Ban­que­ros lo­cos o qui­zá vi­sio­na­rios

En me­dio de la ma­yor cri­sis fi­nan­cie­ra, un gru­po fran­cés alia­do con el Po­pu­lar y una ca­ja na­cio­na­li­za­da, pró­xi­ma a ser subas­ta­da, lan­zan un nue­vo pro­yec­to en España

La Vanguardia - Dinero - - FINANZAS - La­lo Agus­ti­na

La re­es­truc­tu­ra­ción del sec­tor fi­nan­cie­ro es­tá re­du­cien­do de for­ma drás­ti­ca el nú­me­ro de en­ti­da­des en España y plan­tea a los ges­to­res de los gru­pos fu­sio­na­dos el di­le­ma de qué ha­cer con las mar­cas he­re­da­das del pa­sa­do mien­tras in­ten­tan li­diar con el au­ge de la mo­ro­si­dad, la caí­da del ne­go­cio y la pre­sión re­gu­la­to­ria. Todos se es­tán ju­gan­do su fu­tu­ro, que con­ti­núa sien­do in­cier­to.

En es­te con­tex­to, dos en­ti­da­des con mo­ti­va­cio­nes ab­so­lu­ta­men­te opues­tas se han atre­vi­do a lan­zar sen­dos pro­yec­tos nue­vos en España. Y las dos, por cau­sas tam­bién muy di­fe­ren­tes, son ex­tra­or­di­na­ria­men­te lla­ma­ti­vas. La pri­me­ra es la de Cré­dit Mu­tuel, ban­co fran­cés que creó una fi­lial en España en oc­tu­bre del 2010 de la mano del Po­pu­lar y que antes de las pa­sa­das Na­vi­da­des –más de un año des­pués– bau­ti­zó co­mo Tar­go­bank. El ban­co cuenta con 123 ofi­ci­nas que le so­bra­ban al ban­co es­pa­ñol, con el que com­par­te el pro­yec­to, y ac­ti­vos de po­co más de 2.000 mi­llo­nes. Es po­si­ble que es­ta red se in­cre­men­te con más ofi­ci­nas una vez que el Po­pu­lar de­fi­na, en el mar­co de su ab­sor­ción del Pas­tor, cuán­tas le so­bran en es­ta nue­va fase.

Ofi­cial­men­te, la idea de Tar­go­bank es apro­ve­char las opor­tu­ni­da­des de cre­ci­mien­to que ofre­ce la re­es­truc­tu­ra­ción del sec­tor pa­ra crear una fran­qui­cia que ha­ga ban­ca co­mer­cial en España y que sir­va a Cré­dit Mu­tuel pa­ra am­pliar su ne­go­cio en el ex­te­rior. Lo cu­rio­so del ca­so es que es­te ate­rri­za­je se pro­du­ce en un mo­men­to en el que el país es­tá en su re­ce­sión más pro­fun­da y arre­cian las du­das des­de el ex­te­rior. El res­to de la ban­ca ex­tran­je­ra ni se plan­tea cre­cer en España. En cuan­to a Tar­go­bank, en año y me­dio de exis­ten­cia no ha da­do se­ña­les de vi­da, no ha ex­pli­ca­do pú­bli­ca­men­te su pro­yec­to y su vi­si­bi­li­dad es nu­la. “No hay nin­gu­na pri­sa”, co­men­tan fuen­tes co­no­ce­do­ras del pro­yec­to, que re­pi­ten una y otra vez que se tra­ta de un apues­ta a lar­go pla­zo.

Pe­ro si Tar­go­bank ha sor­pren­di­do por su apues­ta en es­te mo­men­to, el pa­so da­do por No­va Ga­li­cia –ca­ja na­cio­na­li­za­da en la que el Es­ta­do, a tra­vés del Fon­do de Re­es­truc­tu­ra­ción Or­de­na­da Ban­ca­ria (FROB), tie­ne un 93% del ca­pi­tal– ha de­ja­do des­co­lo­ca­do a to­do el mun­do. La en­ti­dad aca­ba de lan­zar EVO, un nue­vo ban­co que só­lo ope­ra­rá fue­ra de Ga­li­cia, León y As­tu­rias y que na­ce con 120 ofi­ci­nas re­par­ti­das por to­das España. El pro­yec­to cuenta con la ben­di­ción del Ban­co de España, pre­sen­te en el con- se­jo de ad­mi­nis­tra­ción de No­va Ga­li­cia, y ya lle­va dos se­ma­nas en los me­dios pa­ra dar a co­no­cer su mar­ca y su fi­lo­so­fía. Su pre­sen­cia no es tes­ti­mo­nial: “Va­mos a es­tar en­tre los diez pri­me­ros anun­cian­tes del mo­men­to”, di­cen en el ban­co neo­na­to.

La mar­ca EVO se aso­cia a evo­lu­ción, aun­que Jo­sé Luis Abe­llei­ra, su pri­mer eje­cu­ti­vo, re­mar­ca que eti­mo­ló­gi­ca­men­te sig­ni­fi­ca “de du­ra­ción eter­na”. El tiem­po di­rá si es el ca­so, pe­ro mien­tras tan­to la pregunta más re­pe­ti­da es­tos días es si tie­ne al­gún sen­ti­do

Una de las 120 ofi­ci­nas que aho­ra lu­cen la mar­ca EVO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.