EM­PREN­DE­DO­RES SO­CIA­LES

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS -

Ha­ce unos días, en una jor­na­da so­bre em­pren­de­du­ría so­cial, coin­ci­di­mos en la me­sa de clau­su­ra un gru­po de per­so­nas de aque­llas que cuan­do las re­en­cuen­tras te sien­tes muy bien por­que co­mu­ni­can pa­sión por lo que ha­cen. Las es­cu­cha­ba y pen­sa­ba que nues­tro día a día es­tá de­ma­sia­do sa­tu­ra­do de in­for­ma­cio­nes y de de­cla­ra­cio­nes que in­sis­ten en re­cor­dar­nos la gra­ve­dad de la cri­sis que vi­vi­mos. Lleno tam­bién de dis­cur­sos que plan­tean, co­mo vía pa­ra cam­biar la ten­den­cia, la ne­ce­si­dad de ac­cio­nes pa­ra ge­ne­rar pues­tos de tra­ba­jo, crear em­pre­sas pro­duc­ti­vas y man­te­ner las ya exis­ten­tes. Son los hi­tos que al­can­zar com­par­ti­dos por to­do el mun­do en un mo­men­to de re­ce­sión eco­nó­mi­ca don­de no pa­re­ce que ha­ya freno al au­men­to del pa­ro.

El pa­no­ra­ma no es na­da es­ti­mu­lan­te pe­ro, des­de la po­si­ción de ca­da uno, hay que en­fo­car el fu­tu­ro des­de una pers­pec­ti­va un po­co di­fe­ren­te: ¿y no­so­tros qué po­de­mos ha­cer?

Ha­ce un año, des­de la Obra So­cial de Ca­ta­lun­ya Cai­xa pre­sen­ta­mos la red de em­pren­de­do­res agro­so­cia­les en Ca­ta­lun­ya. Ex­pli­cá­ba­mos que era una ini­cia­ti­va que se­guía al mo­de­lo del mo­vi­mien­to eu­ro­peo So­cial Far­ming, que ya cuenta con más de 5.000 em­pre­sas ad­he­ri­das que ge­ne­ran mi­les de pues­tos de tra­ba­jo. Nos pa­re­ció opor­tuno im­pul­sar un pro­yec­to pa­re­ci­do en Ca­ta­lun­ya, que po­día aglu­ti­nar los in­tere­ses de em­pre­sas so­cia­les que con­tri­bu­yen al desa­rro­llo ru­ral del te­rri­to­rio ca­ta­lán, po­ten­cian nues­tro pa­tri­mo­nio agroa­li­men­ta­rio y crean pues­tos de tra­ba­jo de per­so­nas con ries­go de ex­clu­sión, uno de los co­lec­ti­vos que, sin du­da, más su­fre en es­ta cri­sis.

Nues­tra pro­pues­ta no era ca­sual. Co­mo Obra So­cial te­ne­mos ex­per­tos que tra­ba­jan des­de ha­ce años en los te­rre­nos de la in­clu­sión so­cial, del me­dio am­bien­te y de la ali­men­ta­ción.

Co­mo he­re­de­ros de la Fun­da­ció Te­rri­to­ri i Pai­sat­ge ges­tio­na­mos más de un 5% del te­rri­to­rio ca­ta­lán, tra­ba­ja­mos con per­so­nas en ries­go de ex­clu­sión y te­ne­mos una fundación co­mo es Alí­cia (nom­bre que na­ce de la fu­sión en­tre el prin­ci­pio de la pa­la­bra ali­men­ta­ción y el fi­nal de la pa­la­bra cien­cia) que tra­ba­ja, ade­más de “pa­ra que todos co­ma­mos me­jor”, pa­ra la re­cu­pe­ra­ción del pa­tri­mo­nio agroa­li­men­ta­rio de nues­tro país.

Y aho­ra vie­ne la bue­na no­ti­cia. La red se ha he­cho gran­de. De las 15 em­pre­sas que qui­sie­ron es­tar con no­so­tros des­de el inicio, he­mos pa­sa­do a 23 em­pre­sas ad­he­ri­das con una dis­tri­bu­ción geo­grá­fi­ca que ha­bla por ella mis­ma de te­rri­to­ria­li­dad: hay tres em­pre­sas de Llei­da, cin­co de Ta­rra­go­na, sie­te de Gi­ro­na y nue­ve de Bar­ce­lo­na. Ade­más hay vin­cu­la­das seis em­pre­sas de in­ser­ción y se han su­ma­do 17 cen­tros es­pe­cia­les de tra­ba­jo. Tra­ba­jan en la red más de 1.500 per­so­nas, de las cua­les un mi­llar son de co­lec­ti­vos don­de que­ría­mos lle­gar (el 77,5% de la red). La ma­yo­ría de los cer­ca de los 1.200 tra­ba­ja­do­res de in­ser­ción, no só­lo ha en­con­tra­do un tra­ba­jo, sino que es­te im­pli­ca tra­ba­jar al ai­re li­bre con be­ne­fi­cios te­ra­péu­ti­cos.

So­bre el pa­pel es un pro­yec­to que tie­ne bue­na pin­ta. Pe­ro lo más im­por­tan­te es que la reali­dad es in­clu­so me­jor. Las em­pre­sas han en­tra­do en la red por­que han en­con­tra­do acom­pa­ña­mien­to y ayu­da pa­ra una me­jor ges­tión. Se han he­cho ocho pla­nes de ne­go­cio y hay ocho más en mar­cha. Las em­pre­sas es­ta­ble­cen si­ner­gias en­tre

En un año, la pla­ta­for­ma agro­so­cial de Ca­ta­lun­ya Cai­xa ha pa­sa­do de 15 a 23 em­pre­sas ad­he­ri­das

ellas iden­ti­fi­can­do las me­jo­res prác­ti­cas. La pla­ta­for­ma agro­so­cial es una ayu­da pa­ra con­se­guir in­ver­so­res y nues­tra Obra So­cial se im­pli­ca en la pues­ta en fun­cio­na­mien­to de los pro­yec­tos.

Fi­nal­men­te, las em­pre­sas tie­nen en su la­do el co­no­ci­mien­to de la Fun­da­ció Alí­cia, que ade­más de apor­tar es­tu­dios o pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción con­cre­tos, les per­mi­te va­li­dar la ca­li­dad del pro­duc­to que es­tas em­pre­sas quie­ren po­ner en el mer­ca­do. Es­te es un as­pec­to re­le­van­te en un mo­men­to en que no só­lo te­ne­mos que apo­yar a los em­pren­de­do­res, sino que tam­bién es bueno ayu­dar a que el su­yo sea un pro­duc­to di­fe­ren­cial, que encuentre su si­tio en el mer­ca­do por su es­pe­ci­fi­ci­dad (su lu­gar de ori­gen) y por su ca­li­dad.

En de­fi­ni­ti­va, los gran­des pro­yec­tos no son los que tie­nen los nú­me­ros ma­yo­res, sino los que tie­nen al­ma y bus­can so­li­dez y via­bi­li­dad. Los que una vez arran­can ca­mi­nan po­co a po­co, pe­ro ha­cia ade­lan­te. Y, to­da­vía más, los que sa­bes que sien­do pro­yec­tos pen­sa­dos en unos va­lo­res que prio­ri­zan el te­rri­to­rio y la cohe­sión so­cial, se­rán tam­bién ne­go­cio.

Y aho­ra la pregunta es: ¿y no­so­tros qué po­de­mos ha­cer? Ha­cer­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.