Des­gra­var el wi­fi y la elec­tri­ci­dad

Se abre la puer­ta a de­du­cir par­te de los gas­tos de su­mi­nis­tros pa­ra los au­tó­no­mos que tra­ba­jan en ca­sa

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - Ali­cia Ro­drí­guez de Paz

Los lí­mi­tes a la ho­ra de de­du­cir en la de­cla­ra­ción de la ren­ta los gas­tos re­la­cio­na­dos con la ac­ti­vi­dad de los au­tó­no­mos lle­va de ca­be­za des­de ha­ce tiem­po a los pro­pios afec­ta­dos, sus ase­so­res fis­ca­les y los fun­cio­na­rios de Ha­cien­da que de­ben com­pro­bar es­tas des­gra­va­cio­nes. En el ca­so con­cre­to de los au­tó­no­mos que tra­ba­jan en ca­sa, al de­re­cho re­co­no­ci­do de des­gra­var una por­ción de los gas­tos re­la­cio­na­dos con su in­mue­ble –el IBI, la ta­sa de ba­su­ras, la cuo­ta de la co­mu­ni­dad de ve­ci­nos–, se su­ma des­de ha­ce po­co la po­si­bi­li­dad de de­du­cir tam­bién par­te de las fac­tu­ras de los su­mi­nis­tros de la vi­vien­da co­mo la fi­bra óp­ti­ca, el te­lé­fono, el agua o la elec­tri­ci­dad.

Des­pués de sen­ten­cias y dic­tá­me­nes con­tra­dic­to­rios, el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre el Tri­bu­nal Eco­nó­mi­co-ad­mi­nis­tra­ti­vo Cen­tral (TEAC) emi­tió una re­so­lu­ción que acep­ta­ba la des­gra­va­ción par­cial de los gas­tos por su­mi­nis­tros pa­ra aque­llos au­tó­no­mos que tra­ba­jan en ca­sa. Así, es­te se­rá el pri­mer año fis­cal en el que los pro­fe­sio­na­les tie­nen ma­yor res­pal­do ju­rí­di­co pa­ra in­cluir di­chas fac­tu­ras en su de­cla­ra­ción de la ren­ta. Y así lo re­co­mien­dan los ase­so­res fis­ca­les.

Sin em­bar­go, co­mo ya ocu­rre con la de­duc­ción de los gas­tos vin­cu­la­dos al in­mue­ble, el de­ba­te se cen­tra en el cálcu­lo de qué par­te de la fac­tu­ra se pue­de con­si­de­rar que co­rres­pon­de a la ac­ti­vi­dad pro­fe­sio­nal –y, por tan­to, des­gra­va­ble– y cuál al con­su­mo del ho­gar.

La re­so­lu­ción del TEAC pro­po­ne una fór­mu­la al­go más com­ple­ja que la de los gas­tos vin­cu­la­dos a la vi­vien­da, don­de se usa co­mo cri­te­rio el por­cen­ta­je de me­tros cua­dra­dos des­ti­na­dos al de­sa­rro­llo de la ac­ti­vi­dad pro­fe­sio­nal (si el des­pa­cho ocu­pa el 15% de la vi­vien­da, se pue­de de­du­cir un 15% de los gas­tos de co­mu­ni­dad, por ejem­plo). En es­te ca­so, el TEAC ha­bla de “un cri­te- rio com­bi­na­do de me­tros cua­dra­dos con los días la­bo­ra­bles de la ac­ti­vi­dad y las ho­ras en que ejer­ce la ac­ti­vi­dad en el in­mue­ble”.

Jus­ta­men­te, fuen­tes de la Agen­cia Tri­bu­ta­ria se aco­gen a que el tri­bu­nal pre­sen­ta una fór­mu­la abier­ta pa­ra tra­tar con cau­te­la la apli­ca­ción de es­tos su­pues­tos de des­gra­va­ción par­cial. De to­das for­mas, in­sis­ten en que to­da­vía es­tán “en fa­se de aná­li­sis de la re­so­lu­ción” y que lo abor­da­rán “ca­so a ca­so”, cuan­do de­ban com­pro­bar si se es­tán apli­can­do las de­duc­cio­nes de for­ma co­rrec­ta.

“La dis­cu­sión se cen­tra en el cri­te­rio de re­par­to del por­cen­ta­je de uso”, re­co­no­ce To­ni Jus­ti­cia, so­cio fis­cal de la firma Grant Thorn­ton, al tiem­po que apun­ta la exis­ten­cia de re­co­men­da­cio­nes que ron­dan el 20% (ba­sa­do en el pe­so de la jor­na­da la­bo­ral de ocho ho­ras so­bre las ho­ras to­ta­les del año). Des­de el Con­se­jo de Eco­no­mis­tas, se in­cli­nan por “no so­bre­pa­sar el 50%”. Jus­ti­cia de­fien­de ade­más que se tra­ta de una re­so­lu­ción de obli­ga­do cum­pli­mien­to pa­ra to­das las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas. “El TEAC ha pues­to las co­sas en su si­tio”.

No se tra­ta de una me­di­da que afec­ta a un co­lec­ti­vo pre­ci­sa­men­te mi­no­ri­ta­rio. A to­dos aque­llos pro­fe­sio­na­les que tra­di­cio­nal­men­te han te­ni­do en una mis­ma vi­vien­da su do­mi­ci­lio y el ne­go­cio (una far­ma­cia, una pe­lu­que­ría) o el des­pa­cho, se ha uni­do en los úl­ti­mos años un ejér­ci­to en au­men­to de pro­fe­sio­na­les de­di­ca­dos a ser­vi­cios que se han ido ex­ter­na­li­zan­do y de quie­nes tra­ba­jan por cuen­ta pro­pia des­de ca­sa, gra­cias a las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción. El pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Tra­ba­ja­do­res Au­tó­no­mos ATA, Lo­ren­zo Amor, ex­pli­ca que en Es­pa­ña 1,2 mi­llo­nes de au­tó­no­mos tri­bu­tan co­mo per­so­nas fí­si­cas. El por­ta­voz de la prin­ci­pal or­ga­ni­za­ción que re­pre­sen­ta a es­te co­lec­ti­vo es­ti­ma que al me­nos el 15% ejer­ce su pro­fe­sión en el do­mi­ci­lio. En ese ca­so, se es­ta­ría ha­blan­do de, co­mo mí­ni­mo, en­tre 180.000 y 200.000 tra­ba­ja­do­res por cuen­ta pro­pia.

Tan­to To­ni Jus­ti­cia co­mo el pre­si­den­te de ATA coin­ci­den en apos­tar por la “pro­por­cio­na­li­dad” al de­ci­dir qué pro­por­ción de las fac­tu­ras de los su­mi­nis­tros se des­gra­va en el IRPF, por­que en ca­so de com­pro­ba­ción tri­bu­ta­ria es ne­ce­sa­rio de­mos­trar que di­chos gas­tos son uti­li­za­dos pa­ra el ejer­ci­cio de la pro­fe­sión. “Re­co­men­da­mos a los au­tó­no­mos que tra­ba­jan en ca­sa que pre­sen­ten es­tas de­duc­cio­nes, pe­ro que lo ha­gan con pro­por­cio­na­li­dad y con los gas­tos que real­men­te tie­nen que ver con la ac­ti­vi­dad pro­fe­sio­nal”, re­cal­ca Amor.

El re­pre­sen­tan­te de ATA de­fien­de ade­más que es­ta apertura

Una re­so­lu­ción del TEAC pro­po­ne que la de­duc­ción ten­ga en cuen­ta la jor­na­da la­bo­ral del au­tó­no­mo

Las des­gra­va­cio­nes de es­te ti­po de fac­tu­ras se ana­li­za­rán “ca­so a ca­so”, ase­gu­ran des­de la Agen­cia Tri­bu­ta­ria

de los su­pues­tos de de­duc­ción de los gas­tos vie­ne a pa­liar, al me­nos par­cial­men­te, las di­fe­ren­cias que exis­ten en­tre los au­tó­no­mos que tri­bu­tan co­mo per­so­nas fí­si­cas y aque­llos que lo ha­cen a tra­vés de una so­cie­dad.

La úl­ti­ma re­for­ma fis­cal tam­bién su­po­ne un cam­bio im­por­tan­te pa­ra par­te de los au­tó­no­mos. Las mo­di­fi­ca­cio­nes so­bre tri­bu­ta­ción im­pul­sa­da por el mi­nis­tro Cris­tó­bal Mon­to­ro es­ta­ble­ce que, a par­tir del 1 de enero del 2016, las so­cie­da­des ci­vi­les con per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca y ob­je­to mer­can­til es­ta­rán obli­ga­das a tri­bu­tar a tra­vés del im­pues­to de so­cie­da­des, y no del IRPF co­mo has­ta aho­ra. “La fi­gu­ra de so­cie­dad ci­vil es muy co­mún en­tre mé­di­cos, ar­qui­tec­tos, abo­ga­dos... A la ho­ra de plan­tear po­ner en mar­cha un ne­go­cio con otros so­cios, mu­chos pro­fe­sio­na­les con­si­de­ra­ban más com­pli­ca­do crear una so­cie­dad y se in­cli­na­ban por es­te en­te”, ex­pli­ca To­ni Jus­ti­cia.

An­te un cam­bio de ca­la­do co­mo es­te, los ase­so­res fis­ca­les del Con­se­jo Ge­ne­ral de Eco­no­mis­tas re­co­mien­dan a los au­tó­no­mos afec­ta­dos ana­li­zar si les con­vie­ne o no se­guir fun­cio­nan­do co­mo una so­cie­dad ci­vil. En ca­so ne­ga­ti­vo, los so­cios tie­nen has­ta el pri­mer se­mes­tre del pró­xi­mo año pa­ra adop­tar el acuer­do de di­so­lu­ción de la en­ti­dad y seis me­ses más pa­ra ex­tin­guir­la. Has­ta ese mo­men­to, re­cuer­dan es­tos ex­per­tos, la so­cie­dad ci­vil con­ti­nua­rá en ré­gi­men de atri­bu­ción de ren­tas.

Se­gún la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Tra­ba­ja­do­res Au­tó­no­mos ATA, en Es­pa­ña 1,2 mi­llo­nes de au­tó­no­mos tri­bu­tan co­mo per­so­nas fí­si­cas

JOR­DI PLAY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.