ACS son­ríe con la in­te­gra­ción de Hoch­tief

La cons­truc­to­ra con­so­li­da las cuen­tas de la ale­ma­na

La Vanguardia - Dinero - - IBEX 35 - Con­chi La­fra­ya

El gru­po cons­truc­tor ACS son­ríe gra­cias a que des­de me­dia­dos del año pa­sa­do ha lo­gra­do con­so­li­dar las cuen­tas de su fi­lial ale­ma­na Hoch­tief.

Es­ta reali­dad le ha per­mi­ti­do di­bu­jar una ra­dio­gra­fía del 2012 más alen­ta­do­ra. La com­pa­ñía pre­si­di­da por Flo­ren­tino Pé­rez ca­mi­na ha­cia un pro­yec­to más in­dus­trial ba­sa­do en tres pi­la­res: cons­truc­ción, me­dio am­bien­te y ser­vi­cios in­dus­tria­les. Por ello, cen­tró par­te de su es­tra­te­gia del año pa­sa­do en des­in­ver­tir en ac­ti­vos no es­tra­té­gi­cos.

Ob­tu­vo fon­dos por 2.813 mi­llo­nes de eu­ros de la ven­ta de ac­ti­vos re­no­va­bles, au­to­pis­tas chi­le­nas, con­tra­tos de mi­ne­ría de Hoch­tief y al­gún ne­go­cio me­dioam­bien­tal. De ese im­por­te, 1.691 mi­llo­nes los de­di­có a fon­dos pro­pios y 1.122 mi­llo­nes a la re­duc­ción de deu­da li­ga­da a esos ac­ti­vos.

Por el con­tra­rio, ACS tie­ne te­mas pen­dien­tes que mar­ca­rán su lí­nea a se­guir du­ran­te es­te ejer­ci­cio. Por una par­te, es­tá muy pen­dien­te de la pró­xi­ma jun­ta de Iber­dro­la, fi­lial don­de con­tro­la el 18,5%, y du­ran­te las tres úl­ti­mas asam­bleas en Bil­bao se le ha ve­ta­do el pa­so al consejo. Has­ta aho­ra, la ma­yor par­te de sen­ten­cias fa­vo­re­ce a la eléc­tri­ca, pe­ro Pé­rez man­tie­ne la cal­ma y es­pe­ra que el tiem­po le de la ra­zón.

Tam­bién es­tá pen­dien­te de la de­ci­sión que to­me el Go­bierno res­pec­to a las pri­mas a las re­no­va­bles. Jun­to a Ac­cio­na y Aben­goa se les con­si­de­ra las aban­de­ra­das en de­fen­der dis­tin­tas tec­no­lo­gías ver­des y su re­tri­bu­ción. En fun­ción de por dón­de va­yan los ti­ros in­ver­ti­rá más o me­nos en es­tas tec­no­lo­gías. Ya se les ha bau­ti­za­do a es­te trío de em­pre­sas con el nom­bre de la Tri­ple A, fren­te al po­ten­te lobby de las cin­co eléc­tri­cas. Las pri­me­ras abo­gan fuer­te­men­te por la ener­gía ver­de; mien­tras que las eléc­tri­cas, pe­se a tener to­das di­vi­sión de re­no­va­bles, con­si­de­ran que pro­du­cir ener­gía a par-

ACS re­ci­bi­rá un ba­lón de oxí­geno al obli­gar a los ayun­ta­mien­tos a que pa­guen a los pro­vee­do­res

tir de las nu­clea­res, las cen­tra­les hi­dráu­li­cas o los ci­clos com­bi­na­dos es más eco­nó­mi­co pa­ra es­tos mo­men­tos de­li­ca­dos de la cri­sis. Y, por lo tan­to, hay que re­du­cir las sub­ven­cio­nes a las re­no­va­bles o no pri­mar­les de for­ma tan sig­ni­fi­ca­ti­va co­mo has­ta aho- ra. Teo­ría que no com­par­te ACS.

En­tre las me­di­das que ba­ra­ja el Go­bierno no se des­car­ta que to­das las em­pre­sas ge­ne­ra­do­ras de elec­tri­ci­dad asu­man par­te de la fi­nan­cia­ción del dé­fi­cit ta­ri­fa­rio, ACS po­dría en­trar en el sa­co.

Sea co­mo sea, el gru­po cons­truc­tor tie­ne cla­ro que su sa­voir fai­re es la cons­truc­ción y la con­ce­sión de au­to­pis­tas. Y, por lo tan­to, por ahí tie­ne que pa­sar su fu­tu­ro. De he­cho, ha in­cre­men­ta­do su car­te­ra de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va, con lo que tie­ne ga­ran­ti­za­das obras pa­ra los pró­xi­mos 22 me­ses.

Por otra par­te, el gru­po anun­ció que en­tre las ad­mi­nis­tra­cio­nes au­to­nó­mi­cas y lo­ca­les le de­ben 2.200 mi­llo­nes. La me­di­da di­se­ña­da por Mon­to­ro pa­ra que los ayun­ta­mien­tos pa­guen a los pro­vee­do­res se­rá un ba­lón de oxí­geno pa­ra el gru­po de Pé­rez, ya que en­tre las gran­des cons­truc­to­ras es la com­pa­ñía a la que más di­ne­ro se le adeu­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.