio­na­les, al­go a lo que siem­pre es­ta­re­mos ex­pues­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.