So­to­gran­de, más ase­qui­ble

El pre­cio de las pro­pie­da­des de la lu­jo­sa ur­ba­ni­za­ción ga­di­ta­na ha caí­do en más de un 30%

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - An­na Ca­ba­ni­llas

Ao­ri­llas del es­tre­cho de Gi­bral­tar, en el mu­ni­ci­pio ga­di­tano de San Ro­que, se en­cuen­tra una de las ur­ba­ni­za­cio­nes más co­ti­za­das de la Cos­ta del Sol. Con­ver­ti­do en el cen­tro de la jet set des­de me­dia­dos de los años se­sen­ta, mo­men­to en el que el em­pre­sa­rio nor­te­ame­ri­cano Jo­seph Mic­king se enamo­ró de la am­pli­tud y be­lle­za del privilegiado en­cla­ve y com­pró la fin­ca Pa­nia­gua de 1800 hec­tá­reas pa­ra pro­yec­tar uno de los com­ple­jos tu­rís­ti­cos más ex­clu­si­vos del sur de Eu­ro­pa, So­to­gran­de cum­ple me­dio si­glo de vi­da en buen es­ta­do de for­ma.

Sus tem­pe­ra­tu­ras agra­da­bles du­ran­te la ma­yor par­te del año, la se­gu­ri­dad y pri­va­ci­dad que pre­sen­ta, sus bue­nas co­mu­ni­ca­cio­nes con di­ver­sos pun­tos de la pe­nín­su­la Ibé­ri­ca, así co­mo con Gi­bral­tar y el nor­te de Áfri­ca, y la pre­sen­cia de di­ver­sos co­le­gios in­ter­na­cio­na­les, con­vir­tie­ron en po­co tiem­po al lu­jo­so com­ple­jo, en el há­bi­tat idó­neo de múl­ti­ples per­so­na­li­da­des del mun­do de las fi­nan­zas, la aris­to­cra­cia, la cul­tu­ra, el es­pec­tácu­lo y el deporte. “El per­fil de per­so­nas que eli­gen So­to­gran­de pa­ra vi­vir o ve­ra­near sue­len ser em­pre­sa­rios y gen­te adi­ne­ra­da re­ti­ra­da, o bien en ac­ti­vo, de España y de pun­tos del nor­te de Eu­ro­pa co­mo los paí­ses nór­di­cos, el Reino Uni­do o Ru­sia, que vie­nen en bus­ca del buen tiem­po, la tran­qui­li­dad y el am­bien­te se­lec­to que se res­pi­ra aquí”, ex­pli­ca Ro­cío Mo­reno, de la agen­cia in­mo­bi­lia­ria es­pe­cia­li­za­da en pro­pie­da­des de lu­jo Bris­tow Pro­perty Group.

Sin du­da, y des­de sus ini­cios, el deporte ha si­do uno de los ras­gos dis­tin­ti­vos del ADN de So­to­gran­de, que le ha lle­va­do a con­ver­tir­se en to­da una me­ca pa­ra los afi­cio­na­dos a de­por­tes co­mo el golf, el po­lo, el te­nis, el pá­del, la equitación, la ve­la o el chár­ter de pes­ca. “So­to­gran­de, que cuenta con un lu­jo­so puer­to de­por­ti­vo, cin­co cam­pos de golf, club de te­nis, un cen­tro ecues­tre, un club náu­ti­co y di­ver­sos cen­tros de well­ness, ofre­ce un es­ti­lo de vi­da ex­clu­si­vo

Bris­tow Pro­perty Group ven­de es­ta man­sión con pis­ci­na. A par­tir de es­ta vi­lla ubi­ca­da en el So­to­gran­de Cos­ta por

Ima­gen aé­rea de la nue­va pro­mo­ción de apar­ta­men­tos en Ri­be­ra de Mar­lin. A par­tir de un apar­ta­men­to con una su­per­fi­cie de 100 m2 y re­ple­to de po­si­bi­li­da­des, tan­to pa­ra pa­sar unas agra­da­bles va­ca­cio­nes co­mo pa­ra vi­vir que, aho­ra más que nun­ca, es­tá al al­can­ce de más bol­si­llos”, de­cla­ra la di­rec­to­ra de mar­ke­ting de So­to­gran­de, Re­yes Macías.

Y es que, tal co­mo apun­tan los ex­per­tos, la cri­sis tam­bién ha he­cho me­lla en la pri­vi­le­gia­da zo­na, pro­vo­can­do que el pre­cio de las pro­pie­da­des ha­ya caí­do, en la gran ma­yo­ría de ca­sos, en más de un 30%. Así, en la ac­tua­li­dad, por po­co más de 350.000 eu­ros se pue­de ad­qui­rir un apar­ta­men­to de 100 m2 en pri­me­ra lí­nea de mar; al­go que ha­ce cua­tro años hu­bie­se cos­ta­do la frio­le­ra de 600.000 eu­ros. “Po­seer una pro­pie­dad in­mo­bi­lia­ria en So­to­gran­de nun­ca ha­bía es­ta­do tan cer­ca co­mo aho­ra cuan­do, por ejem­plo, por 385.000 eu­ros se pue­de ad­qui­rir un apar­ta­men­to en Ri­be­ra de Mar­lin, una de las pro­mo­cio­nes más nue­vas de So­to­gran­de que cuenta con múl­ti­ples co­mo­di­da­des, co­mo gim­na­sio pri­va­do, pis­ci­na in­te­rior cli­ma­ti­za­da y, por su­pues­to, es­plén­di­das vis­tas al mar”, acla­ra Macías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.