Por­tu­gal fra­ca­sa

La ae­ro­lí­nea TAP no pue­de ven­der­se

La Vanguardia - Dinero - - EMPRESAS - An­xo Lugilde San­tia­go de Com­pos­te­la

La pri­va­ti­za­ción de la TAP, la ae­ro­lí­nea de ban­de­ra por­tu­gue­sa, re­cor­da­ba a las ma­nio­bras de los clubs de fút­bol pa­ra na­cio­na­li­zar a sus fi­cha­jes sud­ame­ri­ca­nos. Pa­ra po­der com­prar la com­pa­ñía, el empresario bra­si­le­ño Ger­mán Efro­mo­vich ob­tu­vo un pa­sa­por­te de la Unión Eu­ro­pea (UE), de Po­lo­nia, país del que hu­ye­ron sus pa­dres pa­ra sal­var­se de los na­zis. Pe­ro al fi­nal, el Go­bierno lu­so de­ci­dió el jue­ves no ad­ju­di­car­le la TAP al con­si­de­rar in­su­fi­cien­tes sus ga­ran­tías ban­ca­rias. Fue el sor­pren­den­te desen­la­ce de una fa­lli­da ope­ra­ción que evi­den­cia las di­fi­cul­ta­des de las pri­va­ti­za­cio­nes en me­dio de la tem­pes­tad fi­nan­cie­ra del sur de Eu­ro­pa, agra­va­das por la ma­la co­yun­tu­ra del sec­tor aé­reo. Y el pró­xi­mo jue­ves Por­tu­gal de­be re­sol­ver la con­ce­sión de sus ae­ro­puer­tos, un ne­go­cio con un vo­lu­men mu­cho ma­yor.

“El Go­bierno ace­le­ra­rá el pro­gra­ma de pri­va­ti­za­cio­nes”, se afir­ma en el pun­to 3.31 del Me­mo­rán­dum de En­ten­di­mien­to con la troi­ka (UE, el Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal y el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo), fir­ma­do el 17 de ma­yo del 2011 a cam­bio de los 78.000 mi­llo­nes del res­ca­te.

Las com­pa­ñías en ven­ta están de­ta­lla­das en es­te tex­to que se ha con­ver­ti­do en una es­pe­cie de su­per-cons­ti­tu­ción por­tu­gue­sa. Es­ta­ban in­clui­das en es­te pa­que­te la eléc­tri­ca EDP y la ges­to­ra de la red eléc­tri­ca REN, que fue­ron ven­di­das a em­pre­sas pú­bli­cas chi­nas. La se­gun­da fa­se la con­for­ma­ban la TAP y la com­pa­ñía de ges­tión de los ae­ro­puer­tos, ANA, ade­más de otras co­mo la de co­rreos o la de mer­can­cías fe­rro­via­rias. Y aun­que no fi­gu­ran en el me­mo­rán­dum, tam­bién es­tá so­bre la me­sa la enaje­na­ción de la te­le­vi­sión pú­bli­ca RTP y de la Cai­xa Ge­ral de De­pó­si­tos.

El Go­bierno del con­ser­va­dor

La ace­le­ra­ción de las pri­va­ti­za­cio­nes es una im­po­si­ción de la troi­ka a Por­tu­gal a cam­bio de la ayu­da externa

Pe­dro Pas­sos Coel­ho pre­sen­tó co­mo un éxi­to la ven­ta el año pa­sa­do del 21% de la EDP a la chi­na Tres Gar­gan­tas, por 2.700 mi­llo­nes de eu­ros. El pre­cio su­pe­ra­ba un 53% la co­ti­za­ción bur­sá­til en una ope­ra­ción que le ser­vía a Por­tu­gal pa­ra se­guir op­tan­do al tí­tu­lo de alumno aven­ta­ja­do de la troi­ka, frente a los in­cum­pli­mien­tos de Gre­cia. La ce­sión de so­be­ra­nía a una em­pre­sa pú­bli­ca de una dic­ta­du­ra fue una cues­tión agi­ta­da por la opo­si­ción de iz- quier­das, pe­ro a la que no se le dio una gran re­le­van­cia.

La ven­ta de la TAP re­sul­tó mu­cho más com­pli­ca­da, una vez que la le­gis­la­ción co­mu­ni­ta­ria im­pi­de que em­pre­sas de fue­ra de la UE ad­quie­ran más del 49% de ae­ro­lí­neas eu­ro­pea. Es­te era el re­qui­si­to que su as­cen­den­cia po­la­ca per­mi­tió cum­plir a Efre­mo­vich, na­ci­do en Bo­li­via, asen­ta­do en Bra­sil y pro­pie­ta­rio de la ae­ro­lí­nea co­lom­bia­na Avian­ca.

Co­mo Luft­han­sa y el con­sor­cio de Ibe­ria y Bri­tish Air­ways desis­tie­ron de su in­te­rés por la TAP, sólo que­dó una can­di­da­ta, Sy­ner­gie, la em­pre­sa de Efro­mo­vich, quien se com­pro­me­tía a pa­gar 35 mi­llo­nes al Es­ta­do, mien­tras apor­ta­ba en to­tal 1.500 mi­llo­nes, a tra­vés de la re­ca­pi­ta­li­za­ción de la em­pre­sa y la ab­sor­ción de su pa­si­vo. La fal­ta de ga­ran­tías de es­ta fi­nan­cia­ción pro­vo­có que se frus­tra­se la ven­ta. Así, la pri­va­ti­za­ción de TAP que­da pen­dien­te pa­ra el 2013 o el 2014, lo que abre la puer­ta a la re­es­truc­tu­ra­ción de la em­pre­sa que, si bien lo­gra be­ne­fi­cios en su ne­go­cio aé­reo, es­tá las­tra­da por su pa­si­vo y por una fi­lial de Bra­sil.

Si en el ca­so de la TAP el ob­je­ti­vo del Go­bierno era ga­ran­ti­zar la via­bi­li­dad de la ae­ro­lí­nea, en el de los ae­ro­puer­tos bus­ca in­gre­sos pa­ra pa­liar el des­equi­li­brio del pre­su­pues­to, pues el con­cur­so, que li­de­ran la em­pre­sa fran­ce­sa Vin­ci y la ges­to­ra del ae­ro­puer­to de Frank­furt, de­be re­por­tar a Por­tu­gal más de 2.500 mi­llo­nes.

PAU­LO WHI­TA­KER

La pri­va­ti­za­ción de la TAP que­da pen­dien­te pa­ra el 2013 o el 2014

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.