La banca re­sur­ge pe­ro aún no es ca­paz de su­mar

La me­jo­ra en los re­sul­ta­dos no se ha tra­du­ci­do en la vuel­ta del cré­di­to

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - L. Agustina

Las gran­des em­pre­sas, las py­mes y tam­bién las fa­mi­lias ne­ce­si­tan que la banca vuel­va a es­tar ahí. Por­que no lo es­ta­ba. De los re­sul­ta­dos del pri­mer se­mes­tre y del es­ta­do del pro­ce­so de re­es­truc­tu­ra­ción del sec­tor –con las subas­tas de las na­cio­na­li­za­das, ex­cep­to Ban­kia, a la vuel­ta de la es­qui­na– se pue­de de­du­cir que los ban­cos han da­do la vuel­ta a la si­tua­ción. No só­lo por­que en el pri­mer se­mes­tre los be­ne­fi­cios au­men­ta­ran un 60%, des­de los 3.700 mi­llo­nes has­ta los ca­si 6.000 que se con­si­guie­ron. Tam­bién por­que lo an­te­rior se ha pro­du­ci­do en un pe­rio­do en el que al­gu­nas cir­cuns­tan­cias ob­je­ti­vas, co­mo los ba­jí­si­mos ti­pos de in­te­rés o la mis­ma re­ce­sión que aso­la­ba Es­pa­ña, no ayu­da­ban en na­da a im­pul­sar tan­to la cuen­ta de re­sul­ta­dos. Se ha lo­gra­do, en par­te, con re­sul­ta­dos ex­tra­or­di­na­rios, co­mo los lo­gra­dos por el BBVA al aco­me­ter des­in­ver­sio­nes.

Pe­se a lo an­te­rior, mu­chos de los pro­ble­mas que más han afec­ta­do a los ban­cos si­guen sin es­tar re­suel­tos. La de­man­da in­ter-

La dé­bil de­man­da in­ter­na, la mo­ro­si­dad, la fi­nan­cia­ción y los már­ge­nes cas­ti­gan aún hoy a los ban­cos

na –con­su­mo e in­ver­sión– aún no ha des­per­ta­do, la mo­ro­si­dad pro­si­gue su es­ca­la­da y en­fi­la ya el 12% de la car­te­ra cre­di­ti­cia, la re­gu­la­ción no ha de­ja­do de ser una ame­na­za y, aun­que las pro­vi­sio­nes son mu­cho me­no­res que an­ta­ño, la fi­nan­cia­ción ma­yo­ris­ta con­ti­núa sien­do ca­ra y los már­ge­nes to­da­vía no se re­cu­pe­ran co­mo se­ría desea­ble.

¿Preo­cu­pan­te? Hay quien cree que no. “Lo fun­da­men­tal en es­ta his­to­ria es que la banca ha he­cho sus de­be­res. No im­por­ta que el cré­di­to si­ga ca­yen­do o que ha­ya bas­tan­te tra­ba­jo por ha­cer pa­ra arre­glar el ac­ti­vo de las en­ti­da­des fi­nan­cie- ras, sino que lo re­le­van­te es que se ha cam­bia­do el mo­de­lo”, di­ce un ana­lis­ta de banca que pi­de el ano­ni­ma­to.

La banca ha per­di­do bue­na par­te de su red y plan­ti­lla en es­ta cri­sis. Y, con mu­cha len­ti­tud, se ha lim­pia­do del em­pa­cho in­mo­bi­lia­rio. Hay gru­pos em­pre­sa­ria­les to­da­vía muy en­deu­da­dos, pe­ro no que­dan mu­chos im­pe­rios por caer. Al Go­bierno le ha cos­ta­do dos años po­ner or­den en el sec-

En el la­do po­si­ti­vo es­tá el he­cho de que la banca ha he­cho ya los de­be­res y es­tá lis­ta pa­ra vol­ver a pres­tar

tor y se ha de­ja­do mu­chos pe­los en la ga­te­ra, so­bre to­do por la al­tí­si­ma fac­tu­ra que pa­ga­rán los con­tri­bu­yen­tes por las ayudas que nun­ca se re­cu­pe­ra­rán. “Pe­ro aho­ra, en cuan­to la eco­no­mía eche a ro­da, la banca vol­ve­rá a pres­tar por­que no ha­brá na­da que se lo im­pi­da y por­que es su ne­go­cio”, di­cen en una de las prin­ci­pa­les en­ti­da­des del Ibex.

De mo­men­to, en el pri­mer se­mes­tre, el cré­di­to ha se­gui­do ca­yen­do en­tre la banca sa­na y las na­cio­na­li­za­das, con las úni­cas ex­cep­cio­nes de los gru­pos que han vis­to va­riar su pe­rí­me­tro por la in­cor­po­ra­ción de en­ti­da­des a su ba­lan­ce, co­mo es el ca­so de Cai­xaBank y el Sa­ba­dell. La evo­lu­ción del cré­di­to a clien­tes en Es­pa­ña del BBVA (-2,4%), Ban­kin­ter (-5%), San­tan­der (-7,4%) y Po­pu­lar (-7,7%) no de­ja lu­gar a du­das. La de­man­da es dé­bil, pe­ro, por la par­te de la ofer­ta, la se­quía es in­ne­ga­ble pa­ra to­do el mun­do.

Las py­mes se que­jan de que hay me­nos ju­ga­do­res a los que acu­dir por cul­pa del pro­ce­so de con­cen­tra­ción y que al que lo­gra sen­tar­se con un ban­que­ro se les pi­den más ga­ran­tías a cam­bio de dis­po­ner de un di­ne­ro to­da­vía es­ca­so y mu­cho más ca­ro que ha­ce unos años y que lo que cues­ta en Eu­ro­pa. Los me­ca­nis­mos di­se­ña­dos des­de el Go­bierno pa­ra po­ner re­me­dio a la si­tua­ción no han si­do efi­ca­ces. El cré­di­to tar­da­rá en vol­ver a cre­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.