La úl­ti­ma ge­nia­li­dad de Bom­be­lli

La ra­cio­na­li­dad y ele­gan­cia del ar­qui­tec­to im­preg­nan la reha­bi­li­ta­ción de es­ta ca­sa de pue­blo

La Vanguardia - Dinero - - INMOBILIARIO - Isa­bel de Vi­lla­lon­ga

La ra­cio­na­li­dad y la ele­gan­cia ca­rac­te­rís­ti­cas del es­ti­lo ar­qui­tec­tó­ni­co del ita­liano Lam­fran­co Bom­be­lli (1921-2008) que­dan re­fle­ja­das en la reha­bi­li­ta­ción de es­ta ca­sa de pue­blo rea­li­za­da al fi­nal de su tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal.

Si­tua­da en un pun­to pri­vi­le­gia­do del par­que na­tu­ral de Cap de Creus, en­tre el mo­nas­te­rio de Sant Pe­re de Ro­des y Port de la Sel­va, la vi­vien­da for­ma par­te del pe­que­ño nú­cleo de ca­sas que, alie­na­das al­re­de­dor de cua­tro ca­lles es­tre­chas y em­pi­na­das, com­po­nen el pue­blo de La Vall de San­ta Creu. Ha­ce cin­co años, an­tes del boom in­mo­bi­lia­rio, cuan­do el va­lle es­ta­ba aún ca­si des­ha­bi­ta­do, un co­no­ci­do es­cul­tor y pin­tor ca­ta­lán des­cu­brió aquí una ca­sa en rui­nas y la compró con el pro­pó­si­to de reha­bi­li­tar­la pa­ra que con­flu­ye­ran en ella su se­gun­da vi­vien­da y un pe­que­ño ta­ller de tra­ba­jo.

El ar­qui­tec­to Lam­fran­co Bom­be­lli, a la sa­zón con 84 años, acep­tó con agra­do el pro­yec­to por la es­tre­cha amis­tad que le unía al pro­pie­ta­rio y, fiel a sus prin­ci­pios, apro­ve­chó los cua­tro pun­tos de re­fe­ren­cia que con­ser­va­ba la ca­sa –su pe­rí­me­tro, la es­ca­le­ra, la pa­red de la co­ci­na y la an­ti­gua llar de foc– pa­ra cons­truir una nue­va vi­vien­da ba­sa­da en el res­pec­to por el en­torno, la bús­que­da de los vo­lú­me­nes per­fec­tos y el cui­da­do ex­qui­si­to por los de­ta­lles.

La cons­truc­ción, de apa­rien­cia sen­ci­lla, man­tie­ne el as­pec­to ex­te­rior tí­pi­co de las ca­sas rurales pi­re­nai­cas, con mu­ros de pie­dra se­ca, pe­que­ñas ober­tu­ras y una mí­ni­ma te­rra­za cu­bier­ta en la fa­cha­da que mi­ra a la mon­ta­ña, ape­nas per­cep­ti­ble des­de la ca­lle, pa­ra dis­fru­tar del si­len­cio del va­lle y de las mag­ní­fi­cas vis­tas del mo­nas­te­rio.

Tras es­te con­torno aus­te­ro, se es­con­de un in­te­rior con­for­ta­ble y di­se­ña­do al mi­lí­me­tro que, en res­pues­ta a los de­seos de los due­ños, se or­ga­ni­za me­dian­te dos puer­tas de en­tra­da abier­tas a dos dis­tin­tos es­pa­cios de la zo­na de día y que, de­bi­do al pe­que­ño des­ni­vel del te­rreno, se ha­llan en pla­nos di­fe­ren­tes pe­ro vi­sual­men­te co­nec­ta­dos. Arri­ba, el es­tu­dio con la me­sa en el cen­tro, alum­bra­da con luz na­tu­ral por dos cla­ra­bo­yas ce­ni­ta­les, el sa­lón con chi­me­nea de hie­rro y un aseo. Aba­jo, la co­ci­na abier­ta al co­me­dor y al fon­do, otra sa- la de es­tar crea­da so­ca­van­do la ro­ca don­de es­ta­ba la an­ti­gua llar de foc, pre­si­di­da aho­ra por la tí­pi­ca chi­me­nea de plan­cha de hie­rro que di­se­ña­ron Bom­be­lli y su so­cio, el ar­qui­tec­to Pe­ter Harn­den.

La es­ca­le­ra, con ba­ran­di­lla de ace­ro inoxi­da­ble, se trans­for­ma en una pa­sa­re­la de ma­de­ra de iro­ko que alo­ja la bi­blio­te­ca y vue­la so­bre el es­tu­dio, con­vir­tién­do­se en un ele­men­to ho­ri­zon­tal que co­nec­ta los dos ni­ve­les de la ca­sa.

Lam­fran­co Bom­be­lli, a la sa­zón con 84 años, acep­tó con agra­do el pro­yec­to pa­ra su ami­go

En el pi­so al­to, tres dor­mi­to­rios con sus co­rres­pon­dien­tes cuar­tos de ba­ño, el prin­ci­pal con sa­li­da a la pe­que­ña te­rra­za cu­bier­ta. Los te­chos de bo­ve­di­llas, el sue­lo de to­ba ca­ta­la­na, el mo­bi­lia­rio in­te­gra­do y las ta­pi­ce­rías cla­ras, que­dan en un se­gun­do plano pa­ra de­jar el pro­ta­go­nis­mo a las obras de ar­te que ador­nan, sin ex­ce­sos, la ca­sa.

2 La es­ca­le­ra que vue­la so­bre el es­tu­dio se trans­for­ma en un ele­men­to ho­ri­zon­tal que alo­ja la bi­blio­te­ca

4 Per­fo­ran­do la ro­ca, se cons­tru­ye­ron nue­vos mu­ros de pie­dra en don­de se co­lo­có la chi­me­nea

5 La nue­va ca­sa con­ser­va el pe­rí­me­tro an­ti­guo y los mu­ros de pie­dra tí­pi­cos de la zo­na

1 El es­tu­dio con la me­sa en el cen­tro, y la sa­la de es­tar al fon­do, for­man un es­pa­cio in­ter­co­nec­ta­do

3 La ha­bi­ta­ción prin­ci­pal con sa­li­da a la pe­que­ña te­rra­za cu­bier­ta y con vis­tas a la mon­ta­ña

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.