“Eu­ro­pa es­ta­rá mu­cho más fuer­te que nun­ca ”

La Vanguardia - Dinero - - ENTREVISTA - La­lo Agus­ti­na

Sam Eve­ratt, pre­si­den­te de la red in­ter­na­cio­nal de des­pa­chos la­bo­ra­lis­tas Ius La­bo­ris, con­si­de­ra que Es­pa­ña su­pe­rará tam­bién la tre­men­da cri­sis de em­pleo en la que se ha­ya su­mi­da por­que ha he­cho las re­for­mas ade­cua­das. Aun­que el pro­ce­so sea len­to, es­te di­rec­ti­vo in­glés afin­ca­do en Bél­gi­ca se mos­tró op­ti­mis­ta es­ta se­ma­na en Bar­ce­lo­na, don­de Ius La­bo­ris ce­le­bró su con­ven­ción anual. ¿Qué lec­cio­nes de­be sa­car Es­pa­ña de la cri­sis por lo que res­pec­ta al em­pleo? Es­pa­ña, Ita­lia y otros paí­ses han evo­lu­cio­na­do de for­ma muy di­fe­ren­te en los úl­ti­mos años gra­cias a las re­for­mas. Des­de el 2010 ha ha­bi­do cambios fun­da­men­ta­les, aun­que aho­ra los em­pre­sa­rios de­be­rán pen­sar có­mo ma­ne­jar el per­so­nal con edad más avan­za­da. ¿Es­tá, pues, sa­tis­fe­cho de la re­for­ma la­bo­ral en Es­pa­ña y cree que pue­de re­ver­tir la in­so­por­ta­ble ta­sa de pa­ro ac­tual? Es­pa­ña ha da­do los pa­sos co­rrec­tos en los úl­ti­mos años y eso ha da­do una ma­yor con­fian­za a los mer­ca­dos. Di­cho es­to, creo que lle­va­rá mu­cho tiem­po cam­biar la si­tua­ción, co­mo en otras econo-

Lo más im­por­tan­te es te­ner fle­xi­bi­li­dad en el em­pleo por­que los que es­tán en dis­po­si­ción de con­tra­tar desean, so­bre to­do, mi­ni­mi­zar ries­gos”

mías. Co­mo en el Reino Uni­do, por ejem­plo. Tan­to aquí co­mo allí hay mu­chos em­pleos en tra­ba­jos tem­po­ra­les o con ba­jos sa­la­rios. Es­to no es bueno, aun­que tam­bién es ver­dad que en el mer­ca­do glo­bal exis­te una gran com­pe­ten­cia por par­te de Chi­na, La­ti­noa­mé­ri­ca y Áfri­ca y pa­ra po­der aguan­tar el ti­po ha­brá que ha­cer al­gu­na re­for­ma más. La re­for­ma la­bo­ral en Es­pa­ña ases­tó un du­ro gol­pe a las re­la­cio­nes la­bo­ra­les y la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va. Te­nien­do en cuen­ta el ejem­plo de otros paí­ses, ¿qué lecturas de­ben ex­traer los agen­tes so­cia­les en Es­pa­ña? En los des­pa­chos que for­man par­te de Ius La­bo­ris por to­do el mun­do te­ne­mos la ex­pe­rien­cia de ha­ber tra­ta­do mu­chas re­or­ga­ni­za­cio­nes y re­es­truc­tu­ra­cio­nes em­pre­sa­ria­les en los úl­ti­mos años, a me­nu­do con im­por­tan­tes re­cor­tes de plan­ti­lla. Y es­tá cla­ro que es un re­to pa­ra los sin­di­ca­tos y quie­nes ocu­pan pues­tos di­rec­ti- vos en las em­pre­sas que se adap­ten a los nue­vos tiem­pos.

Pe­ro es­to ya lo es­ta­mos vien­do, ya es­tá su­ce­dien­do. Con una pa­ra­do­ja: mien­tras se cues­tio­na el pa­pel de los sin­di­ca­tos en al­gu­nos paí­ses ve­mos có­mo se es­tán or­ga­ni­zan­do pa­ra ir jun­tos en el con­cier­to in­ter­na­cio­nal y así ha­cer­se más fuer­tes. Es un re­to pa­ra ellos man­te­ner su in­fluen­cia en el fu­tu­ro. Pre­ci­sa­men­te, una de las crí­ti­cas de los sin­di­ca­tos, al me­nos en Es­pa­ña, es que no se ha pres­ta­do la aten­ción de­bi­da a las po­lí­ti­cas ac­ti­vas de em­pleo. ¿Es­tá de acuer­do en que son fun­da­men­ta­les? Bueno, pa­ra mí lo más im­por­tan­te es la fle­xi­bi­li­dad en el em­pleo. Los que tie­nen la po­si­bi­li­dad de crear nue­vos pues­tos de tra­ba­jo ne­ce­si­tan, por en­ci­ma de cual­quier otra con­si­de­ra­ción, mi­ni­mi­zar los ries­gos que a ve­ces ate­na­zan la to­ma de de­ci­sio­nes. La fle­xi­bi­li­dad es la que de ver­dad per­mi­te crear em­pleo. Ob­via­men­te, no se de­be per­der el nor­te y hay que ha­cer com­pa­ti­ble es­ta pre­mi­sa con el man­te­ni­mien­to de la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial que de­ben cui­dar siem­pre los di­rec­ti­vos.

Es­ta fle­xi­bi­li­dad se ha vis­to re­for­za­da en las le­gis­la­cio­nes la­bo­ra­les eu­ro­peas en es­tos años de cri­sis, pe­ro mu­chos ana­lis­tas con­si­de­ran que, pe­se a to­do, Eu­ro­pa no ha reac­cio­na­do con la su­fi­cien­te ra­pi­dez y que qui­zás no se­rá ca­paz de com­pe­tir... No es­toy de acuer­do. Eu­ro­pa ha si­do ca­paz de cam­biar muy rá­pi­da­men­te. Lo ha de­mos­tra­do en es­ta cri­sis. Y no hay ra­zón pa­ra creer que no vol­ve­rá a ha­cer­lo si es pre­ci­so. Las cri­sis son siem­pre una opor­tu­ni­dad. Y es­toy con­ven­ci­do de que muy pron­to Eu­ro­pa es­ta­rá mu­cho más fuer­te de lo que la ha­ya­mos vis­to nun­ca.

PE­DRO MADUEÑO

Sam Eve­ratt

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.