En busca del plan de pen­sio­nes ade­cua­do

La ba­ja ren­ta­bi­li­dad y el di­la­ta­do ho­ri­zon­te in­ver­sor obli­gan a afi­nar la de­ci­sión

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - EDUAR­DO MA­GA­LLÓN

Pa­ra un con­tri­bu­yen­te que tra­ba­je por cuen­ta aje­na, ca­si la úni­ca -y más im­por­tan­te-me­di­da­que pue­de to­mar de aquí a fi­nal de año pa­ra re­ba­jar su fac­tu­ra fis­cal es una apor­ta­ción a un plan de pen­sio­nes. Aho­ra la pre­gun­ta es si es una bue­na idea con­tra­tar un pro­duc­to que com­ple­men­te la ju­bi­la­ción pú­bli­ca pe­se a a que no siem­pre ha go­za­do de bue­na fa­ma por su ba­ja ren­ta­bi­li­dad -que hoy os­ci­la en­tre el 1,7% y el 6,4% anual- y el di­la­ta­do ho­ri­zon­te tem­po­ral de la in­ver­sión.

Lo pri­me­ro que de­be que­dar cla­ro es que con un plan de pen­sio­nes no se aho­rra el con­tri­bu­yen­te el pa­go de im­pues­tos sino que los di­fie­re en el tiem­po. El fun­cio­na­mien­to de los pla­nes de pen­sio­nes es que re­ba­jan la ba­se im­po­ni­ble (di­ne­ro so­bre el que se tri­bu­ta) en la mis­ma can­ti­dad que lo apor­ta­do al plan de pen­sio­nes. Así si un clien­te tri­bu­ta al 20% y apor­ta 1.000 eu­ros, Ha­cien­da le de­vol­ve­rá 200 eu­ros. Lo que su­ce­de es que cuan­do re­cu­pe­re el di­ne­ro se da­rá la cir­cuns­tan­cia in­ver­sa: si res­ca­ta 1.000 eu­ros de­be­rá pa­gar a Ha­cien­da el 20% (o el ti­po al que tri­bu­te).

El se­gun­do ele­men­to que his­tó­ri­ca­men­te ha fre­na­do el de­sa­rro­llo de es­te pro­duc­to es que no se per­mi­tían res­ca­tes de las can­ti­da­des in­ver­ti­das has­ta que el in­ver­sor se ju­bi­la­ra, su­frie­ra pa­ro pro­lon­ga­do o en­fer­me­dad. Aho­ra ha cam­bia­do. El Go­bierno del PP mo­di­fi­có la nor­ma pa­ra per­mi­tir res­ca­tar el di­ne­ro a los 10 años de for­ma ge­ne­ral. El pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Ins­ti­tu­cio­nes de In­ver­sión Co­lec­ti­va y Fon­dos de Pen­sio­nes (In­ver­co), Án­gel Mar­tí­nez-Aldama, ase­gu­ra que las apor­ta­cio­nes cre­cen a un rit­mo del 70%. El pro­ble­ma es que a día de hoy el Go­bierno no ha desa­rro­lla­do la ley que de­ter­mi­na­rá có­mo se pue­den lle­var a ca­bo esos res­ca­te. Mar­tí­nez-Aldama cree que hay tiem­po (en­rea­li­dad 10 años) aun que opi­na que se­ría bueno te­ner­la cuan­to an­tes.

Los cam­bios le­gis­la­ti­vos es uno de los ele­men­tos que más in­flu­yen en los pla­nes de pen­sio­nes. El cam­bio in­tro­du­ci­do en el 2007 pa­ra las nue­vas apor­ta­cio­nes por el que se eli­mi­na­ba el 40% de la re­duc­ción fis­cal en los res­ca­tes fre­nó las con­tra­ta­cio­nes. La cri­sis eco­nó­mi­ca que lle­vó a al­gu­nos pla­nes a ren­ta­bi­li­da­des ne­ga­ti­vas hi­zo el res­to.

En el cam­bio nor­ma­ti­vo in­tro­du­ci­do des­de el 1 de enero de es­te años eh a re­du­ci­do el lí­mi­te de apor­ta­cio­nes de for­ma ge­ne­ral al 30% de los ren­di­mien­tos ne­tos de tra­ba­jo o 8.000 eu­ros fren­te a un má­xi­mo de en­tre 10.000 y 12.500 que ha­bía an­te­rior­men­te. Cuan­do el mi­nis­te­rio de Ha­cien­da anun­ció los cam­bios le­gis­la­ti­vos jus­ti­fi­có la re­duc­ción del im­por­te

má­xi­mo has­ta los 8.000 eu­ros por­que era muy­po­ca la gen­te que rea­li­za­ba la apor­ta­ción má­xi­ma.

Luis del Amo, se­cre­ta­rio téc­ni­co del REAF-RE­GAF ase­so­res fis­ca­les, se­ña­la que es nor­mal que “la gen­te a los 25 años no se me­tie­ra en un plan” por­que te­ner in­mo­vi­li­za­do el di­ne­ro du­ran­te 30 años has­ta la ju­bi­la­ción era ex­ce­si­vo. “Aho­ra cuan­do no se es­tá tan le­jos la po­si­bi­li­dad de recuperar el di­ne­ro con el ho­ri­zon­te de los 10 años se ve me­jor”, aña­de Del Amo. No obs­tan­te, el ex­per­to del Con­se­jo Ge­ne­ral de Eco­no­mis­tas du­da que el gran pú­bli­co co­noz­ca los cam­bios in­tro­du­ci­dos.

En be­ne­fi­cio de los pla­nes de pen­sio­nes Mar­tí­nez-Aldama re­cuer­da que cuan­do un clien­te re­ci­be la de­vo­lu­ción fis­cal co­rres­pon­dien­te a su apor­ta­ción pue­de rein­ver­tir­la. Por lo tan­to si se ha­ce una ges­tión ac­ti­va y se

La ren­ta­bi­li­dad me­dia anual –ne­ta de gas­tos y co­mi­sio­nes– de los pla­nes os­ci­la en­tre el 1,7% y el 6,4%

rein­vier­te en un de­pó­si­to o cual­quier otro pro­duc­to la de­vo­lu­ción de Ha­cien­da que ge­ne­ra un plan de pen­sio­nes, la ren­ta­bi­li­dad glo­bal del pro­duc­to es su­pe­rior. Ade­más, el pre­si­den­te de In­ver­co ex­pli­ca que co­mo nor­ma ge­ne­ral en el mo­men­to en el que se res­ca­ta el plan de pen­sio­nes una ve­zel in­ver­sor es­tá ju­bi­la­do el mar­gi­nal que pa­ga a Ha­cien­da es in­fe­rior al que te­nía ese tra­ba­ja­dor cuan­do es­ta­ba en ac­ti­vo. Por lo tan­to la fac­tu­ra fis­cal se re­du­ci­ría.

La nor­ma ac­tual tam­bién con­tem­pla que un clien­te pue­da te­ner más de un plan de pen­sio­nes a la vez in­clu­so en di­fe­ren­tes en­ti­da­des. Lo úni­co que no se per­mi­te es que la apor­ta­ción glo­bal pa­ra los di­fe­ren­tes pla­nes anual su­pere los 8.000 eu­ros. So­bre si es ade­cua­do di­ver­si­fi­car el aho­rro de pla­nes de pen­sio­nes en va­rias ges­to­ras, Mar­tí­nez Aldama di­ce que es una op­ción pe­ro que lo me­jor es bus­car un pro­duc­to que­sea­jus­te al ni­vel de­ries­go del clien­te.

LV

Las en­ti­da­des y ase­gu­ra­dos cap­tan la ma­yor par­te del ne­go­cio a fi­nal de año

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.