Más in­cen­ti­vos pa­ra ven­der

Un nú­me­ro cre­cien­te de in­mo­bi­lia­rias ofre­ce pre­mios y co­mi­sio­nes pa­ra am­pliar su ofer­ta de vi­vien­das de al­to ‘stan­ding’ y así po­der dar una me­jor res­pues­ta a la as­cen­den­te de­man­da

La Vanguardia - Dinero - - CASAS - Mar Cla­ra­mon­te

Ven­der su pi­so aho­ra pue­de te­ner pre­mio: una te­le­vi­sión, un via­je, un iPho­ne... Bas­ta con echar un vis­ta­zo a la pu­bli­ci­dad de las agen­cias in­mo­bi­lia­rias pa­ra cons­ta­tar que, tras va­rios años en los que se fo­ca­li­za­ban prin­ci­pal­men­te en el com­pra­dor pa­ra ir­se des­pren­dien­do de su abun­dan­te stock de vi­vien­das, han vuel­to a po­ner en su pun­to de mi­ra al pro­pie­ta­rio que se plan­tea ven­der. Y es que mu­chos ex­per­tos coin­ci­den en que, una vez su­pe­ra­da la cri­sis, fal­ta ofer­ta ade­cua­da pa­ra sa­tis­fa­cer la cre­cien­te de­man­da, so­bre to­do de vi­vien­das pre­mium, en la ciu­dad de Bar­ce­lo­na. EL PRO­PIE­TA­RIO RE­CU­PE­RA PO­DER En opi­nión de Do­lors Gar­cía, di­rec­to­ra co­mer­cial de Ex­po­fin­ques, “no es que ha­ya fal­ta de ofer­ta, pe­ro qui­zá sí una ca­ren­cia de pro­duc­to a pre­cio real de mercado” y ad­vier­te que “una com­pra-ven­ta no se pue­de ha­cer por­que te re­ga­len al­go sino por el va­lor aña­di­do que te apor­ta el in­ter­me­dia­rio: co­no­ci­mien­to, ex­pe­rien­cia y una va­lo­ra­ción real del pre­cio y tiem­po de ven­ta”.

Co­mo va­lo­ra Joan Ollé, pre­si­den­te del Col·le­gi d’Agents de la Pro­pie­tat Im­mo­bi­lià­ria de Bar­ce­lo­na, “en las zo­nas bue­nas la obra nue­va ca­si se ha ex­tin­gui­do y por tan­to, la gen­te ti­ra mu­cho más de vi­vien­das de se­gun­da mano, que se van co­lo­can­do con más ra­pi­dez que an­tes y ya sin acep­tar re­ga­teos”. Es­ta si­tua­ción ha pro­vo­ca­do, se­gún Ollé, que “el pro­pie­ta­rio que pien­sa ven­der es­té re­cu­pe­ran­do po­der”, y por otro la­do, que ha­ya au­men­ta­do “la com­pe­ten­cia en­tre los agen­tes in­mo­bi­lia­rios, que en al­gu­nos ca­sos op­tan por usar téc­ni­cas de mar­ke­ting más agre­si­vas pe­ro que pue­den ser lí­ci­tas”, co­mo ofre­cer re­ga­los a los pro­pie­ta­rios, son­dear a los ve­ci­nos pa­ra de­tec­tar pi­sos sus­cep­ti­bles de po­ner­se en ven­ta e in­clu­so dar­les co­mi­sio­nes por ello. LA EX­CLU­SI­VI­DAD TIE­NE UN PRE­CIO La in­mo­bi­lia­ria de al­to stan­ding Oi Bar­ce­lo­na es una de las que ha apos­ta­do por “po­ten­ciar la cap­ta­ción del pro­duc­to de ni­vel me­dian­te el pa­go de co­mi­sio­nes a con­ser­jes, ve­ci­nos o co­mer­cian­tes que nos pro­por­cio­nen información vá­li­da so­bre pro­pie­da­des que po­dría­mos ven­der en ex­clu­si­va”, ex­pli­ca Luis Gual­tie­ri, ma­na­ging di­rec­tor de es­ta agen­cia cu­yos clien­tes son prin­ci­pal­men­te in­ter­na­cio­na­les. Con­cre­ta­men­te, Oi ofre­ce en­tre 500 y 1.000 eu­ros en efec­ti­vo a sus in­for­man­tes, siem­pre que la ven­ta lle­gue a su fin. “Sus da­tos re­sul­tan de uti­li­dad en­tre un 25 y 30% de los ca­sos, por lo que es­ta es­tra­te­gia de es­ti­mu­la­ción nos es­tá yen­do fran­ca­men­te bien”, su­bra­ya Gual­tie­ri.

An­te la com­pe­ten­cia en­tre agen­cias al­gu­nas re­cu­rren a téc­ni­cas de cap­ta­ción más agre­si­vas

OI BAR­CE­LO­NA

Vi­vien­da uni­fa­mi­liar jun­to a la ave­ni­da Pear­son, en Pe­dral­bes, que dis­po­ne de ocho dor­mi­to­rios y cua­tro cuar­tos de ba­ño, en ven­ta por 7.900.000 eu­ros

Du­plex de lu­jo en Sant Ger­va­si. Con 284 m2, es­ta vi­vien­da cum­ple con las ex­pec­ta­ti­vas de mu­chos com­pra­do­res in­ter­na­cio­na­les.

FO­TOS: OI BAR­CE­LO­NA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.