Ba­leà­ria se ha­ce in­ter­na­cio­nal

La na­vie­ra, lí­der de los ser­vi­cios Pe­nín­su­la-Ba­lea­res e inter­in­su­la­res, apues­ta por Amé­ri­ca

La Vanguardia - Dinero - - EMPRESAS - Ja­vier Or­te­ga Figueiral

Mar­tes por la ma­ña­na: la Pan­se­ta re­co­rre si­len­cio­sa las aguas del puer­to de Dé­nia. Es un bar­co de pa­sa­je mo­vi­do al 100% por ener­gía so­lar. A pe­sar de que es, de le­jos, la uni­dad más pe­que­ña de Ba­leà­ria, por su ca­rác­ter no­ve­do­so y eco­ló­gi­co, es una las ini­cia­ti­vas que más ilu­sio­nan a Adol­fo Utor, pre­si­den­te de la na­vie­ra. Des­de su des­pa­cho, en la úl­ti­ma plan­ta de la ter­mi­nal, pue­de ver­se con­ti­nua­men­te al trans­bor­da­dor cu­brien­do la dis­tan­cia que se­pa­ra el centro de la ciu­dad del edi­fi­cio que des­de el 2013 aco­ge la se­de cen­tral y bue­na par­te de las ope­ra­cio­nes de una em­pre­sa que tra­ba­ja con 20 bu­ques (17 en pro­pie­dad y tres fle­ta­dos), em­plean­do a una plan­ti­lla de 1.022 per­so­nas, de las que un po­co más de la mi­tad na­ve­gan y el res­to desa­rro­lla to­do ti­po de ser­vi­cios en tie­rra, li­de­ran­do el mer­ca­do en las ru­tas Pe­nín­su­la-Ba­lea­res, in­ter­ba­lea­res y con una im­por­tan­te pre­sen­cia en el Es­tre­cho.

Utor es un di­rec­ti­vo atí­pi­co: es em­pre­sa­rio. Pro­pie­ta­rio del 57,5% de la com­pa­ñía en la que ejer­ce tam­bién de con­se­je­ro de­le­ga­do, tie­ne en su ca­be­za dón­de es­tá ca­da bu­que en ca­da mo­men­to y se fi­ja en de­ta­lles que otras per­so­nas en su po­si­ción de­le­ga­rían, po­si­ble­men­te co­mo he­ren­cia de ha­ber pa­sa­do por to­dos los pues­tos po­si­bles en una na­vie­ra. Na­ci­do ha­ce 53 años en el an­ti­guo pro­tec­to­ra­do de Al­hu­ce­mas, em­pe­zó a vi­vir en Dé­nia en su pri­mer año de vi­da. La capital de la co­mar­ca de la Ma­ri­na Al­ta, Ali­can­te, siem­pre se ha vol­ca­do en sus mue­lles, no só­lo por la ac­ti­vi­dad pes­que­ra sino tam­bién por ser el puer­to de la Pe­nín­su­la más cer­cano a Ei­vis­sa y For­men­te­ra.

Con 23 años, mien­tras es­tu­dia­ba de­re­cho, Utor em­pe­zó a tra­ba­jar ven­dien­do pa­sa­jes a Ba­lea­res en las ta­qui­llas de la na­vie­ra Fle­ba­sa, ade­más de ama­rrar y des- ama­rrar los fe­rris, pa­ra des­pués ir pro­gre­san­do en di­fe­ren­tes pues­tos de la com­pa­ñía has­ta lle­gar a la di­rec­ción ge­ne­ral. Fle­ba­sa era una fi­lial de Is­na­sa, Is­le­ña de Na­ve­ga­ción, na­ci­da en Ba- lea­res pe­ro que tras al­gu­nos cambios ac­cio­na­ria­les aca­bó es­pe­cia­li­zán­do­se en unir la Pe­nín­su­la con el nor­te de Áfri­ca. La cri­sis de los 90 se la lle­vó por de­lan­te, mo­men­to en el que un gru­po de ad­mi­nis­tra­ti­vos, di­rec­ti­vos y ca­pi­ta­nes de Fle­ba­sa de­ci­dió crear una So­cie­dad Anó­ni­ma La­bo­ral. Era 1998 y na­ció Ba­leà­ria Eu­ro­lí­nies Ma­rí­ti­mes.

“El prin­ci­pio fue du­ro e ilu­sio­nan­te: con­se­gui­mos un bar­co, el Bahía de Má­la­ga, y dos pe­que­ños trans­bor­da­do­res pa­ra unir Ei­vis­sa y For­men­te­ra”, re­cuer­da. Por en­ton­ces, su prin­ci­pal com­pe­ti­dor era un cé­le­bre ibi­cen­co: Abel Ma­tu­tes con su na­vie­ra Pi­tra, que rea­li­za­ba prác­ti­ca­men­te los mis­mos ser­vi­cios que Ba­leà­ria. “El gran triun­fo fue la lle­ga­da de dos bu­ques de al­ta ve­lo­ci­dad, el Fe­de- ri­co Gar­cía Lor­ca en el 2001, que re­vo­lu­cio­nó las ru­tas Dé­nia-Ei­vis­sa-Pal­ma y el Ra­món Llull, cons­trui­do es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra el puer­to de Ciu­ta­de­lla, en el 2003”

La gue­rra co­mer­cial aca­bó ha­ce 11 años, cuan­do Ba­leà­ria ab­sor- bió a Pi­tra. Ma­tu­tes y Utor se con­vir­tie­ron en so­cios, uni­fi­can­do ser­vi­cios y flo­ta, unos bar­cos a los que se unie­ron en el 2007 los de Bu­que­bus Es­pa­ña. Ese fue un año en el que tam­bién se hi­zo una gran apues­ta tec­no­ló­gi­ca y de ser­vi­cio a bor­do, en­car­gan­do cua­tro nue­vos fe­rris a los as­ti­lle­ros Ba­rre­ras de Vi­go.

“Ahí apos­ta­mos fuer­te, in­ver­ti­mos 350 mi­llo­nes. Si que­ría­mos ser una gran com­pa­ñía te­nía­mos que te­ner buenos bar­cos, así que nos me­ti­mos en un pro­yec­to de fu­tu­ro apo­ya­do en tres pi­la­res: fi­nan­zas sa­nea­das, una flo­ta mo­der­na y la apues­ta por las nue­vas tec­no­lo­gías”, re­cuer­da. De Ba­rre­ras sa­lie­ron los fe­rris que en el cas­co lu­cen la con­tra­se­ña Ba­lea­ria + : Mar­tin i So­ler, Al­hu­ce­mas, Pas­sió per For­men­te­ra y Abel Ma­tu­tes, pro­pie­ta­rio del 42,5% de las ac­cio­nes de la em­pre­sa y con el que Utor qui­so sim­bo­li­zar el agra­de­ci­mien­to al ex­mi­nis­tro ibi­cen­co por su apo­yo in­con­di­cio­nal du­ran­te es­ta úl­ti­ma dé­ca­da, en la que to­do no ha si­do mar en cal­ma, pues la lar­ga cri­sis es­pa­ño­la no le ha si­do aje­na. Co­mo ejem­plo de ello, el au­men­to de pa­sa­je de un 12% no su­pu­so en el 2013 unos in­gre­sos ma­yo­res in­gre­sos que en el ejer­ci­cio an­te­rior.

Así, aun­que el año pa­sa­do la na­vie­ra y sus fi­lia­les facturaron 260 mi­llo­nes de eu­ros, el mer­ca­do na­cio­nal si­gue de­pri­mi­do y se ha de­ci­di­do apos­tar por nue­vos paí­ses, sien­do la pri­me­ra op­ción las ru­tas en­tre Flo­ri­da y las is­las Baha­mas en bar­cos de al­ta ve­lo­ci­dad con ca­pa­ci­dad pa­ra lle­var vehícu­los, una op­ción que sor­pren­den­te­men­te nin­gu­na em­pre­sa ha­bía ofre­ci­do an­tes. La apues­ta por mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les su­po­ne hoy pa­ra Ba­leà­ria un 12% de los in­gre­sos y pa­ra el 2020 se es­pe­ra que al­can­ce el 50% gra­cias a los nue­vos pro­yec­tos, so­bre to­do en EE.UU., Ca­ri­be y Su­da­mé­ri­ca, ini­cia­ti­vas que se unen a otras de cor­te me­dioam­bien­tal co­mo la re­mo­to­ri­za­ción de bu­ques, apos­tan­do por el gas na­tu­ral li­cua­do co­mo com­bus­ti­ble me­nos con­ta­mi­nan­te y más eco­nó­mi­co.

JOF

El ‘Fast Ferry Pi­nar del Rio’ es­tá ba­sa­do en Es­ta­dos Uni­dos y une a dia­rio Fort Lau­der­da­le (Flo­ri­da) con Free­port (en Baha­mas)

JOF

El ferry ‘Al­hu­ce­mas’, uno de los bar­cos más mo­der­nos de Ba­leà­ria, en su ama­rre ha­bi­tual de Bar­ce­lo­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.