La re­con­ver­sión de los pa­ga­rés

La ban­ca es­pa­ño­la se re­di­ri­ge ha­cia los par­ti­cu­la­res pa­ra co­lo­car 46.000 mi­llo­nes de eu­ros

La Vanguardia - Dinero - - FINANZAS - Ser­gio He­re­dia

Al in­ver­sor hay que ex­pli­cár­se­lo me­jor, con más cui­da­do. Pe­ro al fi­nal, la com­ple­ji­dad del pa­ga­ré es re­la­ti­va. El mi­no­ris­ta lo en­tien­de y lo asu­me: los pa­ga­rés fun­cio­nan”.

Es ri­gu­ro­sa­men­te cier­ta la apre­cia­ción de Alberto del Cid, di­rec­tor ge­ne­ral fi­nan­cie­ro de Ban­ca March. La economía fi­nan­cie­ra va bai­lan­do, y ese bai­le abre nue­vos es­ce­na­rios y re­plan­tea nue­vos pro­duc­tos. Así que, de vez en cuan­do, flo­re­cen otros tér­mi­nos. O, sim­ple­men­te, se re­ci­clan. Por tra­di­ción, el mi­no­ris­ta (in­ver­sor par­ti­cu­lar) es­tá acos­tum­bra­do a re­co­ger no­ti­cias acer­ca de de­pó­si­tos, de fon­dos de in­ver­sión o de pla­nes de pen­sio­nes. De los pa­ga­rés, has­ta aho­ra, ape­nas le ha­bían ha­bla­do: el pa­ga­ré for­ma­ba par­te de otro mun­do, el que aten­día a los clien­tes ma­yo­ris­tas, co­mo fon­dos de in­ver­sio­nes o com­pa­ñías de se­gu­ros...

Por di­ver­sos mo­ti­vos, el es­ce­na­rio se ha al­te­ra­do. Tam­po­co hay que exa­ge­rar: se­gui­mos ha­bi­tan­do el uni­ver­so de los de­pó­si­tos y de los fon­dos de in­ver­sión. Sin em­bar­go, los pa­ga­rés, que se emi­ten a pla­zos va­ria­bles que os­ci­lan en­tre los tres y los 24 me­ses, se van ha­cien­do un hue­co, al am­pa­ro de va­rias lí­neas ar­gu­men­ta­les: no vie­nen pe­na­li­za­dos por el Fon­do de Ga­ran­tía de De­pó­si­tos (FGD) y por ese mis­mo mo­ti­vo ofre­cen ren­ta­bi­li­da­des in­tere­san­tes, con fre­cuen­cia su­pe­rio­res al 3%, por en­ci­ma de lo que plan­tea el res­to de pro­duc­tos (des­de el año pa­sa­do, el Go­bierno, a tra­vés de la cir­cu­lar 3/2011 del Ban­co de España, ha li­mi­ta­do la ren­ta­bi­li­dad de los de­pó­si­tos, de­ci­sión que pre­ten­de apa­ci­guar la gue­rra abier­ta en­tre en­ti­da­des por es­tos pro­duc­tos).

“Co­mo no res­pon­den an­te el FGD, los pa­ga­rés tie­nen más ries­gos. Pe­ro tam­bién dan más ren­ta­bi­li­dad al clien­te y a me­nor cos­te pa­ra la en­ti­dad”, ad­mi­te Del Cid, de Ban­ca March. “Hoy por hoy, las ofer­tas por los pa­ga­rés son muy atrac­ti­vas”, di­ce una fuen­te del Ban­co Po­pu­lar, una de las fir­mas más im­pli­ca­das en la trans­for­ma­ción.

No es que las en­ti­da­des se ha­yan pues­to de acuer­do, pe­ro al­go de­ben de ha­ber vis­to en es­ta co­rrien­te de nue­vo cuño. En el úl­ti­mo año, la ban­ca es­pa­ño­la ha co­lo­ca­do al­re­de­dor de 46.000 mi­llo­nes de eu­ros en pro­gra­mas vin­cu­la­dos a pa­ga­rés, se­gún da­tos de AIAF, Mer­ca­do de Ren­ta Fi­ja. San­tan­der, BBVA, Cai­xa Bank y Po­pu­lar se en­cuen­tran a la ca­be­za de es­tos pro­gra­mas, aun­que no todos los

“Dan más ren­ta­bi­li­dad al clien­te a me­nor cos­te pa­ra la en­ti­dad”, ad­mi­te un ana­lis­ta de Ban­ca March

con­si­de­ran su pie­dra fi­lo­so­fal.

“Los pa­ga­rés no son un pro­duc­to que en­tre en nues­tro eje cen­tral de ne­go­cio –ad­mi­te una fuen­te de Cai­xa Bank, con un pro­gra­ma muy agre­si­vo a fi­na­les del 2011–. En otro mo­men­to, los ofre- cía­mos a unas re­mu­ne­ra­cio­nes más al­tas, de has­ta un 4,5%. Aho­ra, es­ta­mos en­tre el 3 y el 3,5%”.

Otras fir­mas, hoy en día, van más fuer­tes. “Nues­tro pro­gra­ma de pa­ga­rés fun­cio­na muy bien. Es­pe­cial­men­te, en el pla­zo a do­ce me­ses. Pa­ra no­so­tros, son un buen com­ple­men­to a nues­tra ga­ma de pro­duc­tos”, di­ce una fuen­te de Ban­kia, que ha co­lo­ca­do 4.200 mi­llo­nes de eu­ros en cin­co me­ses. “No­so­tros es­ta­mos so­bre las ci­fras que es­pe­rá­ba­mos: he­mos co­lo­ca­do más de 600 de los 1.000 mi­llo­nes de eu­ros emi­ti­dos”, ex­pli­ca Del Cid, de Ban­ca March. “Los pa­ga­rés fun­cio­nan bien”, abun­dan fuen­tes del San­tan­der, que lan­zó una pri­me­ra emi­sión de 5.000 mi­llo­nes, antes de de­ci­dir­se a am­pliar­la, pa­ra ren­ta­bi­li­da­des que os­ci­lan en­tre el 2,5% (ven­ci­mien­to a tres me­ses) y el 3,2% (dos años). “Jun­to con el de­pó­si­to Ga­sol, nues­tro pro­gra­ma de pa­ga­rés es muy in­ten­so –di­cen fuen­tes del Po­pu­lar, con una lí­nea de pa­ga­rés re­mu­ne­ra-

En par­ti­cu­lar, San­tan­der, Cai­xa Bank, BBVA y Po­pu­lar an­dan in­mer­sos en la ba­ta­lla por cap­tar in­ver­so­res

dos al 4,5%–. En es­te ca­so, va di­ri­gi­da a clien­tes con dis­po­si­ción de fon­dos, que bus­can ren­ta­bi­li­da­des in­tere­san­tes con po­co ries­go, más bien con­ser­va­dor. En reali­dad, se tra­ta de mi­no­ris­tas muy si­mi­la­res a los del de­pó­si­to”.

“Es evi­den­te que hay que di­ver­si­fi­car –di­ce Ar­tu­ro Car­va­jal, je­fe de pla­ni­fi­ca­ción co­mer­cial de BMN, in­sis­tien­do en la re­gla bá­si­ca del in­ver­sor–. Hay que tener un po­qui­to en pa­ga­rés, otro po­qui­to en de­pó­si­tos, otro po­qui­to en fon­dos...”.

Só­lo así, opi­na, se re­tie­ne a un in­ver­sor mi­no­ris­ta. “Pa­ra no­so­tros, el pro­gra­ma de pa­ga­rés (10.000 eu­ros al 3,40%; 50.000 al 4,00%, am­bos a do­ce me­ses) res­pon­de a una es­tra­te­gia de­fen­si­va. Lan­za­mos pro­duc­tos que nos per­mi­tan man­te­ner a clien­tes que bus­can de­ter­mi­na­das ci­fras de ren­ta­bi­li­dad: mu­chos de ellos es­tán asus­ta­dos, so­bre to­do por los vai­ve­nes de los mer­ca­dos. Los pa­ga­rés les brin­dan se­gu­ri­dad”.

PAUL HAC­KETT / REUTERS

Los pa­ga­rés, que se emi­ten a pla­zos va­ria­bles, se van ha­cien­do un hue­co en­tre los clien­tes ban­ca­rios

Los emi­so­res de pa­ga­rés

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.