“Sen­tí que mi ci­clo ha­bía aca­ba­do”

La Vanguardia - Dinero - - EMPLEO -

Xa­vier Ri­ve­ro, de 51 años, lle­va­ba más de 20 años tra­ba­jan­do en una mul­ti­na­cio­nal far­ma­céu­ti­ca. Di­vor­cia­do y con un hi­jo de 15 años, cum­plir los 50 le pro­vo­có un cam­bio de chip. “Sen­tí que mi ci­clo ha­bía con­clui­do y que ne­ce­si­ta­ba un cam­bio: las opor­tu­ni­da­des in­ter­nas no me ape­te­cían, así que me des­vin­cu­lé del tra­ba­jo y me to­mé un pe­rio­do de re­fle­xión pa­ra de­ci­dir qué ha­ría cuan­do fue­se ‘ma­yor’”, bro­mea.

¿Có­mo se le ocu­rrió em­pren­der?

Es­tu­ve acla­ran­do mis ideas con la ayu­da de una con­sul­to­ría de outplacement. Ha­bía mu­chas co­sas que que­ría pro­bar: des­de con­ti­nuar en el mun­do far­ma­céu­ti­co has­ta mon­tar una ca­sa ru­ral y ha­cer ru­tas pa­leon­to­ló­gi­cas, o to­do al mis­mo tiem­po.

¿De dón­de sur­gió la idea ne­go­cio?

Un ami­go que tra­ba­ja en una ven­tu­re ca­pi­tal me ha­bló de Sa­ge­tis Bio­tech, un spin-off del IQS que aca­ba­ba de em­pe­zar y que te­nía una pla­ta­for­ma tec­no­ló­gi­ca de na­no­par­tí­cu­las ca­pa­ces de atra­ve­sar la ba­rre­ra del ce­re­bro. Me di­jo que les ven­dría bien tener la opi­nión de al­guien con ex­pe­rien­cia en desa­rro­llar fár­ma­cos des­de ce­ro, así que con­tac­té con ellos. Hu­bo quí­mi­ca y me ten­ta­ron con la idea de ca­pi­ta­li­zar el tra­ba­jo en ac­cio­nes de la com­pa­ñía y con­ver­tir­me en so­cio pro­mo­tor. ¡La idea de po­der desa­rro­llar un fár­ma­co no­ve­do­so en cán­cer de ce­re­bro era muy ten­ta­do­ra!

¿Có­mo reac­cio­nó su en­torno cuan­do ex­pli­có su cam­bio de rum­bo?

Los que te quie­ren desean lo me­jor pa­ra ti. Siem­pre me sen­tí apo­ya­do, eso es muy im­por­tan­te.

¿Qué obs­tácu­los se en­con­tró?

Fue una aven­tu­ra apa­sio­nan­te. El prin­ci­pal es­co­llo es­ta­ba en la fi­nan­cia­ción: pa­sa­mos por un mo­men­to di­fí­cil, pe­ro con­se­gui­mos cer­ca de dos mi­llo­nes de eu­ros en­tre ayu­das pú­bli­cas y pri­va­das.

¿Qué di­fe­ren­cias cree que hay en­tre em­pren­der a los 25 años y a los 50?

Me con­si­de­ro un jo­ven de 51, ¡así que no sé si hay mu­chas di­fe­ren­cias! El so­cio prin­ci­pal y di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la com­pa­ñía tie­ne 26 años y es in­fa­ti­ga­ble, te­naz, per­sua­si­vo. Yo, por mi par­te, me sien­to co­mo un ni­ño con za­pa­tos nue­vos.

¿Có­mo va­lo­ra la ex­pe­rien­cia?

Ex­tra­or­di­na­ria­men­te po­si­ti­va. Em­pren­der es ver có­mo cre­ce tu pro­yec­to, que se ge­ne­ran pues­tos de tra­ba­jo, tener la es­pe­ran­za de con­tri­buir a la sa­lud de las per­so­nas con al­go no­ve­do­so. Un sue­ño. Lo peor es la in­cer­ti­dum­bre de po­der apor­tar va­lor su­fi­cien­te co­mo pa­ra ase­gu­rar la si­guien­te ron­da de fi­nan­cia­ción. Y eso só­lo se con­si­gue con mu­cho tra­ba­jo, un equi­po muy pro­fe­sio­nal y un po­co de suer­te.

AR­CHI­VO

Xa­vier Ri­ve­ro, em­pren­de­dor de Sa­ge­tis Bio­tech

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.