El lu­jo es­tá en los ser­vi­cios aña­di­dos

El edi­fi­cio Fran­cesc Ma­cià 10 es pio­ne­ro en Bar­ce­lo­na

La Vanguardia - Dinero - - CASAS / COYUNTURA - Mar Cla­ra­mon­te

En ciu­da­des como Nue­va York, Lon­dres o Hong Kong ha­ce años que ha cua­ja­do un con­cep­to hí­bri­do de re­si­den­cial de al­ta ga­ma ubi­ca­do en una zo­na top, con apar­ta­men­tos in­men­sos, zo­nas co­mu­nes ex­clu­si­vas y ser­vi­cios com­pa­ra­bles a los de un ho­tel de lu­jo. El pio­ne­ro en Bar­ce­lo­na en adop­tar ese mo­de­lo se­rá Fran­cesc Ma­cià 10 –el an­ti­guo edi­fi­cio de ofi­ci­nas Win­tert­hur–, que ha em­pe­za­do es­ta se­ma­na la co­mer­cia­li­za­ción de sus ocho vi­vien­das (de en­tre 500 y 600 m2, que se ven­de­rán en­tre 8.000 y 12.000 eu­ros el me­tro cua­dra­do). El lo­cal co­mer­cial de la plan­ta baja se pon­drá en al­qui­ler en unas se­ma­nas. Es­tá pre­vis­to que las obras, cu­yo cos­te se es­ti­ma en 40 mi­llo­nes de eu­ros, fi­na­li­cen den­tro de un año.

LA IM­POR­TAN­CIA DEL VA­LOR AÑA­DI­DO

Es­te pro­yec­to ha ido to­man­do for­ma des­de 2013 de la mano de Jo­sé Cai­re­ta y Daniel Cas­ti­llo, so­cios de Squir­cle Ca­pi­tal, ges­to­res del fon­do pro­pie­ta­rio del in­mue­ble, con se­de en Lu­xem­bur­go y Lon­dres.

“En el mer­ca­do es­pa­ñol exis­ten pro­duc­tos de muy al­ta ca­li­dad, pe­ro no nuevos desa­rro­llos con las su­per­fi­cies que plan­tea­mos y unos ser­vi­cios con tan­to va­lor aña­di­do”, des­ta­ca Cas­ti­llo. Y es que del es­pa­cio des­ti­na­do a re­si­den­cial, el 40% lo ocu­pa­rán las vi­vien­das y el 60% áreas co­mu­nes ex­clu­si­vas pa­ra los re­si­den­tes, con una pis­ci­na cu­bier­ta de 20 me­tros, un gim­na­sio o una sau­na, en­tre otros equi­pa­mien­tos. Asi­mis­mo, ca­da pro­pie­ta­rio dis­pon­drá de ca­va de vi­nos, un am­plio tras­te­ro y sie­te pla­zas de par­king, y se be­ne­fi­cia­rá de un ser­vi­cio de por­te­ro, con­ser­je y se­gu­ri­dad 24 ho­ras, ade­más de la fa­ci­li­dad de so­li­ci­tar en cual- quier mo­men­to ca­te­ri­ng, per­so­nal de lim­pie­za, ser­vi­cio de la­van­de­ría o com­pras a do­mi­ci­lio.

¿Ten­drá éxi­to un pro­duc­to de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas en Bar­ce­lo­na, una ciu­dad que no fi­gu­ra en­tre las pre­fe­ri­das de los gran­des pa­tri­mo­nios? En opi­nión de Cai­re­ta, “es una ope­ra­ción de ries­go ba­sa­da en un aná­li­sis téc­ni­co. Bar­ce­lo­na no es Lon­dres ni París, pe­ro so­lo son ocho vi­vien­das y po­ten­cial­men­te pue­de abrir un ni­cho de mer­ca­do muy in­tere­san­te”. An­tes de arran­car el pro­yec­to, se hi­zo un ex­haus­ti­vo es­tu­dio de mer­ca­do, iden­ti­fi­can­do otros pro­duc­tos si­mi­la­res a ni­vel in­ter­na­cio­nal y va­lo­ran­do la opor­tu­ni­dad de tras­la­dar aquí ese mo­de­lo. “A ni­vel lo­cal, ya hay gen­te que usa es­te pro­duc­to en otros paí­ses. Y nos cons­ta que hay un pú­bli­co ob­je­ti­vo que aquí no en­con­tra­ba lo que bus­ca­ba”, ase­gu­ra Cai­re­ta.

COM­PRA­DO­RES PO­TEN­CIA­LES

Se­gún el in­for­me “The Wealth Report 2015”, de la con­sul­to­ra Knight Frank, Bar­ce­lo­na cuen­ta con 438 ul­tra ri­cos re­si­den­tes (con pa­tri­mo­nio su­pe­rior a los 30 mi­llo­nes de dó­la­res), fren­te a los 544 de Ma­drid, o los 4.364 de Lon­dres, que en­ca­be­za es­te ran­king in­ter­na­cio­nal. Pre­ci­sa­men­te, la se­de de es­ta fir­ma en la ca­pi­tal bri­tá­ni­ca es la en­car­ga­da de con­tac­tar con un se­lec­to pool de com­pra­do­res po­ten­cia­les de to­do el mun­do, mien­tras que la in­mo­bi­lia­ria­ria de al­to stan­ding Lu­cas Fox ha­ce lo pro­pio des­de Bar­ce­lo­na.

Se­gún los pla­zos pre­vis­tos, las vi­si­tas al pi­so mues­tra co­men­za­rán en oc­tu­bre de es­te año.

El an­ti­guo edi­fi­cio Win­tert­hur al­ber­ga­rá ocho vi­vien­das de lu­jo con ser­vi­cios de al­to va­lor aña­di­do Es­ta se­ma­na ha em­pe­za­do la pri­me­ra fa­se de co­mer­cia­li­za­ción de la par­te re­si­den­cial

SQUIR­CLE CA­PI­TAL

Ex­clu­si­vi­dad den­tro y fue­ra. Imá­ge­nes vir­tua

les de la fa­cha­da, el ves­tí­bu­lo y la pis­ci­na del nue­vo pro­yec­to del edi­fi­cio ubi­ca­do en Fran­cesc Ma­cià 10.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.