En­tre el cos­te del ba­rril mar­gi­nal y el ob­je­ti­vo de pro­duc­ción

La Vanguardia - Dinero - - ENERGÍA -

En el tex­to prin­ci­pal he­mos ana­li­za­do la can­ti­dad de di­ver­sos ti­pos de re­cur­sos y el ran­go de pre­cios bajo los cua­les su pro­duc­ción re­sul­ta hoy en día co­mer­cial­men­te via­ble en di­ver­sas par­tes del mun­do. Sin em­bar­go, pa­re­ce evi­den­te que en la prác­ti­ca no to­dos los re­cur­sos se­rán pro­du­ci­dos bajo las con­di­cio­nes im­pe­ran­tes en la ac­tua­li­dad y que, co­mo los cos­tes va­rían en el tiem­po, los pre­cios que hoy ha­cen via­ble la ex­plo­ta­ción de un de­ter­mi­na­do re­cur­so pue­den no ser los ade­cua­dos pa­ra ope­rar den­tro de un tiem­po.

Pa­ra in­ten­tar ob­te­ner una idea mas di­ná­mi­ca de la evo­lu­ción de los cos­tes, la AIE ha desa­rro­lla­do un mo­de­lo (World Energy Mo­del o WEM) que tie­ne en cuen­ta tres fac­to­res, los cua­les no ne­ce­sa­ria­men­te ope­ran en la mis­ma di­rec­ción: 1) el gra­do de ago­ta­mien­to de los di­fe­ren­tes ti­pos de re­cur­sos en ca­da país, 2) el apren­di­za­je tec­no­ló­gi­co, y 3) la in­fla­ción es­pe­ci­fi­ca de la in­dus­tria pe­tro­le­ra (un au­men­to de los pre­cios del pe­tró­leo se tra­du­ce en un in­cre­men­to de la ac­ti­vi­dad y es­ta, a su vez, en un au­men­to de los cos­tes ope­ra­ti­vos y de capital).

La apli­ca­ción del mo­de­lo WEM a di­fe­ren­tes paí­ses y re­gio­nes, pa­ra di­ver­sos momentos y pa­ra di­fe­ren­tes ti­pos de pe­tró­leo, con­du­ce a la ela­bo­ra­ción de una se­rie de cur­vas de cos­tes co­mo la que se pre­sen­ta en el grá­fi­co ad­jun­to re­fe­ri­da al con­jun­to de paí­ses que son aje­nos a la OPEP. En el mis­mo pue­de ob­ser­var­se que si di­chos paí­ses cum­plie­ran los ob­je­ti­vos pre­vis­tos por la AIE, al­can­zan­do en­tre 2013 y 2035 una pro­duc­ción acu­mu­la­da de 0,3 x 1012 ba­rri­les, el cos­te de pro­duc­ción del ba­rril mar­gi­nal se si­tua­ría en una fran­ja en­tre los 80 y los 90 dó­la­res. Un ran­go que po­dría lle­gar a des­cen­der in­clu­so has­ta los 50 dó­la­res si, con el ob­je­ti­vo de al­can­zar una pro­duc­ción glo­bal acu­mu­la­da de 0,64 x 1012 ba­rri­les de aquí a 2035, en el aná­li­sis in­te­gra­re­mos tam­bién al con­jun­to de pro­duc­to­res de la OPEP.

La re­ba­ja co­men­ta­da obe­de­ce a que el pe­tró­leo low-cost se lo­ca­li­za pre­ci­sa­men­te en los paí­ses de la OPEP. Sin em­bar­go, el mer­ca­do del pe­tró­leo es un mer­ca­do mar­gi­na­lis­ta, es de­cir, que el pre­cio to­ma co­mo ba­se los cos­tes de pro­duc­ción más al­tos ne­ce­sa­rios pa­ra cu­brir los ob­je­ti­vos de pro­duc­ción. En es­te sen­ti­do, si el mun­do no re­du­ce la de­man­da, por las bue­nas (me­dian­te una me­jor efi­cien­cia) o por las ma­las (a tra­vés de la re­ce­sión), el sue­lo del pre­cio del ba­rril de­be si­tuar­se en al­gún pun­to de la fran­ja de los 80 y 90 dó­la­res (de 2012).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.