Una ca­bra con rue­das

Una fir­ma de Sant Vi­ce­nç de Mon­talt res­tau­ra 4x4 mi­li­ta­res aus­tria­cos de los cin­cuen­ta pa­ra uso ci­vil

La Vanguardia - Dinero - - MISCELÁNEA - Jor­di Pa­la­rea

Es­te vehícu­lo to­do te­rreno ape­nas tie­ne di­fi­cul­ta­des pa­ra su­pe­rar cual­quier es­co­llo que se le pon­ga por de­lan­te. El úni­co pe­ro re­si­de en el con­duc­tor. Ha de te­ner mu­cha pe­ri­cia de ma­ne­jo pa­ra sal­var pro­nun­cia­das pen­dien­tes y va­dos, ade­más de mu­cho va­lor y un pun­to de lo­cu­ra pa­ra afron­tar­los. Va­ya, que el 4x4 no se achan­ta an­te ca­si na­da; lo di­fí­cil es se­guir­lo. Pa­ra ru­tas en te­rre­nos abrup­tos, pe­ro no es­car­pa­dos, el pa­seo ya es mu­cho más tran­qui­lo pa­ra la ma­yo­ría de las per­so­nas.

Se de­no­mi­na Stery-Puch Ha­flin­ger 700 AP –en ade­lan­te lo va­mos a de­jar en Ha­flin­ger– y se em­pe­zó a fa­bri­car en Aus­tria en 1959 pa­ra uso mi­li­tar y ci­vil (agri­cul­tu­ra, ga­na­de­ría, tu­ris­mo y ocio en ge­ne­ral) En­tre el ci­ta­do año y 1974, se lle­ga­ron a pro­du­cir 16.759 uni­da­des del Ha­flin­ger, de las que se ex­por­ta­ron 4.000 a Sui­za y otras 1.000 re­par­ti­das por In­gla­te­rra, Ale­ma­nia, Ita­lia e In­do­ne­sia. En Es­pa­ña, se ven­die­ron tan só­lo 12 vehícu­los.

El Ha­flin­ger na­ció co­mo fru­to de la unión de la fir­mas aus­tria­cas Stery y Puch. Es­ta ini­ció sus pa­sos co­mo fa­bri­can­te de bi­ci­cle­tas, lue­go de mo­to­ci­cle­tas y, fi­nal­men­te, de co­ches y ca­mio­nes. Stery-Puch y Puch, en so­li­ta­rio, con­ti­nua­ron con es­ta ac­ti­vi­dad du­ran­te lus­tros has­ta caer en ma­nos en 1998 de Mag­na Inc, mul­ti­na­cio­nal ca­na­dien­se de­di­ca­da al di­se­ño y fa­bri­ca­ción de so­lu­cio­nes pa­ra el au­to­mó­vil.

Ha­ce un año, en la tran­qui­la po­bla­ción de Sant Vi­ce­nç de Mon­talt, el ex­per­to me­cá­ni­co Jo­sep Fran­que­sa y el in­ge­nie­ro in­dus­trial Ber­nat Ca­sals crea­ron la em­pre­sa 4x4 Clá­si­cos.

Se cen­tra en im­por­tar 4x4 Ha­flin­ger, en sus ver­sio­nes mi­li­tar y ci­vil, y des­pués res­tau­rar­los en una na­ve in­dus­trial de la men­cio- na­da lo­ca­li­dad. La ma­yo­ría de los vehícu­los pro­ce­den de Sui­za, ya que su ejér­ci­to tu­vo la pre­cau­ción, tras ad­qui­rir los 4.000 vehícu­los, de abas­te­cer­se de mi­les de pie­zas de re­cam­bio, lo que fa­ci­li­ta la res­tau­ra­ción del Ha­flin­ger.

“Cuan­do lle­ga un vehícu­lo, lo des­mon­ta­mos en­te­ro y re­po­ne- mos las pie­zas de­te­rio­ra­das con otras nue­vas”, ex­pli­can Fran­que­sa y Ca­sals. “Des­pués pu­li­mos la cha­pa in­yec­tan­do un cho­rro de are­na pa­ra aca­bar con cual­quier in­di­cio de óxi­do. Fi­nal­men­te, se pin­ta con el co­lor que desea el clien­te, que se de­can­ta ha­bi­tual­men­te por el ver­de oli­va y el are­na de­sier­to”.

El cos­te de un Ha­flin­ger en su ver­sión mi­li­tar, 15 cm más cor­ta que la ci­vil, es de 15.000 eu­ros pa­ra un vehícu­lo sin res­tau­rar y de 20.000 pa­ra un res­tau­ra­do.

Un bre­ve re­pa­so por la fi­cha téc­ni­ca del Ha­flin­ger in­di­ca que es­tá pro­pul­sa­do por un mo­tor tra­se­ro de cua­tro tiem­pos, de dos ci­lin­dros opues­tos y re­fri­ge­ra­do por ai­re. Con una ci­lin­dra­da de 643cc, al­can­za una po­ten­cia de 24 CV a 4.500 vuel­tas. La sus­pen­sión in­de­pen­dien­te en las cua­tro rue­das y la trans­mi­sión di­rec­ta a las mis­mas, me­dian­te un re­vo­lu­cio­na­rio sis­te­ma, le per­mi­te su­pe­rar pen­dien­tes del 65%, pe­se a ca­re­cer de re­duc­to­ra.

La em­pre­sa del Ma­res­me as­pi­ra a ven­der unos do­ce Ha­flin­ger en el 2014. No con­for­me con ello, es­tá cons­tru­yen­do un vehícu­lo pro­pio par­tien­do del 700 AP. Lo de­no­mi­na 706 y lle­va­rá seis rue­das. Aho­ra an­dan ocu­pa­dos cor­tan­do ejes de trans­mi­sión y fa­bri­can­do un nue­vo di­fe­ren­cial. Se­rá pre­sen­ta­do en di­ciem­bre en Bar­ce­lo­na en el Sa­lón Au­to­re­tro.

1 Sos­te­ni­do por só­lo tres rue­das, y con una de­lan­te­ra le­van­ta­da, el Ha­flin­ger 700 AP sal­va un va­do. Pa­ra uso agrí­co­la, es muy útil en la mon­ta­ña

2 Va­ri­lla de me­di­ción del ni­vel de acei­te

3 El mo­tor tra­se­ro, de ga­so­li­na y re­fri­ge­ra­do por ai­re, cu­bi­ca 643cc y al­can­za una po­ten­cia de 24 ca­ba­llos, en un vehícu­lo que pe­sa só­lo 659 kg

FO­TOS: GEMMA MIRALDA

4 Sal­pi­ca­de­ro y pa­lan­ca de cam­bio de las cin­co mar­chas. La pri­me­ra es muy cor­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.