Me­jo­ran los pla­zos de co­bro

Por pri­me­ra vez en la his­to­ria la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca pa­ga me­jor que el sec­tor pri­va­do

La Vanguardia - Dinero - - GESTIÓN - JOR­DI GOULA

Du­ran­te mu­cho tiem­po las py­mes lo han pa­sa­do mal con el gri­fo del cré­di­to ban­ca­rio ce­rra­do y el alar­ga­mien­to de los pa­gos de sus clien­tes. Tan­to es así que, por es­te mo­ti­vo, mu­chas han des­apa­re­ci­do y se han lle­va­do con­si­go mi­lla­res de pues­tos de tra­ba­jo. Hoy, la si­tua­ción pa­re­ce es­tar cam­bian­do. Por un la­do, la ban­ca es­tá más abier­ta, co­mo lo de­mues­tra el he­cho de que los cré­di­tos nue­vos –in­fe­rio­res a un mi­llón de eu­ros– es­tén cre­cien­do a un rit­mo anual del 14%, se­gún apun­ta el Ban­co de Es­pa­ña, y, por otro, que el pla­zo me­dio de pa­go de las em­pre­sas es­pa­ño­las ha­ya ba­ja­do en 8,37 días en los úl­ti­mos tres años, se­gún el in­for­me 2.º aná­li­sis del com­por­ta­mien­to de pa­gos em­pre­sa

rial 2015, rea­li­za­do por In­for­ma D&B. Aun­que , to­do sea di­cho de pa­so, en di­cho in­for­me se des­ta­ca tam­bién que só­lo el 45% de las em­pre­sas es­pa­ño­las pa­ga con pun­tua­li­dad.

Sin em­bar­go, a ve­ces los pro­me­dios pue­den en­mas­ca­rar un po­co la reali­dad. Vea­mos, pa­ra An­to­ni Ca­ñe­te, pre­si­den­te de la Pla­ta­for­ma Mul­ti­sec­to­rial con­tra la Mo­ro­si­dad (PM­cM), es cier­to que han me­jo­ra­do los pla­zos de pa­go de las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas –la me­dia des­de el 2011 un 48%– al pa­sar de 162 días a 82 en el 2014. Pe­ro lo pri­me­ro que quie­re de­jar cla­ro es que aun es­ta­mos le­jos de lo que mar­can las di­rec­tri­ces eu­ro­peas y la ley es­pa­ño­la, que son 30 días, aun­que ase­gu­ra que “la ten­den­cia a prio­ri­zar el pa­go a pro­vee­do­res con el FLA (fon­do de li­qui­dez au­to­nó­mi­ca)”, se no­ta. A pe­sar de ello, la PM­cM de­nun­cia que no se cum­ple la ley, que no se pa­gan los in­tere­ses de de­mo­ra que di­ce la ley y que, por ello, “lo he­mos de­nun­cia­do a la UE, que ya ha abier­to ex­pe­dien­te al Reino de Es­pa­ña”. Uno de los as­pec­tos que des­ta­ca es el lla­ma­do pe­rio­do de ve­ri­fi­ca­ción. Des­de que el pro­vee­dor emi­te la fac­tu­ra has­ta que la acep­ta la ad­mi­nis­tra­ción pa­sa un tiem­po. “En la UE hay unos pla­zos con­cre­tos pa­ra ello, sin em­bar­go, nues­tra ley los de­ja si­ne die. Por ello, en al­gu­na ad­mi­nis­tra­ción pue­den de­cir­te que te pa­gan a 30 días des­de que han ve­ri­fi­ca­do, pe­ro no te di­cen cuan­tos días se han pa­sa­do pa­ra ve­ri­fi­car la fac­tu­ra. Es­ta ve­ri­fi­ca­ción abier­ta no tie­ne nin­gún sen­ti­do y per­ju­di­ca siem­pre a la em­pre­sa”, di­ce.

Pa­ra Nat­ha­lie Gia­ne­se, di­rec­to­ra del de­par­ta­men­to de es­tu­dios de In­for­ma, D&B, las ra­zo­nes de la me­jo­ra re­gis­tra­da en los úl­ti­mos años se de­ben en bue­na par­te a la me­jo­ra en las ad­mi­nis­tra­cio­nes, co­mo se­ña­la Ca­ñe­te. Un se­gun­do as­pec­to es que en el mercado han des­apa­re­ci­do mu­chas em­pre­sas que pa­ga­ban mal. “Aho­ra es­ta­mos en fa­se de es­ta­bi­li­za­ción”, aña­de. Un ter­cer pun­to lo re­mi­te a la me­jo­ra ge­ne­ral de la economía es­pa­ño­la y un cuar­to lo re­fie­re a las ma­yo­res fa­ci­li­da­des exis­ten­tes pa­ra ac­ce­der a la fi- nan­cia­ción ban­ca­ria. “Ello ha­ce que las em­pre­sas ne­ce­si­ten me­nos el cré­di­to de los pro­vee­do­res”, apun­ta.

Otro de los as­pec­tos que en­mas­ca­ran los pro­me­dios es que cuen­tan to­das las em­pre­sas por igual, sin di­fe­ren­ciar lo que pa­sa en las gran­des y en las pe­que­ñas. “Las pe­que­ñas es­tán su­je­tas a la fal­ta de po­der de ne­go­cia­ción y las gran­des si­guen po­nien­do las con­di­cio­nes, con pla­zos más lar­gos. En reali­dad, es­to pa­sa en to­das par­tes, aun­que en Es­pa­ña, más”, pro­si­gue Gia­ne­se.

En es­te as­pec­to, Ca­ñe­te es aun más directo. “Por pri­me­ra vez en la his­to­ria, la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca pa­ga me­jor que la em­pre­sa pri­va­da. Mu­chas de las gran­des em­pre­sas han co­bra­do an­tes de la ad­mi­nis­tra­ción y han sa­nea­do sus ba­lan­ces, pe­ro no pa­gan me­jor a sus pro­vee­do­res, sal­tán­do­se la ley que ha­bla de los 60 días. Si pa­gan a 200 o 300 días na­die les di­ce na­da”. Y po­ne unos ejem­plos que te­ner en cuen­ta. “Las em­pre­sas que co­ti­zan en bol­sa, ex­cep­to las fi­nan­cie­ras, co­bran hoy a 86 días y pa­gan a 193. La di­fe­ren­cia es exa­ge­ra­da”.

Y da un pa­so más al cuan­ti­fi­car lo que su­po­ne pa­ra las pe­que­ñas em­pre­sas. “Cal­cu­la­mos que el re­tra­so en la fac­tu­ra­ción –se­gún la ley– es de 66.680 mi­llo­nes de eu­ros al año. Ello su­po­ne unos 3.300 mi­llo­nes de eu­ros al año, en­tre in­tere­ses de de­mo­ra e in­tere­ses fi­nan­cie­ros”, aña­de. Y re­la­ti­vi­za la ci­fra al de­cir que “los 66.680 mi­llo­nes es una vez y me­dia lo que ha cos­ta­do apun­ta­lar el sis­te­ma fi­nan­cie­ro es­pañol”. Afir­ma que la UE ya ha da­do un to­que a Es­pa­ña en el sen­ti­do de que tie­ne que co­rre­gir es­ta ano­ma­lía en el sec­tor pri­va­do. De to­dos mo­dos, a na­die es­ca­pa que 3.300 mi­llo­nes es un pe­lliz­co su­fi­cien­te pa­ra que, quien se be­ne­fi­cia, tra­te de de­fen­der­lo con uñas y dien­tes.

Uno de los mo­ti­vos por los que no se aca­ba de co­rre­gir la si­tua­ción es que la le­gis­la­ción no pre­vé mul­tas a quien no la cum­pla. “Hay mu­cha gen­te que es­tá a fa­vor de apli­car san­cio­nes, pe­ro no lo ten­go tan cla­ro. En­trar en el sis­te­ma ju­di­cial es­pañol es un lío enor­me. En el ca­so de Fran­cia, don­de fun­cio­na me­jor el sis­te­ma ju­di­cial, la ley im­po­ne du­ras san­cio­nes, sin em­bar­go, el pla­zo me­dio de pa­go en el úl­ti­mo año es­tá su­bien­do. No nos po­de­mos que­dar en las san­cio­nes, no son la pa­na­cea. No creo que sea el me­jor ca­mino”. Y pro­po­ne otro ti­po de me­di­das, co­mo por ejem­plo que “no pue­da ha­blar de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial (RS) la com­pa­ñía que sea una mal pa­ga­do­ra. Me­pa­re­ce in­mo­ral que em­pre­sas que re­tra­san pa­gos vo­lun­ta­ria­men­te se pre­sen­ten por otro la­do co­mo ada­li­des de la RS”.

Las em­pre­sas que co­ti­zan en bol­sa, ex­cep­to las fi­nan­cie­ras, co­bran a 86 días y pa­gan a 193

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.