TU­RIS­MO: DE­MA­SIA­DO TRIUN­FA­LIS­MO

La Vanguardia - Dinero - - BARCELONA METRÓPOLIS - Ramon Ba­gó i Agu­lló Pre­si­den­te del Grup Serhs

Úl­ti­ma­men­te apa­re­cen en la pren­sa ma­ni­fes­ta­cio­nes so­bre el tu­ris­mo que re­fle­jan un gran triun­fa­lis­mo que que­rría ma­ti­zar y tam­bién re­ba­jar. Exa­ge­ran la im­por­tan­cia del tu­ris­mo ex­tran­je­ro, que si bien tie­ne un buen com­por­ta­mien­to y pue­de aca­bar el año con un li­ge­ro in­cre­men­to so­bre el 2012, es ob­vio que no po­drá com­pen­sar la im­por­tan­te caí­da del tu­ris­mo na­cio­nal.

Es­te año, pa­ra los es­ta­ble­ci­mien­tos ho­te­le­ros va­ca­cio­na­les la bue­na o ma­la tem­po­ra­da ven­drá en bue­na par­te da­da por su gra­do de de­pen­den­cia del mer­ca­do na­cio­nal y, a buen se­gu­ro, ha­brá más es­ta­ble­ci­mien­tos que ce­rra­rán por de­ba­jo de los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos en el 2012 que los que ten­drán me­jor tem­po­ra­da que el año pa­sa­do.

Es­tas no­ti­cias po­co rea­lis­tas y exa­ge­ra­das que apa­re­cen en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción crean opi­nio­nes que des­vir­túan la reali­dad del sec­tor, que, por otra par­te, ya es­tá bas­tan­te per­ju­di­ca­do por la fuer­te ba­ja­da de los gas­tos ex­tras en los ho­te­les.

La si­tua­ción crea­da es­te año afec­ta, de ma­ne­ra más gra­ve, a aque­llas zo­nas que vi­ven más in­ten­sa­men­te el tu­ris­mo es­pa­ñol y es por es­te mo­ti­vo que Ca­ta­lun­ya pre­sen­ta una reali­dad un po­co di­fe­ren­te y más fa­vo­ra­ble, pues­to que es una gran re­cep­to­ra de tu­ris­mo ex­tran­je­ro.

Ca­ta­lun­ya ha re­ci­bi­do más de 6,6 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes ex­tran­je­ros en los seis pri­me­ros me­ses del año, un 5,75% más res­pe­to al mis­mo pe­rio­do del 2012. Da la im­pre­sión de que es­te in­cre­men­to se man­ten­drá los me­ses de tem­po­ra­da al­ta. Pe­ro, por otra par­te, Ca­ta­lun­ya no de­ja de es­tar afec­ta­da de ma­ne­ra muy no­ta­ble por la dis­mi­nu­ción del tu­ris­mo es­ta­tal, es­pe­cial­men­te la Cos­ta Dau­ra­da (Sa­lou), por su pro­xi­mi­dad con Ara­gón, Na­va­rra y País Vas­co.

La si­tua­ción de pri­vi­le­gio que dis­fru­ta Ca­ta­lun­ya pa­ra cap­tar tu­ris­mo ex­tran­je­ro le vie­ne da­da por va­rios fac­to­res. Por una par­te, la pro­xi­mi­dad con Eu­ro­pa, que le per­mi­te re­ci­bir clien­tes en au­to­car; la ve­cin­dad con Fran­cia, que fa­ci­li­ta el tu­ris­mo de pro­xi­mi­dad, que es lo que me­jor fun­cio­na en tiem­po de cri­sis, y, por úl­ti­mo, Bar­ce­lo­na, uno de los des­ti­nos tu­rís­ti­cos más so­li­ci­ta­dos del mun­do y que ha sa­bi­do desa­rro­llar una po­lí­ti­ca de cap­ta­ción de cru­ce­ros que la ha con­ver­ti­do en el puer­to número uno de Eu­ro­pa en el trá­fi­co de viajeros.

A pe­sar de to­do, Ca­ta­lun­ya se be­ne­fi­cia del tu­ris­mo ru­so que ac­tual­men­te es la na­cio­na­li­dad con más cre­ci­mien­to tu­rís­ti­co en nues­tro país. Bar­ce­lo­na es un re­cla­mo de pri­mer or­den pa­ra to­do

El cre­ci­mien­to del tu­ris­mo ex­tran­je­ro no com­pen­sa la im­por­tan­te caí­da del tu­ris­mo na­cio­nal Te­ne­mos que me­jo­rar el pro­duc­to y ha­cer­lo más ver­sá­til y más acor­de con las ac­tua­les ne­ce­si­da­des del tu­ris­mo

aque­llo que bus­ca el tu­ris­ta ru­so: cul­tu­ra, dis­trac­ción, com­pras, gas­tro­no­mía, et­cé­te­ra. Y es por es­te mo­ti­vo que Ca­ta­lun­ya re­ci­be la me­jor par­te del tu­ris­mo ru­so del Es­ta­do es­pa­ñol.

To­do eso ha­ce pen­sar que sal­va­re­mos la tem­po­ra­da, pe­ro no se­rá na­da ex­cep­cio­nal. Al­gu­nos ho­te­les po­drán me­jo­rar un po­co los re­sul­ta­dos del 2012, pe­ro se­rán más nu­me­ro­sos los que se man­ten­drán o ba­ja­rán li­ge­ra­men­te. Por es­te mo­ti­vo pien­so que te­ne­mos que de­jar­nos de triun­fa­lis­mos, que se­gu­ra­men­te sur­gen pa­ra dis­traer­nos de otros te­mas de ac­tua­li­dad. Va­le más que pen­se­mos en me­jo­rar nues­tro pro­duc­to, ha­cién­do­lo más ver­sá­til y más acor­de con las ne­ce­si­da­des del tu­ris­mo de hoy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.