La efi­cien­cia, cla­ve pa­ra re­du­cir el con­su­mo

Se es­ti­ma que el 58% de los edi­fi­cios no cuen­tan con nin­gún ti­po de ais­la­mien­to tér­mi­co

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez GA­BOR IZSO / GETTY lo­re­na.fa­rras@gmail.com

Pa­re­des y cu­bier­tas que no aís­lan, ven­ta­nas que no pro­te­gen del frío y puer­tas por las que se es­ca­pa el ai­re ca­lien­te del in­te­rior de ca­sa. Es­ta es la reali­dad de mu­chas vi­vien­das en Es­pa­ña, don­de se cal­cu­la que el 58% de los edi­fi­cios no cuen­tan con ais­la­mien­to tér­mi­co al­guno, se­gún da­tos del Ins­ti­tu­to pa­ra la Di­ver­si­fi­ca­ción y Aho­rro de la Ener­gía (IDAE). “Se tra­ta de edi­fi­cios cons­trui­dos an­tes de 1980, cuan­do no era obli­ga­to­rio in­cor­po­rar nin­gún ti­po de ais­la­mien­to tér­mi­co en los edi­fi­cios”, ex­pli­ca Lluís Mo­rer, téc­ni­co del Ins­ti­tut Ca­ta­là d’Ener­gia (Icaen). Por otro la­do, in­clu­so las cons­truc­cio­nes que cum­plen con el Có­di­go Téc­ni­co de la Edi­fi­ca­ción del 2007 se en­cuen­tran le­jos de los ob­je­ti­vos eu­ro­peos en cuan­to a efi­cien­cia ener­gé­ti­ca.

An­te es­te pa­no­ra­ma, y te­nien­do en cuen­ta que los edi­fi­cios re­pre­sen­tan el 28,6% del to­tal del con­su­mo eléc­tri­co de Ca­ta­lun­ya (una ci­fra que no ha pa­ra­do de au­men­tar en los úl­ti­mos años) y el 20% de las emi­sio­nes de CO , se con­si­de­ra que el de la

2 reha­bi­li­ta­ción ener­gé­ti­ca de edi­fi­cios pue­de y de­be de con­ver­tir­se en uno de los lla­ma­dos sec­to­res trac­to­res de la eco­no­mía. Ac­cio­nes co­mo la re­cien­te im­plan­ta­ción de la cer­ti­fi­ca­ción ener­gé­ti­ca de vi­vien­das o la apro­ba­ción de un fon­do de ayudas pa­ra obras de reha­bi­li­ta­ción ener­gé­ti­ca es­tán di­ri­gi­das pre­ci­sa­men­te a im­pul­sar es­te sec­tor.

LA CA­LE­FAC­CIÓN, EL PRIN­CI­PAL GAS­TO

El 46% de la ener­gía que con­su­me un ho­gar me­dio en Es­pa­ña se des­ti­na a ca­le­fac­ción, se­gún da­tos del IDAE, sien­do con di­fe­ren­cia el prin­ci­pal gas­to ener­gé-

El 46% de la ener­gía que con­su­me un ho­gar me­dio en Es­pa­ña se des­ti­na a ca­le­fac­ción

ti­co de una fa­mi­lia. Así, es en es­ta par­ti­da a la que hay que pres­tar ma­yor aten­ción a la ho­ra de me­jo­rar en efi­cien­cia ener­gé­ti­ca.

“La prin­ci­pal me­di­da es me­jo­rar el ais­la­mien­to tan­to de pa­re­des y cu­bier­tas co­mo de puer­tas y ven­ta­nas”, ex­pli­ca el ex­per­to del Icaen. Una vi­vien­da bien ais­la­da es­tá más pro­te­gi­da del frío y no de­ja es­ca­par el ai­re ca­lien­te del in­te­rior. Gra­cias a ello, se re­quie­re de me­nos ener­gía pa­ra lle- gar a una tem­pe­ra­tu­ra de con­fort. Se cal­cu­la que con un buen ais­la­mien­to se pue­den con­se­guir aho­rros ener­gé­ti­cos y, por tan­to, eco­nó­mi­cos de has­ta un 30%.

La efi­cien­cia de los equi­pos tam­bién es cru­cial. Se­gún Lluís Mo­rer, “las cal­de­ras de con­den­sa­ción son las más efi­cien­tes, se­gui­das de las de ba­ja tem­pe­ra­tu­ra”. En cuan­to a las bom­bas de ca­lor, Mo­rer re­co­mien­da mi­rar la eti­que­ta ener­gé­ti­ca y op­tar por las de ma­yor efi­cien­cia.

GESTIÓN Y USO DE LAS INS­TA­LA­CIO­NES

Otro fac­tor que te­ner en cuen­ta pa­ra me­jo­rar en efi­cien­cia ener­gé­ti­ca es la gestión y el uso de las ins­ta­la­cio­nes. En es­te cam­po, el téc­ni­co del Icaen des­ta­ca los con­ta­do­res in­te­li­gen­tes, “que per­mi-

Se cal­cu­la que con un buen ais­la­mien­to se pue­den con­se­guir aho­rros ener­gé­ti­cos de has­ta un 30%

ten mo­ni­to­ri­zar y co­no­cer en di­rec­to el con­su­mo real de ener­gía y de­tec­tar, por ejem­plo, si hay al­gu­na ave­ría”. “Re­quie­ren de una in­ver­sión re­la­ti­va­men­te pe­que­ña y son fá­ci­les de ins­ta­lar, y ayu­dan en gran me­di­da a que las per­so­nas se con­cien­cien so­bre su con­su­mo ener­gé­ti­co”, afir­ma Mo­rer.

Los dis­po­si­ti­vos de gestión y uso de las ins­ta­la­cio­nes ener­gé­ti­cas se es­tán ins­ta­lan­do prin­ci­pal­men­te en edi­fi­cios del sec­tor ter- cia­rio (ho­te­les, ofi­ci­nas, cen­tros co­mer­cia­les o de­por­ti­vos…). En el sec­tor ter­cia­rio, jun­to con las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas, es pre­ci­sa­men­te don­de se es­tán rea­li­zan­do ma­yo­res es­fuer­zos pa­ra me­jo­rar la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de las cons­truc­cio­nes.

Un ejem­plo de ello es la Es­co­la Illa de Sa­ba­dell, que ha me­jo­ra­do sus ins­ta­la­cio­nes lu­mí­ni­cas y ha con­se­gui­do gra­cias a ello un aho­rro en elec­tri­ci­dad del 23%. En con­cre­to, la es­cue­la ha im­plan­ta­do un sis­te­ma de gestión de ilu­mi­na­ción de la fir­ma Sie­mens que per­mi­te pro­gra­mar con pre­ci­sión los en­cen­di­dos y apa­ga­dos así co­mo gra­duar el ni­vel de luz de las au­las e ins­ta­la­cio­nes.

Me­jo­rar el ais­la­mien­to tér­mi­co de un edi­fi­cio es la prin­ci­pal me­di­da que lle­var a ca­bo en un pro­ce­so de reha­bi­li­ta­ción ener­gé­ti­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.