Es­pa­ña, sus ca­ta­la­nes y sus ju­díos

La Vanguardia - Dinero - - UL ULTIMO TUQUE - PAUL FA­BRA EX­PER­TO EN FI­NAN­ZAS Y ECO­NO­MÍA IN­TER­NA­CIO­NAL, FUE CO­LUM­NIS­TA DEL DIA­RIO ‘LE MON­DE’ Y ‘LES ECHOS’

En lo que con­cier­ne a la as­pi­ra­ción de los ca­ta­la­nes de dis­po­ner de sí mis­mos, el pun­to de no re­torno de he­cho ya se ha al­can­za­do: el Go­bierno español (su pru­den­cia es por otra par­te dig­na de men­ción) se ve­ría obli­ga­do a asu­mir más ries­gos en ca­so de opo­ner­se a los que se en­fren­ta­ría si op­ta­ra por ad­mi­tir­lo sin con­di­cio­nes ni re­ser­vas. Se ob­je­ta­rá: ¡us­ted desea que Ma­drid ca­pi­tu­le an­tes in­clu­so de de ne­go­ciar con Bar­ce­lo­na! A lo que yo res­pon- do: la opor­tu­na re­de­fi­ni­ción del có­di­go ci­vil em­pren­di­da por Ma­riano Ra­joy de ca­ra a ha­cer muy fá­cil la ob­ten­ción de la na­cio­na­li­dad es­pa­ño­la a los des­cen­dien­tes de los ju­díos ex­pul­sa­dos de Es­pa­ña en 1492 por la rei­na Isabel la Ca­tó­li­ca pre­ten­de vol­ver so­bre cin­co si­glos de his­to­ria.

He aquí que Ca­ta­lun­ya se in­de­pen­di­za: ¿có­mo ca­bría in­ter­pre­tar, his­tó­ri­ca­men­te, tal acon­te­ci­mien­to? Na­da me­nos, pe­ro na­da más, que co­mo la resurrección del Reino de Ara­gón, don­de Ca­ta­lun­ya era su ver­tien­te mer­can­til. Ade­más, su unión, al fi­nal del si­glo XV, con el Reino de Cas­ti­lla (se­lla­da por el fa­mo­so ma­tri­mo­nio) de­bía sal­dar­se con el tiem­po con la li­qui­da­ción to­tal acep­ta­da de la cons­ti­tu­ción ara­go­ne­sa que da­ta­ba de la al­ta Edad Me­dia. Su ca­rác­ter ex­cep­cio­nal- men­te de­mo­crá­ti­co pro­vo­ca­ba la ad­mi­ra­ción en­tre otros de Spi­no­za.

Es una qui­me­ra ima­gi­nar pa­ra una Es­pa­ña re­com­pues­ta un des­tino redentor fue­ra de lo co­mún: re­cons­truir en el si­glo XXI una de­mo­cra­cia ejem­plar don­de, so­bre el mo­de­lo spi­no­zis­ta, ha­bría va­rias ciu­da­des –en to­do ca­so, las dos me­tró­po­lis: Ma­drid y Bar­ce­lo­na– pa­ra cum­plir los pa­pe­les pro­pios de la fun­ción de capital na­cio­nal. Pa­ra­le­la­men­te, una eco­no­mía ca­ta­la­na di­na­mi­za­da por el or­gu­llo be­ne­fi­cia­ría a to­da Es­pa­ña. La pre­sen­cia por fin re­cu­pe­ra­da de un im­por­tan­te nú­cleo ju­dío es­ti­mu­la­ría la ac­ti­vi­dad tan­to in­te­lec­tual co­mo eco­nó­mi­ca y apor­ta­ría al país esa ven­ta­ja im­pon­de­ra­ble: un red de co­ne­xión con los cen­tros vi­ta­les de la eco­no­mía mun­dial. ¿Qué di­ría Spi­no­za hoy de es­to?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.