El mes de abril só­lo ha de­ja­do pér­di­das

La Vanguardia - Dinero - - INVERSIÓN COLECTIVA - Pri­mo Gon­zá­lez

Una bue­na par­te de los mó­vi­les que van a in­fluir en los mer­ca­dos du­ran­te las pró­xi­mas se­ma­nas es­ta­rá ca­si con se­gu­ri­dad en el ta­ble­ro de la po­lí­ti­ca. Se­gún los ana­lis­tas, el euro vi­ve una au­tén­ti­ca cri­sis de iden­ti­dad y se de­ba­te en me­dio de un mar de du­das so­bre si apos­tar a fon­do por la or­to­do­xia fis­cal que pro­pug­nan los ale­ma­nes o bien de­can­tar­se de­ci­di­da­men­te por una es­tra­te­gia de cre­ci­mien­to. To­da­vía na­die en la Unión Eu­ro­pea se ha atre­vi­do a op­tar por es­ta se­gun­da op­ción, a ex­cep­ción del can­di­da­to so­cia­lis­ta al Elí­seo, Fra­nçois Ho­llan­de. Pe­ro la ba­ta­lla del can­di­da­to fran­cés es, de mo­men­to, par­ti­cu­lar. La ca­pa­ci­dad de Ho­llan­de pa­ra cam­biar el rum­bo de las co­sas en el seno de la Unión Eu­ro­pea pa­sa, co­mo pri­me­ra ne­ce­si­dad, por lo­grar la vic­to­ria en las pre­si­den­cia­les del pró­xi­mo fin de se­ma­na en Fran­cia. Y pa­ra ello tie­ne que su­pe­rar en nú­me­ro de vo­tos al ac­tual pre­si­den­te del país, Ni­co­las Sar­kozy.

Pe­ro ga­nen o pier­dan los so­cia­lis­tas al otro la­do de los Pi­ri­neos, la fuer­za de las pre­sio­nes a fa­vor de una es­tra­te­gia de cre­ci­mien­to que sir­va, de mo­men­to, pa­ra equi­li­brar las gran­des ten­den­cias en el seno de la Unión Eu­ro­pea ha lo­gra­do ganar nu­me­ro­sos adep­tos. Los paí­ses pe­ri­fé­ri­cos –en­tre ellos, có­mo no, España– es­tán ha­cien­do una lec­tu­ra po­si­ti­va de to­do lo que sig­ni­fi­que fre­nar el ri­go­ris­mo de las

Abril ha si­do el peor mes del año pa­ra los fon­dos y nu­me­ro­sas car­te­ras han per­di­do ren­ta­bi­li­dad Se­gún da­tos de In­ver­co, el re­tro­ce­so pa­tri­mo­nial ha as­cen­di­do a 2.300 mi­llo­nes de eu­ros

po­lí­ti­cas de ajus­te fis­cal, a pe­sar de que el Go­bierno de Ma­riano Ra­joy no ce­sa en su ba­ta­lla por fre­nar el de­te­rio­ro de la pri­ma de ries­go y la subida de los ti­pos de in­te­rés, ma­les que po­drían con­du­cir a un es­tran­gu­la­mien­to fi­nan­cie­ro de la economía es­pa­ño­la.

La es­pe­cial aten­ción a los va­lo­res ban­ca­rios, el prin­ci­pal pro­ble­ma por re­sol­ver en es­tos mo­men­tos en España, es­tá ade­más en­tur­bian­do la evo­lu­ción de la bol­sa na­cio­nal, que es­ta se­ma­na se ha to­ma­do una tre­gua, pe­ro que lu­cha por sa­lir de la zo­na de mí­ni­mos des­de ha­ce ya unas se­ma­nas.

En es­tas con­di­cio­nes, los in­ver­so­res si­guen dan­do la es­pal­da a los ac­ti­vos de ries­go, mien­tras que su apues­ta por los fon­dos de in­ver­sión es su­ma­men­te ti­bia. De he­cho, el mes de abril pa­re­ce ha­ber si­do el peor de los cua­tro pri­me­ros me­ses del año, con un re­tro­ce­so pa­tri­mo­nial que ha su­pe­ra­do los 2.300 mi­llo­nes de eu­ros, se­gún los da­tos pro­vi­sio­na­les que ha da­do a co­no­cer In­ver­co, la pa­tro­nal de los fon­dos de in­ver­sión.

De es­ta caí­da, un 71% se es­ti­ma que es atri­bui­ble a la evo­lu­ción ne­ga­ti­va de los mer­ca­dos y, por lo tan­to, a las pér­di­das de va­lor de las car­te­ras de in­ver­sión de los fon­dos. Por otro la­do, las sa­li­das ne­tas de flu­jos de di­ne­ro por re­em­bol­sos ex­pli­ca­rían el 29% res­tan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.