Con en­ti­dad pro­pia

La fir­ma re­lo­je­ra ha tra­ba­ja­do pa­ra po­si­cio­nar­se co­mo una fir­ma que une ren­di­mien­to y ele­gan­cia

La Vanguardia - Dinero - - MARCAS QUE MARCAN - Mar­ga­ri­ta Puig

El pri­mer gol­pe dee­fec­to de Tu­dor tu­vo lu­gar en 1936, año en que Han Wils­dorf (el re­lo­je­ro bá­va­ro que fun­dó Rolex en 1908 en In­gla­te­rra pa­ra tras­la­dar la mar­ca tres años des­pués a Chaux-des-Fonds, Sui­za, y en 1920 a Ginebra) se hi­zo con los de­re­chos de esa fir­ma has­ta en­ton­ces mo­des­ta y des­co­no­ci­da que­die­za­ño­san­tes­ha­bía­si­do re­gis­tra­da por la com­pa­ñía sui­za Veu­ve­dePhi­lip­pe Hut­her. Pe­ro Wils­dorf es­pe­ró has­ta 1946 pa­ra pre­sen­tar Tu­dor co­mo “el her­mano pe­que­ño de Rolex” has­ta 1946.

Du­ran­te el lar­go in­ter­va­lo que pa­só en­tre su ad­qui­si­ción y la pre­sen­ta­ción, Wils­dorf es­tu­vo me­di­tan­do so­bre su idea de ha­cer un re­loj con los in­gre­dien­tes de Rolex pe­ro con un pre­cio más ase­qui­ble. Al final, el 6 de mar­zo de 1946, anun­cia­ba la nue­va era de Tu­dor que adop­tó la ro­sa co­mo lo­go­ti­po en cla­ra alu­sión a la ca­sa de los Tu­dor que reinó en In­gla­te­rra en­tre 1485 y 1603. De en­tre los re­lo­jes ma­nu­fac­tu­ra­dos en esa épo­ca hay mo­de­los em­ble­má­ti­cos co­mo el Tu­dor Oys­ter Prince, que acom­pa­ñó a los miem­bros de la ex­pe­di­ción cien­tí­fi­ca bri­tá­ni­ca a Green­land or­ga­ni­za­da por la Ro­yal Navy en 1952. Oe­lP­rin­ceSub­ma­ri­ner, di­se­ña­do­pa­ra­laUSNavy­de1964a 1966, ade­más del Ma­ri­ne Na­tio- na­le, el mo­de­lo oficial de la French Navy des­de los se­ten­ta has­ta 1984.

Pe­ro­la fir­ma, tal co­mo­la­co­no­ce­mos hoy, se re­lan­zó en 2009. El cam­bio fue es­pec­ta­cu­lar. Si du­ran­te ca­si se­sen­ta años Tu­dor ha­bía vivido ba­jo el man­to pro­tec­tor de Rolex, uti­li­zan­do en mu­chos ca­sos sus ca­jas y bra­za­le­tes, o in­clu­so re­pli­can­do al­gu­nas de sus pie­zas más em­ble­má­ti­cas, aho­ra ini­cia­ba real­men­te su pro­pia an­da­du­ra. Se tra­ba­jó du­ro pa­ra au­men­tar la iden­ti­dad­de­su­pro­duc­toy­lo­grar­queTu­dor fue­ra per­ci­bi­da co­mo una mar­ca que unía ren­di­mien­to y ele­gan­cia. Pa­ra ello se lan­zó la cam­pa­ña De­sig­ned for per­for­man­ce. en­gi­nee­red for ele­gan­ce (po­dría tra­du­cir­se co­mo “Di­se­ña­dos pa­ra el ren­di­mien­to. Fa­bri­ca­dos pa­ra la ele­gan­cia”), y se anun­ció un acuer­do de co­la­bo­ra­ción de Tu­dor con el equi­po Pors­che Motorsport, por el que se con­ver­tía en su cro­no­me­tra­dor oficial en la Supercup.

Tam­bién en­ton­ces se creó la lí­nea Gla­mour­co­nins­pi­ra­ción en los años se­sen­ta,y la Gran­tour, vin­cu­la­da al mun­do del au­to­mo­vi­lis­mo. Ade­más, Tu­dor lan­zó dos re­lo­jes de sub­ma­ri­nis­mo: el cro­nó­gra­fo Hy­dro­naut II; y el más téc­ni­co Hy­dro 1200, her­mé­ti­co has­ta los 1.200 me­tros y do­ta­do de una vál­vu­la de es­ca­pe­dehe­lio. Yu­na­ño­des­pués­la fir­ma con­fir­ma­ba es­te nue­vo po­si­cio­na­mien­to con la co­lec­ción He­ri­ta­ge, con la re­vi­sión y ac­tua­li­za­ción de sus me­jo­res mo­de­los his­tó­ri­cos. Los re­lo­jes ele­gi­dos pa­ra esa nue­va vuel­ta de tuer­ca fue­ron el Oys­ter­da­te Ch­ro­no­graph, de 1970, que vol­vió con­ver­ti­do en el He­ri­ta­ge Ch­rono; y el Ad­vi­sor, de 1957.

TU­DOR fue ad­qui­ri­da en 1936 por Han Wils­dorf, el re­lo­je­ro bá­va­ro que fun­dó Rolex. En 1946 pre­sen­tó su nue­va mar­ca y so­bre to­do tras la dé­ca­da de los cin­cuen­ta, la fir­ma em­pe­zó a des­pe­gar gra­cias a mo­de­los co­mo Tu­dor Oys­ter Prince (in­clui­do en la ex­pe­di­ción cien­tí­fi­ca bri­tá­ni­ca a Green­land or­ga­ni­za­da por la Ro­yal Navy en 1952), el Prince Sub­ma­ri­ner, pro­du­ci­do pa­ra la US Navy de 1964 a 1966, o el Ma­ri­ne Nationale, de la French Navy de los se­ten­ta a 1984

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.