La Sareb me­te pre­sión y ven­de unas 43 uni­da­des al día

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA -

La So­cie­dad de Ges­tión de Ac­ti­vos Pro­ce­den­tes de la Re­es­truc­tu­ra­ción Ban­ca­ria (Sareb) con­tro­la­da por el Es­ta­do (45%) y un nu­tri­do gru­po de ban­cos, ase­gu­ra­do­ras y una com­pa­ñía eléc­tri­ca (55%) es hoy la ma­yor in­mo­bi­lia­ria del país. Crea­da a fi­na­les del 2012 por im­po­si­ción de la troi­ka a Es­pa­ña co­mo una de las con­di­cio­nes obli­ga­to­rias a cam­bio del res­ca­te de la ban­ca, la Sareb se nu­trió con ac­ti­vos por va­lor de 60.000 mi­llo­nes de eu­ros de la ban­ca par­cial o to­tal­men­te na­cio­na­li­za­da.

La en­ti­dad se­mi­pú­bli­ca –so­me­ti­da al con­trol del Ban­co de Es­pa­ña y del Con­gre­so– jue­ga con la ven­ta­ja de que com­pró muy ba­ra­to, con un descuento im­por­tan­tí­si­mo so­bre el va­lor en li­bros de los ac­ti­vos in­mo­bi­lia­rios de los ban­cos, que ya ha­bían res­ta­do las pro­vi­sio­nes de años an­te­rio­res. Po­ner en mar­cha la Sareb lle­vó su tiem­po y al­gu­nos que­bra­de­ros de ca­be­za. Pe­ro en su pri­mer año com­ple­to, el 2013, ya lo­gró ven­der 9.000 in­mue­bles.

Es­te año, la en­ti­dad que pre­si­de Be­lén Ro­ma­na y que di­ri­ge Jai­me Eche­go­yen se ha pro­pues­to desprenderse de 10.500 in­mue­bles, unos 30 al día. En el pri­mer tri­mes­tre del ejer­ci­cio, las ven­tas al­can­za­ron los 3.846 in­mue- bles, a un rit­mo de 43 al día, lo cual per­mi­te aven­tu­rar que las pre­vi­sio­nes ini­cia­les po­drían que­dar­se cor­tas.

Sin em­bar­go, no to­do son pa­ra­bie­nes. Al igual que ocu­rre con la ac­ti­vi­dad de la ban­ca sa­na, mu­chos ex­per­tos y los his­tó­ri­cos del sec­tor cri­ti­can que la Sareb dis­tor­sio­na por com­ple­to el com­por­ta­mien­to del mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio. “Los pro­mo­to­res no pue­den ven­der con descuento por­que pier­den el di­ne­ro in­ver­ti­do, pe­ro en cam­bio aquí hay un com­pe­ti­dor, crea­do con di­ne­ro pú­bli­co, cu­yos ges­to­res los po­ne el Go­bierno y de­cla­ra­do de in­te­rés na­cio­nal que in­flu­ye po­de­ro­sa­men­te en el des­tino de to­dos los que es­ta­mos en el sec­tor”, se que­ja un pro­mo­tor.

De to­das for­mas, la caí­da de los pre­cios pro­vo­ca­da por la ac­ti­vi­dad de la Sareb y de la ban­ca ha te­ni­do un efec­to po­si­ti­vo, se­gún otros. “Tras tan­tos des­cen­sos de pre­cios y pro­vi­sio­nes ban­ca­rias ha ca­la­do la idea de que la co­rrec­ción ya es­ta­ba he­cha y de que los ac­ti­vos ya se po­dían com­prar, con el con­si­guien­te efec­to lla­ma­da a los in­ver­so­res na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les”, co­men­ta un con­sul­tor que pi­de el ano­ni­ma­to. Aho­ra que abun­da la li­qui­dez, el ex­ce­so de ofer­ta no pue­de ser ma­lo pa­ra el sec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.