La efer­ves­cen­cia de las em­pre­sas en lí­nea

Com­pa­ñías tec­no­ló­gi­cas y re­des so­cia­les dan nue­vo ai­re al mer­ca­do bur­sá­til que en el Nas­daq al­can­za va­lo­res cer­ca­nos a la bur­bu­ja ‘pun­to­com’ del 2000

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Fran­cesc Peirón

La ini­cia­ti­va lan­za­da por Mark Zuc­ker­berg ha pues­to la guin­da a la fie­bre por la nue­va hor­na­da de em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas, en gran par­te de con­te­ni­dos “so­cia­les” y, por tan­to, eva­nes­cen­tes, que ya han lle­ga­do o que irrum­pi­rán pron­to en el mer­ca­do de va­lo­res.

Le­jos que­da la apues­ta de Goo­gle en el 2004. Des­de en­ton­ces siem­pre pa­re­cía alen­tar­se “el año de las tech IPO” (ven­ta pú­bli­ca de ac­cio­nes, OPV en es­pa­ñol). Si se ha de dar ese tí­tu­lo, le co­rres­pon­de al 2011 ser con­si­de­ra­do co­mo el del re­lan­za­mien­to.

Fue Lin­ke­din, la pla­ta­for­ma de con­tac­tos pro­fe­sio­na­les, la que dio el pri­mer pa­so. De­bu­tó en bol­sa el pa­sa­do ma­yo. Des­pués le han se­gui­do Grou­pon, Pan­do­ra, Zyn­ga o, el más re­cien­te, Yelp.

“La tec­no­lo­gía es la rei­na”, sos­tie­ne John Fitz­gib­bon en el si­tio IPO Scoop.com. Se­gún da­tos de mar­zo, es­te ám­bi­to ha pro­ta­go­ni­za­do 37 ofer­tas ini­cia­les de ven­ta pú­bli­ca de ac­cio­nes en los úl­ti­mos do­ce me­ses, lo que le con­fie­re el li­de­ra­to. En tér­mino de re­torno por las ac­cio­nes, cin­co de es­tas OPV se co­lo­can en el top ten en es­te mis­mo pe­rio­do.

En la pren­sa es­ta­dou­ni­den­se se ci­tan tér­mi­nos co­mo “op­ti­mis­mo” o “hi­to” pa­ra re­la­tar el im- pac­to bur­sá­til de es­tos ne­go­cios en la nu­be. El Dow Jo­nes, des­pués de bai­lar arri­ba y aba­jo en los 13.000 pun­tos, por fin dur­mió en­ci­ma de esa ba­rre­ra el pa­sa­do día 28. Es­to no su­ce­día des­de ma­yo del 2008, a cua­tro me­ses de la caí­da de Leh­man Brot­hers.

A la jor­na­da si­guien­te, el Nas­daq al­can­zó los 3.000. Es­te ín­di­ce, en el que co­ti­zan las ma­yo­res de es­tas so­cie­da­des y te­rri­to­rio de las com­pa­ñías que ope­ran en in­ter­net, só­lo re­gis­tró una co­ta más al­ta al inicio de la pa­sa­da dé­ca­da. Lle­gó a 5.000 con la la bur­bu­ja de las pun­to­com.

No fal­tan los que re­cuer­dan que la efer­ves­cen­cia de Wall Street, la ca­lle más vo­lá­til del pla­ne­ta, no es si­nó­ni­mo de bue­na sa­lud eco­nó­mi­ca. Ben Ber­nan­ke, pre­si­den­te de la Re­ser­va Fe­de­ral (Fed), el ban­co cen­tral de Es­ta­dos Uni­dos, con­ti­núa ad­vir­tien­do que la sa­li­da a la gran re­ce­sión del 2008 se man­tie­ne len­ta en ex­ce­so, pe­se a que ca­da vez se crean más em­pleos y se in­cre­men­ta el con­su­mo.

“El sis­te­ma fi­nan­cie­ro no es­tá en bue­na for­ma, ¿pe­ro por qué in­sis­tir? Los stocks cre­cen y la eu­fo­ria por las IPO flo­ta en el ai­re”, es­cri­bió ha­ce po­co Jeff Som­mer en The New York Ti­mes.

Hay quien apun­ta atis­bos de una nue­va bur­bu­ja tec­no­ló­gi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.