La bol­sa en­gor­da

La ne­go­cia­ción en el mer­ca­do bur­sá­til español ha cre­ci­do en abril el 36,4% res­pec­to al año pa­sa­do

La Vanguardia - Dinero - - FINANZAS - Ser­gio He­re­dia

Mi­les de in­ver­so­res, es­pa­ño­les e in­ter­na­cio­na­les, han de­po­si­ta­do su mi­ra­da, y sus ex­pec­ta­ti­vas, so­bre la bol­sa es­pa­ño­la. Hay buen ro­llo en la at­mós­fe­ra, y ese sen­ti­mien­to se va ex­pan­dien­do en­tre los aho­rra­do­res, los mis­mos que mue­ven su capital de un la­do a otro, se­gún so­ple el vien­to, y que aho­ra se sien­ten es­pe­ran­za­dos gra­cias al Ibex y al Mer­ca­do Con­ti­nuo. Ha­ce me­ses que los ana­lis­tas han an­ti­ci­pa­do el pro­ce­so, pe­ro la es­ta­dís­ti­ca ha­bla en es­te mo­men­to. En abril, la bol­sa es­pa­ño­la ne­go­ció 78.697 mi­llo­nes de eu­ros, un 36,4% más que en abril del año pa­sa­do, se­gún da­tos de Bol­sas y Mer­ca­dos Es­pa­ño­les (BME). Es­tá cla­ro que la bol­sa da jue­go...

“Es evi­den­te que el es­ce­na­rio es­tá cambiando –di­ce Do- min­go Gar­cía Co­to, di­rec­tor del ser­vi­cio de es­tu­dios del BME–. El en­torno ma­cro­eco­nó­mi­co ofre­ce pers­pec­ti­vas de me­jo­ra”.

Es cier­to que la mi­cro­econo- mía (la del ciu­da­dano de a pie) ape­nas no­ta aún los efec­tos de la bo­nan­za. Sin em­bar­go, la bue­na sin­to­nía que re­gis­tra la macroeconomía (la bol­sa, la pri­ma de ries­go, ín­di­ces co­mo el PIB o la ta­sa de ex­por­ta­cio­nes) y las no­ti­cias que van lan­zan­do dis­tin­tos agen­tes so­cia­les se va im­preg­nan­do en la at­mós­fe­ra. Es­ta mis­ma se­ma­na, Bru­se­las ha ele­va­do sus pers­pec­ti­vas de cre­ci­mien­to de Es­pa­ña pa­ra el 2014 y el 2015.

“Des­de ha­ce cer­ca de un año, la bol­sa se en­cuen­tra en un es­ta­do de se­mi­eu­fo­ria: es­tá su­bien­do. No lo ha­ce de una for­ma cons­tan­te, pe­ro sí que ha asu­mi­do una ten­den­cia al­cis­ta”, di­ce Ja­vier Nie­der­leyt­ner, pro­fe­sor del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Bur­sá­ti­les (IEB). “Los da­tos del PIB anun­cian que el país es­tá re­cu­pe­ran­do la vía del cre­ci­mien­to. Pe­ro ade­más, la per­cep­ción del ries­go Es­pa­ña es muy in­fe­rior a la que ha­bía ha­ce un tiem­po. Bas­ta con ob­ser­var la evo­lu­ción de la pri­ma de ries­go, que aho­ra ya ofre­ce nú­me­ros si­mi­la­res a la pre­cri­sis”.

La me­jo­ra de la pri­ma de ries­go tie­ne un do­ble va­lor ex­cep­cio­nal: ate­núa la sen­sa­ción de ries­go del país y tam­bién ani­ma a ma­nio­brar a mu­chos in­ver­so­res ins­ti­tu­cio­na­les. Quie­nes an­tes re­cu­rrían a los bo­nos del Te­so­ro, en búsqueda de ren­ta­bi­li­da­des pró­xi­mas al 5%, aho­ra de­ben mi­rar pa­ra otro la­do, al ad­ver­tir que esos bo­nos ape­nas su­pe­ran el 3%. “Y la me­jor al­ter­na­ti­va es la ren­ta va­ria­ble”, in­sis­te Nie­der­leyt­ner. Se­gún la En­cues­ta Glo­bal de Sen­ti­mien­to In­ver­sor de Fran­klin Tem­ple­ton, uno de ca­da tres aho­rra­do­res es­pa­ño­les pien­sa au­men­tar su ex­po­si­ción a la bol­sa en es­te 2014.

En reali­dad, to­do con­flu­ye en fa­vor de las bol­sas. No só­lo el re­tro­ce­so en la ren­ta­bi­li­dad de los bo­nos, sino tam­bién la mar­cha atrás que es­tán vi­vien­do los de­pó­si­tos, con­se­cuen­cia del pro­ce­so de re­ca­pi­ta­li­za­ción ban­ca­ria pues­to en mar­cha ha­ce al­go más de un año, tan pron­to co­mo Bru­se­las pro­ce­día al res­ca­te de la ban­ca es­pa­ño­la. Don­de an­tes se ofre­cía un 4%, aho­ra a du­ras pe­nas se pa­sa del 1%.

“No hay pers­pec­ti­vas en la ren­ta fi­ja, y eso be­ne­fi­cia a la ren­ta va­ria­ble –di­ce Gar­cía Co­to–. Se es­tá no­tan­do. Hay in­te­rés en­tre las fa­mi­lias es­pa­ño­las, que van vol­vien­do a la bol­sa: sus deu­das se es­tán re­du­cien­do y su ca­pa­ci­dad de ma­ne­jar los ac­ti­vos se es­tá ele­van­do. Evi­den­te­men­te, ese sen­tir se ex­tien­de a los in­ver­so­res ex­tran­je­ros. El cre­ci­mien­to en el vo­lu­men de la bol­sa es­pa­ño­la ha lle­ga­do pa­ra que­dar­se”.

Aun así, re­cuer­dan to­das las fuen­tes, las ci­fras de ne­go­cia­ción bur­sá­til ac­tual si­guen dis­tan­cia de los vo­lú­me­nes de pe­rio­dos de más es­plen­dor, co­mo los 1,04 bi­llo­nes de eu­ros del 2010. En el pri­mer cua­tri­mes­tre de es­te 2014, se han ne­go­cia­do 269.206 mi­llo­nes. De man­te­ner­se ese rit­mo, el año se ce­rra­ría so­bre los 800.000 mi­llo­nes, cien mil más que en el 2013.

DA­NI DUCH

Des­de ha­ce ca­si un año, la bol­sa se en­cuen­tra en un es­ta­do de se­mi­eu­fo­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.