DE­BI­LI­DAD DEL IBEX: ¿UNA OPOR­TU­NI­DAD?

La Vanguardia - Dinero - - IBEX 35 -

Des­pués de un dé­bil mes de fe­bre­ro el Ibex si­gue man­te­nien­do un com­por­ta­mien­to ne­ga­ti­vo, ale­ja­do de los avan­ces que han re­gis­tra­do los ín­di­ces de la zo­na euro y los de las prin­ci­pa­les bol­sas in­ter­na­cio­na­les. Mien­tras el res­to de los mer­ca­dos han con­so­li­da­do el rally al­cis­ta re­gis­tra­do des­de prin­ci­pios de año, nues­tro ín­di­ce no reac­cio­na a las no­ti­cias fa­vo­ra­bles y en cam­bio so­bre­pon­de­ra las ne­ga­ti­vas. El re­sul­ta­do es que es­ta­mos acu­mu­lan­do en lo que lle­va­mos de año un re­tro­ce­so del 3%.

La ex­pli­ca­ción a es­ta no­ta­ble di­fe­ren­cia de com­por­ta­mien­to la de­be­mos en­con­trar tan­to en las es­ti­ma­cio­nes de los da­tos ma­cro que so­bre nues­tro país se han pu­bli­ca­do, co­mo en los re­sul­ta­dos en el 2011 de las em­pre­sas del Ibex, a sus ex­pec­ta­ti­vas y a su ni­vel de en­deu­da­mien­to en ba­lan­ce.

Re­cien­te­men­te se ha pu­bli­ca­do el re­su­men de los be­ne­fi­cios del 2011 ob­te­ni­dos por las em­pre­sas es­pa­ño­las co­ti­za­das. Cen­trán­do­nos en las com­pa­ñías del Ibex, los re­sul­ta­dos del año han su­fri­do una re­duc­ción del 34% res­pec­to a los del año 2010. El re­tro­ce­so más im­por­tan­te se pro­du­jo en el cuar­to tri­mes­tre, pe­rio­do en el que los be­ne­fi­cios de las em­pre­sas del Ibex35 ca­ye­ron más del 70% res­pec­to al año an­te­rior.

Por lo que res­pec­ta al ni­vel de en­deu­da­mien­to he­mos de des­ta­car que el Ibex 35 es el ín­di­ce cu­yas em­pre­sas pre­sen­tan el ni­vel más ele­va­do de Eu­ro­pa. La deu­da ne­ta de las com­pa­ñías no fi­nan­cie­ras del Ibex 35 es de 235.000 mi­llo­nes de eu­ros y ello re­pre­sen­ta en es­tos mo­men­tos tan­to un pro­ble­ma pa­ra su re­fi­nan­cia­ción, y por tan­to pa­ra el desa­rro­llo sos­te­ni­do de su ac­ti­vi­dad, co­mo pa­ra la ge­ne­ra­ción li­bre de ca­ja que per­mi­ta un nor­mal re­par­to de di­vi­den­dos.

AS­PEC­TOS PO­SI­TI­VOS

Pe­ro en aras a bus­car as­pec­tos po­si­ti­vos de­be­mos se­ña­lar que en el úl­ti­mo tri­mes­tre, que tan­to ha pe­sa­do en los re­sul­ta­dos del 2011, las com­pa­ñías del Ibex 35 con­ta­bi­li­za­ron la ma­yor par­te de los re­sul­ta­dos ex­tra­or­di­na­rios ne­ga­ti­vos, rea­li­za­ron ajus­tes con­ta­bles de su fon­do de co­mer­cio y de sus ac­ti­vos in­mo­bi­lia­rios, y ade­lan­ta­ron pro­vi­sio­nes y gas­tos de re­es­truc­tu­ra­ción, et­cé­te­ra. Al­gu­nas de es­tas úl­ti­mas par­ti­das co­rres­pon­dían al ejer­ci­cio 2012, por lo que en prin­ci­pio se pue­de afir­mar que las em­pre­sas co­ti­za­das ini­cian el año con buen ni­vel de sa­nea­mien­to.

Tam­bién de­be­mos des­ta­car, co­mo he­cho po­si­ti­vo, el que la prác­ti­ca to­ta­li­dad de las com­pa­ñías del Ibex 35 ha­yan se­gui­do ga­nan­do tamaño en el ex­te­rior. Su fac­tu­ra­ción in­ter­na­cio­nal re­pre­sen­ta ya el 60% del to­tal y en el 2011 cre­ció en un 20%, mien­tras que en el mer­ca­do in­te­rior tan só­lo en un 3,5%. Ello ha per­mi­ti­do y per­mi­ti­rá com­pen­sar en par­te la de­bi­li­dad de la de­man­da in­ter­na, así co­mo me­jo­rar los már­ge­nes de ex­plo­ta­ción.

Hoy la in­ver­sión en la bol­sa es­pa­ño­la es­tá a ni­ve­les muy ba­jos y los ac­ti­vos bur­sá­ti­les in­fra­va­lo­ra­dos

Otro fac­tor po­si­ti­vo que con­si­de­rar es que las com­pa­ñías es­pa­ño­las lle­van me­ses re­du­cien­do su ni­vel de en­deu­da­mien­to. Al­gu­nas han he­cho un es­fuer­zo más agre­si­vo que otras, pe­ro el re­sul­ta­do glo­bal es que las com­pa­ñías no fi­nan­cie­ras del Ibex 35 re­du­je­ron su deu­da ne­ta en más de 11.400 mi­llo­nes de eu­ros, ca­si un 5% res­pec­to al en­deu­da­mien­to del 2010.

Por tan­to, des­con­ta­das las dé­bi­les pers­pec­ti­vas de cre­ci­mien­to de nues­tra economía, asu­mi­dos los ajus­tes, las re­for­mas y acep­tan­do co­mo vá­li­das las pre­vi­sio­nes de que la re­duc­ción de be­ne­fi­cios de las com­pa­ñías del Ibex va a ser nu­la o muy in­fe­rior a la del ejer­ci­cio pa­sa­do, si per­sis­te la di­fe­ren­cia de com­por­ta­mien­to del Ibex 35 res­pec­to al res­to de ín­di­ces pue­de ser una bue­na opor­tu­ni­dad de com­pra que no de­be­ría­mos des­apro­ve­char.

He­mos de se­ña­lar que en es­tos mo­men­tos la in­ver­sión en bol­sa es­pa­ño­la es­tá a ni­ve­les muy ba­jos y los ac­ti­vos bur­sá­ti­les in­fra­va­lo­ra­dos. Tam­bién de­be­mos apun­tar que la li­qui­dez del mer­ca­do es­tá ase­gu­ra­da por la nue­va y re­cien­te subas­ta del BCE.

Por tan­to, las caí­das que pue­da re­gis­trar nues­tra bol­sa, de­ben ser con­tem­pla­das co­mo se ha apun­ta­do co­mo una opor­tu­ni­dad de com­pra ba­sa­da en las ba­jas va­lo­ra­cio­nes de las em­pre­sas y en las ba­jas ex­pec­ta­ti­vas que la ren­ta va­ria­ble es­pa­ño­la tie­ne en es­tos mo­men­tos en­tre los in­ver­so­res pro­fe­sio­na­les. La es­tra­te­gia más ade­cua­da se­rá sin du­da la se­lec­ción de va­lo­res que ten­gan pre­sen­cia en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les, que ten­gan ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar be­ne­fi­cios y que reali­cen una co­rrec­ta po­lí­ti­ca de re­tri­bu­ción al ac­cio­nis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.