Sos­te­ni­bi­li­dad de los pe­que­ños mu­ni­ci­pios

La Vanguardia - Dinero - - IDEAS Y DEBATES -

La re­cien­te con­sul­ta so­bre la co­mar­ca del Moia­nès y la pró­xi­ma so­bre el Lluça­nès ha­ce pen­sar en la efi­cien­cia y la sos­te­ni­bi­li­dad de los pe­que­ños mu­ni­ci­pios y en la po­si­bi­li­dad de que una ade­cua­da co­la­bo­ra­ción en­tre mu­ni­ci­pios pró­xi­mos a ni­vel co­mar­cal pue­da ayu­dar a re­sol­ver su via­bi­li­dad, una cues­tión que preo­cu­pa des­de ha­ce años en mu­chos paí­ses eu­ro­peos y que no tie­ne una so­lu­ción fá­cil.

La re­la­ción en­tre di­men­sión y efi­cien­cia en cual­quier ti­po de or­ga­ni­za­ción es un te­ma muy in­tere­san­te y po­co es­tu­dia­do. Se­gún Pe­ter Druc­ker, no se pue­de de­cir que un “ta­ma­ño” de­ter­mi­na­do sea me­jor que otros. Ase­gu­ran­do que ha­ya una bue­na ges­tión como con­di­ción in­dis­pen­sa­ble en to­dos los ca­sos, hay que es­tu­diar ca­da ac­ti­vi­dad con­cre­ta pa­ra de­ter­mi­nar cuál es la di­men­sión más efi­cien­te. En el ca­so de las em­pre­sas es ne­ce­sa­rio tam­bién te­ner en cuen­ta el sec­tor de que se ha­bla y nos en­con­tra­mos a me­nu­do con el he­cho de que hay py­mes más efi­cien­tes que las gran­des. Lo mis­mo pa­sa en el ca­so de las Uni- ver­si­da­des e in­clu­so de los paí­ses.

A ni­vel de los mu­ni­ci­pios pa­re­ce evi­den­te, al me­nos a pri­me­ra vis­ta, que es ne­ce­sa­rio un “ta­ma­ño” mí­ni­mo pa­ra ha­cer fren­te a la pres­ta­ción cre­cien­te de los ser­vi­cios a los ciu­da­da­nos y ase­gu­rar su sos­te­ni­bi­li­dad.

La fal­ta de via­bi­li­dad de los mu­ni­ci­pios pe­que­ños y la im­po­si­bi­li­dad de que den unos ser­vi­cios ade­cua­dos a sus ve­ci­nos no es ni de le­jos un he­cho que se dé só­lo a Ca­ta­lun­ya o Es­pa­ña sino en mu­chos paí­ses por to­do el mun­do. Las opi­nio­nes y pro­pues­tas de so­lu­ción son nu­me­ro­sas, des­de Ca­na­dá y los Es­ta­dos Uni­dos en Eu­ro­pa, co­sa que de­mues­tra la im­por­tan­cia y la com­ple­ji­dad del pro­ble­ma. Un ca­so que he po­di­do co­no­cer más de cer­ca es el de Di­na­mar­ca, don­de des­pués de nu­me­ro­sos es­tu­dios y de­ba­tes los mu­ni­ci­pios pe­que­ños se han agru­pa­do por dis­po­si­ción le­gal en en­ti­da­des de 20.000 ha­bi­tan­tes pa­ra ase­gu­rar su sos­te­ni­bi­li­dad fi­nan­cie­ra y pro­fe­sio­nal. Ha­brá que es­tu­diar a fon­do el im­pac­to que es­ta me­di­da es­tá te­nien­do en la ca­li­dad de vida, la cul­tu­ra y, en de­fi­ni­ti­va, la iden­ti­dad de los ciu­da­da­nos de ca­da lo­ca­li­dad.

El re­cien­te plan­tea­mien­to de la reac­ción de dos co­mar­cas “na­tu­ra­les” (el Moia­nès y el Lluça­nès) si­tua­das en el co­ra­zón de Ca­ta­lun­ya y, so­bre to­do, el ex­ce­len­te tra­ba­jo lle­va­do a ca­bo por los res­pec­ti­vos Con­sor­cios du­ran­te mu­chos años en be­ne­fi­cio de sus pue­blos, ha­cen pen­sar que qui­zás una so­lu­ción a lar­go pla­zo del pro­ble­ma de fal­ta de di­men­sión de los mu­ni­ci­pios pe­que­ños po­dría ser, en nues­tro ca­so, crear agru­pa­cio­nes pa­ra com­par­tir de­ter­mi­na­dos ser­vi­cios que ase­gu­ren, por otra par­te, una ges­tión res­pe­tuo­sa con las ca­rac­te­rís­ti­cas his­tó­ri­cas, so­cia­les y cul­tu­ra­les de ca­da uno de los mu­ni­ci­pios.

En Di­na­mar­ca, los mu­ni­ci­pios pe­que­ños se han agru­pa­do en en­ti­da­des de 20.000 ha­bi­tan­tes pa­ra ase­gu­rar su sos­te­ni­bi­li­dad”

La ex­pe­rien­cia de vein­te años del Con­sor­cio del Moia­nès y las con­se­cuen­cias que su ex­ce­len­te ges­tión ha te­ni­do a ni­vel de los diez pue­blos que for­ma­ban par­te po­dría ser un an­te­ce­den­te a te­ner en cuen­ta no só­lo a ni­vel de es­ta co­mar­ca sino de to­da Ca­ta­lun­ya. Con es­ca­sos me­dios, el Con­sor­cio ha si­do una pie­za fun­da­men­tal pa­ra ga­ran­ti­zar un desa­rro­llo eco­nó­mi­co sos­te­ni­ble y ha ju­ga­do un pa­pel muy im­por­tan­te al ase­gu­rar una ta­sa de pa­ro al­re­de­dor del 10% en es­te te­rri­to­rio.

Es evi­den­te que pa­ra ha­cer po­si­ble es­ta idea hay mu­chos obs­tácu­los que su­pe­rar, tan­to de ti­po le­gal y ad­mi­nis­tra­ti­vo, como po­lí­ti­co y tam­bién his­tó­ri­co, pe­ro val­dría la pe­na que por par­te de per­so­nas co­no­ce­do­ras de la pro­ble­má­ti­ca mu­ni­ci­pal se es­tu­dia­ra a fon­do es­ta po­si­bi­li­dad pa­ra no caer en las so­lu­cio­nes rá­pi­das y po­co pen­sa­das que al­gún día nos pue­den ve­nir im­pues­tas y con re­sul­ta­dos pre­vi­si­ble­men­te ne­ga­ti­vos en mu­chos sen­ti­dos.

De to­dos mo­dos y de acuer­do con Druc­ker, no te­ne­mos que ol­vi­dar que te­ner un “ta­ma­ño” ade­cua­do no es ga­ran­tía de éxi­to, si no va acom­pa­ña­do por una bue­na ges­tión, ele­men­to in­dis­pen­sa­ble en to­do ti­po de or­ga­ni­za­cio­nes, ya sean pri­va­das o pú­bli­cas.

Un ta­ma­ño ade­cua­do no es por sí so­lo ga­ran­tía de éxi­to, si no hay una bue­na ges­tión, ya es­té en or­ga­ni­za­cio­nes pri­va­das o en pú­bli­cas”

MIEM­BRO DEL CON­SE­JO CON­SUL­TI­VO DE LA UVIC Y DEL PA­TRO­NA­TO DE EADA JO­SEP MA­RIA DE AN­ZI­ZU

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.