Pe­que­ños mo­men­tos ‘!’

Aca­ba de re­ci­bir el pre­mio ‘Crea­dor del año 2015’ en la fe­ria Mai­son&Ob­jet de París. La maes­tría di­se­ña­do­ra de Nen­do se re­con­fir­ma de nue­vo

La Vanguardia - Dinero - - CASAS - Mar­ta Ro­drí­guez Bosch

Ha­ce­tan­so­lou­na­dé­ca­da el es­tu­dio Nen­do, li­de­ra­do por Oki Sa­to, pre­sen­tó por pri­me­ra vez su tra­ba­jo en el Sa­lon Sa­te­lli­te de Mi­lán. Es el es­pa­cio que la fe­ria del mue­ble más im­por­tan­te del mun­do re­ser­va a los jó­ve­nes di­se­ña­do­res pa­ra que ex­pon­gan nue­vas ideas ca­pa­ces de se­du­cir a al­gún fa­bri­can­te que se ani­me a pro­du­cir­las. Ya­sí su­ce­dió. La pres­ti­gio­sa fir­ma ita­lia­na Cap­pe­lli­ni se fi­jó en Nen­do. De la re­la­ción de am­bos y la ex­pe­ri­men­ta­ción con una gran va­rie­dad de ma­te­ria­les han sur­gi­do has­ta hoy ex­ce­len­tes co­lec­cio­nes. Y des­de en­ton­ces el es­tu­dio ja­po­nés ha si­do re­que­ri­do por muy di­ver­sas em­pre­sas de pres­ti­gio in­ter­na­cio­nal pa­ra desa­rro­llar pie­zas de mo­bi­lia­rio, ilu­mi­na­ción y to­do ti­po de ob­je­tos.

Na­ci­do en To­ron­to en 1977, Oki Sa­to es­tu­dió Ar­qui­tec­tu­ra en la Uni­ver­si­dad Wa­se­da de To­kio y en el año 2002 fun­dó Nen­do con quin­ce co­le­gas que co­no­ció en las au­las. El nom­bre ha he­cho for­tu­na por la gran va­lía de su tra­ba­jo. Es ade­más fá­cil de pro­nun­ciar y re­cor­dar. Y mu­chos lo aso­cian a una so­la per­so­na, a Oki Sa­to, el al­ma y ca­ra vi­si­ble del es- tu­dio. En ja­po­nés Nen­do sig­ni­fi­ca “mo­de­lar ba­rro”, una ac­ti­vi­dad que re­mi­te a lo pri­mi­ge­nio. Adop­tan­do es­te nom­bre qui­sie­ron des­ta­car esa mis­ma fle­xi­bi­li­dad al aco­me­ter los pro­yec­tos y lo sor­pren­den­te que re­sul­ta la sim­pli­ci­dad, lo vis­to con los ojos de la pri­me­ra vez.

En Es­pa­ña, em­pre­sas como Vi­bia o Gan­día Blasco le han en- car­ga­do pie­zas. Pa­ra la pri­me­ra ha di­se­ña­do una mag­ní­fi­ca colección de lám­pa­ras don­de el te­ji­do de lino, con su­per­po­si­cio­nes, ma­ti­za lu­ces y som­bras. Pa­ra la se­gun­da, una se­rie de ta­bu­re­tes y me­sas au­xi­lia­res, apli­can­do una téc­ni­ca ha­bi­tual en In­dia: el te­ji­do con alam­bres al­re­de­dor de una es­truc­tu­ra me­tá­li­ca.

Con una mo­di­fi­ca­ción que pro­cu­ra un in­só­li­to efec­to vi­sual de­gra­da­do, no me­dian­te el co­lor, sino con la am­plia­ción gra­dual del es­pa­cio en­tre lí­neas. Pa­ra Cam­per ha crea­do za­pa­tos, el in­te­rior de la tien­da que la fir­ma de ori­gen ma­llor­quín tie­ne en la Quin­ta ave­ni­da de Nue­va York, y una no­ve­do­sa colección de ga­fas de sol, don­de la su­per­po­si­ción de dos len­tes de dis­tin­tos to­nos da un ter­cer co­lor.

El sen­ti­do de su tra­ba­jo en el cam­po del di­se­ño, ex­pli­ca el es­tu­dio Nen­do, re­si­de en “dar a la gen­te un pe­que­ño mo­men­to ‘!’. Hay mu­chos ‘!’ ocul­tos en nues­tra co­ti­dia­nei­dad, que ha­cen nues­tra vida más ri­ca e in­tere­san­te”. Pe­ro mu­chas ve­ces, se­ña­lan, no los re­co­no­ce­mos o los ig­no­ra­mos por iner­cia. Por ello Nen­do fi­ja su ob­je­ti­vo en re­cons­ti­tuir el día a día co­lec­cio­nan­do esos mo­men­tos que me­re­cen un signo de ex­cla­ma­ción, pa­ra re­di­se­ñar­los en al­go que sea fá­cil de en­ten­der. “Nos gus­ta­ría que la gen­te que se en­cuen­tra con un di­se­ño de Nen­do sien­ta esos pe­que­ños ‘!’ mo­men­tos de for­ma in­tui­ti­va”.

ES­TU­DIO NEN­DO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.