Los yup­pies de Pu­jol, hoy

Cor­tés re­la­ta las úl­ti­mas dé­ca­das a tra­vés de Mas, Pi­qué, Bi­ru­lés, Vi­la­rru­bí y Mi­quel Puig

La Vanguardia - Dinero - - LIBROS - Jus­to Ba­rran­co

To­da una épo­ca re­tra­ta­da a tra­vés de cin­co per­so­nas que han pro­ta­go­ni­za­do y pro­ta­go­ni­zan la vi­da eco­nó­mi­ca y po­lí­ti­ca de Ca­ta­lun­ya y de to­da Es­pa­ña. Cua­tro hom­bres y una mu­jer con unos per­fi­les que, aun­que han ad­qui­ri­do to­nos di­fe­ren­tes en su ma­du­rez, se desa­rro­llan a par­tir de un tron­co co­mún: la re­la­ción en sus eta­pas de ju­ven­tud con los pri­me­ros go­bier­nos de Jor­di Pu­jol. En ese sen­ti­do, cons­ti­tu­yen una suer­te de le­ga­do no­mi­nal e in­ma­te­rial del pu­jo­lis­mo. Sus nom­bres: Ar­tur Mas, An­na Bi­ru­lés, Mi­quel Puig, Car­les Vi­la­rru­bí y Jo­sep Pi­qué, aque­llos pro­me­te­do­res jó­ve­nes a los que el ex di­rec­tor de La Van­guar­dia Jo­sé An­tich bau­ti­zó en los ochen­ta, du­ran­te su eta­pa en El País, co­mo “los yup­pies de Pu­jol”, jus­ta­men­te el tí­tu­lo, ac­tua­li­za­do, que el pe­rio­dis­ta Jo­sep Ma­ria Cor­tés ha ele­gi­do pa­ra su par­ti­cu­lar crónica de las úl­ti­mas dé­ca­das en nues­tro país.

Los yup­pies de Pu­jol lle­gan a la ci­ma es el tí­tu­lo ele­gi­do por Cor­tés. Des­pués de to­do, aque­llos jó­ve­nes pro­me­te­do­res ac­tual­men­te pre­si­den go­bier­nos y di­ri­gen em­pre­sas y han ocu­pa­do mi­nis­te­rios, con­se­je­rías y con­se­jos de ad­mi­nis­tra­ción. Y con ellos cons­tru­ye un li­bro cu­ya es­truc­tu­ra se ase­me­ja a esas no­ve­las río im­pa­ra­bles que unen de­ce­nas de te­mas e historias pa­ra cons­truir to­do un mun­do y que en­gan­chan al lec­tor a lo lar­go de cien­tos de ho- jas. Con la ven­ta­ja de que Cor­tés ha sin­te­ti­za­do el mun­do que que­ría re­tra­tar en cien­to cin­cuen­ta pá­gi­nas, pe­ro muy fruc­tí­fe­ras.

Un mun­do en el que, inevi­ta­ble­men­te, uno de los ma­yo­res pro­ta­go­nis­tas es Ar­tur Mas, a quien Cor­tés de­fi­ne co­mo “un hu­go­no­te de cue­llo blan­co que, pa­ra re­tar al Got­ha español, gas­ta tra­je os­cu­ro y cor­ba­ta ne­gra”. Un político con “una for­ma­ción in­te­lec­tual só­li­da” pe­ro que co­mo hom­bre pú­bli­co pa­re­cía in­cli­na- do a “res­pon­sa­bi­li­da­des de ca­rác­ter téc­ni­co”. Y que sin em­bar­go ha aca­ba­do li­de­ran­do el ac­tual re­to de Ca­ta­lun­ya al Es­ta­do. Cu­rio­sa­men­te, a Mas le co­rres­pon­de el pri­mer ca­pí­tu­lo del li­bro, pe­ro no por­que tra­ce su per­fil, sino por­que es­tá de­di­ca­do a la su­ce­sión de Jo­sep Vi­la­ra­sau en La Cai­xa. Pu­jol, di­ce Cor­tés, le pa­só a Mas la patata ca­lien­te y Mas aca­bó obli­gan­do a Vi­la­ra­sau a ju­bi­lar­se, dan­do pa­so a For­ne­sa y Fai­né. Cu­rio­sa­men­te, co­mo mues­tra de la sig­ni­fi­ca­ción de La Cai­xa, el pe­núl­ti­mo ca­pí­tu­lo del li­bro, an­tes de la con­clu­sión fi­nal, es­tá pro­ta­go­ni­za­do de nue­vo por Fai­né y sus com­pli­ca­das re­la­cio­nes con Joan La­por­ta. Re­la­cio­nes a las que ayu­dó mu­cho Car­les Vi­la­rru­bí, aho­ra vi­ce­pre­si­den­te del FC Bar­ce­lo­na y el hom­bre de ne­go­cios al que acu­dió Da­vid de Roths­child pa­ra que su ban­ca de in­ver­sio­nes en­tra­ra en Bar­ce­lo­na. Un Vi­la­rru­bí del cual Cor­tés re­cuer­da la di­mi­sión an­te no­ta­rio a las dos de la ma­dru­ga­da co­mo CEO del Ti­bi­gar­dens de De la Ro­sa pa­ra evi­tar que le fal­si­fi­ca­ran la fir­ma y que hu­bie­ra te­je­ma­ne­jes con un cré­di­to de la Ge­ne­ra­li­tat.

Mien­tras Vi­la­rru­bí se ale­ja­ba de De la Ro­sa, Jo­sep Pi­qué, aho­ra en OHL, pre­si­día Er­cros, que era par­te del Gru­po To­rras, la pla­ta­for­ma em­pre­sa­rial de De la Ro­sa co­mo res­pon­sa­ble de KIO en Es­pa­ña. Y es que, y eso lo mues­tra bien Cor­tés en su li­bro, to­do es­tá fuer­te­men­te en­tre­cru­za­do. Pi­qué, que ha­bía es­ta­do a pun­to de ser con­se­ller de Pu­jol, se­du­ci­ría a Aznar en un en­cuen­tro pro­mo­vi­do por Juan Ro­sell y se­ría mi­nis­tro de In­dus­tria y Ex­te­rio­res. Y ocu­pa­ría du­ran­te un tiem­po la res­pon­sa­bi­li­dad que Aznar le ofre­ció an­te­rior­men­te sin éxi­to a Ferrer Sa­lat en Ca­ta­lun­ya.

Un Pi­qué que in­ten­tó en­ro­lar a su ami­ga An­na Bi­ru­lés pa­ra re­no­var la can­di­da­tu­ra au­to­nó­mi­ca del PP de 1999 co­mo in­de­pen­dien­te pe­ro no lo lo­gró. Más tar­de se­ría mi­nis­tra de Cien­cia y Tec­no­lo­gía: des­pués de to­do ha­bía abier­to bre­cha, di­ce Cor­tés, en no­ve­do­sos as­pec­tos del desa­rro­llo y la com­pe­ti­ti­vi­dad em­pre­sa­rial –Ci­dem, capital ries­go, par­ques tec­no­ló­gi­cos– en In­dús­tria en los pri­me­ros go­bier­nos de Pu­jol. Una In­dús­tria en la que en­tró con Joan Hor­ta­là co­mo Pi­qué y Mi­quel Puig, que es­ta­ría lar­gos años en la ad­mi­nis­tra­ción y se­ría di­rec­tor de la Cor­po­ra­ció Ca­ta­la­na de Rà­dio i Te­le­vi­sió. To­do un mun­do que, con Mas a la ca­be­za, en­fren­ta hoy de­ci­sio­nes tras­cen­den­ta­les que en cual­quier ca­so, aun­que al­gu­nos lo quie­ran, di­ce, no da­rán fru­tos in­me­dia­tos.

PE­DRO MADUEÑO

Mas y Pi­qué en la se­sión inau­gu­ral de las jor­na­das del Cer­cle d’Eco­no­mia en Sit­ges

LOS YUP­PIES DE PU­JOL LLE­GAN A LA CI­MA Jo­sep Ma­ria Cor­tés Bres­ca. Bar­ce­lo­na, 2014. 160 pá­gi­nas Pre­cio: 15 €; e-book, 6,99 €

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.