BMW li­de­ra las ven­tas

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

El mun­do de las mar­cas de lu­jo es un con­glo­me­ra­do con múl­ti­ples agen­tes y con cua­tro gru­pos en el nú­cleo cen­tral: BMW (BMW y Rolls Roy­ce), las mar­cas pre­mium del gru­po Volks­wa­gen (Au­di, Bentley, Lam­borg­hi­ni y Pors­che), Fiat (Fe­rra­ri y Ma­se­ra­ti) y Daim­ler Benz (Mer­ce­des). Jun­to a ellas em­pu­jan con fuer­za nom­bres de pres­ti­gio co­mo Ja­guar, Ca­di­llac, Le­xus o As­ton Mar­tin. Por vo­lu­men de ven­tas, BMW es el líder, con 1,67 mi­llo­nes de vehícu­los en el 2011 (+14%), aun­que se­gui­da muy de cer­ca por Au­di y Mer­ce­des.

Los tres es­tan­dar­tes ale­ma­nes han te­ni­do be­ne­fi­cios ré­cord: BMW ca­si 5.000 mi­llo­nes, un 51% más; Au­di, 4.440 mi­llo­nes, un 69% más, y Mer­ce­des 835 mi­llo­nes, un 85% más. En la mis­ma lí­nea, Pors­che ga­nó 2.045 mi­llo­nes, un 22% más. China es la pri­me­ra fuen­te de esa al­ta ren­ta­bi­li­dad, co­mo ex­pli­ca Juan Jo­sé Díaz-ruiz, pre­si­den­te de J.J. Díaz-ruiz and Part­ners, que tam­bién atri­bu­ye el cre­ci­mien­to de las mar­cas pre­mium a su en­tra­da en el te­rreno de los fa­bri­can­tes ge­ne­ra­lis­tas con mo­de­los más com­pac­tos y más ase­qui­bles. Co­mo ejem­plo, se­ña­la que ca­si el 40% de las ven­tas de Au­di y de BMW son de sus mo­de­los más pe­que­ños (el A-3 y la Se­rie 3). que es­tán en torno a los 30.000 eu­ros.

Aun­que el mer­ca­do chino ha em­pe­za­do a ra­len­ti­zar­se y al mis­mo tiem­po se ha acre­cen­ta­do la com­pe­ten­cia y la pre­sión so­bre los pre­cios, de mo­men­to pa­ra ganar di­ne­ro es im­pres­cin­di­ble es­tar en el gi­gan­te asiá­ti­co. Allí, don­de la cul­tu­ra au­to­mo­vi­lís­ti­ca es­tá to­da­vía po­co desa­rro­lla­da en com­pa­ra­ción con Eu­ro­pa, se ven­de de to­do.

“As­ton Mar­tin va a ins­ta­lar en Shang­hai un con­ce­sio­na­rio de 8.000 me­tros cua­dra­dos, más que la su­ma de todos los con­ce­sio­na­rios que tie­ne en to­da Eu­ro­pa Oc­ci­den­tal”, ex­pli­ca Joan Pla, di­rec­tor ge­ne­ral del gru­po Qua­dis, que tie­ne en la Zo­na Fran­ca de Bar­ce­lo­na el ma­yor pun­to de ven­ta de vehícu­los de lu­jo en España.

Pla ma­ti­za el su­pues­to es­plen­dor del lu­jo en España, pues sos­tie­ne que el top (el que ha cre­ci­do un 83%) no de­ja de ser un seg­men­to muy pe­que­ño que con unas po­cas uni­da­des de más o de me­nos re­fle­ja unas va­ria­cio­nes por­cen­tua­les es­pec­ta­cu­la­res. Lo que sí que ha de­tec­ta­do es una “mul­ti­lo­ca­li­za­ción de clien­tes”, ciu­da­da­nos ex­tran­je­ros que com­pran en España, al­gu­nos por­que es­tán afin­ca­dos y otros por­que aquí re­sul­ta más fá­cil ob­te­ner el vehícu­lo. “En Ale­ma­nia hay me­nos stocks y aquí hay que es­pe­rar me­nos”, ex­pli­ca.

“Se ga­na di­ne­ro en Asia y pun­to”, aña­de Jo­sé Luis Por­té, dis­tri­bui­dor de Vol­vo, otra de las mar­cas in­clui­das en la al­ta ga­ma. “En España la reali­dad es que aho­ra se ven­den la mi­tad de co­ches que en el 2007. Y eso afec­ta a todos, a los ge­ne­ra­lis­tas y a los de ga­ma al­ta”, afir­ma. ches de lu­jo eran los cons­truc­to­res y los in­mo­bi­lia­rios”, ex­pli­ca un di­rec­ti­vo de uno de los prin­ci­pa­les con­ce­sio­na­rios pre­mium. Aho­ra los clien­tes más evi­den­tes son los de­por­tis­tas, al­gu­nos pro­fe­sio­na­les de éxi­to y, co­mo gran no­ve­dad, al­gu­nos co­lec­ti­vos de ex­tran­je­ros afin­ca­dos en España. Léa­se ru­sos y chi­nos. Bas­ta dar­se una vuel­ta por Bar­ce­lo­na pa­ra com­pro­bar el al­to por­cen­ta­je de Mer­ce­des con­du­ci­dos por un ciu­da­dano chino. O ver có­mo se ha­bla ru­so en los es­ta­ble­ci­mien­tos más lu­jo­sos de pa­seo de Grà­cia.

Los clien­tes au­tóc­to­nos son otra co­sa. “Aho­ra no to­ca apa­ren­tar, no es co­ol, hay pu­dor y al mis­mo tiem­po hay un te­mor al con­trol so­cial de los sig­nos de ri­que­za en las ac­tua­les cir­cuns­tan­cias. Y por eso hay bas­tan­tes clien­tes que se des­pren­den de su de­por­ti­vo o de su Mer­ce­des, aun­que eco­nó­mi­ca­men­te no lo ne­ce­si­tan”, ex­pli­can las mis­mas fuen­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.