La cohe­sión y las de­ci­sio­nes gru­pa­les

La Vanguardia - Dinero - - PORTADA - FRAN­CESC RA­VEN­TÓS EX­DE­CANO DEL CO­LE­GIO DE ECO­NO­MIS­TAS DE CA­TA­LUN­YA

Sán­chez va a te­ner una com­pli­ca­da ta­rea. Es un ejem­plo. Pa­ra Fer­nan­do Trías de Bes, los pro­ce­sos de de­ci­sión gru­pa­les sue­len de­ri­var en pos­tu­ras más ex­tre­mas.

En­con­trar tra­ba­jo re­sul­ta di­fí­cil. Han pa­sa­do ocho años des­de el ini­cio de la cri­sis eco­nó­mi­ca y aunque la economía es­pa­ño­la es­tá cre­cien­do al rit­mo del 3% del PIB, el pa­ro si­gue por en­ci­ma del 20% . De­mues­tra que Es­pa­ña no tie­ne un mo­de­lo pro­duc­ti­vo ca­paz de crear em­pleo su­fi­cien­te pa­ra sus ciu­da­da­nos. ¿Qué es­tá pa­san­do? Pues, que el ob­so­le­to mo­de­lo es­pa­ñol no se ha adap­ta­do a los cam­bios que es­tán trans­for­man­do la so­cie­dad. Vi­sio­nes a cor­to pla­zo, iner­cias del pa­sa­do, vi­cios es­truc­tu­ra­les e in­tere­ses sec­to­ria­les lo im­pi­den.

¿Po­de­mos con­fiar en que a me­dio pla­zo se re­sol­ve­rá el problema de la fal­ta de em­pleo? To­do al con­tra­rio, el tiem­po no jue­ga a fa­vor. La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Tra­ba­jo es­ti­ma que en una dé­ca­da cua­tro de ca­da diez pro­fe­sio­nes cam­bia­rán o sim­ple­men­te des­apa­re­ce­rán. La di­gi­ta­li­za­ción, la ro­bo­ti­za­ción y la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial con­tri­bu­yen a la crea­ción de ri­que­za, bie­nes­tar y ge­ne­ran nue­vas de­man­das, pe­ro al mis­mo tiem­po, es­tán cam­bian­do pro­fun­da­men­te el sis­te­ma pro­duc­ti­vo y des­tru­yen­do ocu­pa­ción. Ya­noes­só­loes la in­dus­tria la que au­to­ma­ti­za los pro­ce­sos, la di­gi­ta­li­za­ción re­du­ce y re­du­cir á ocu­pa­ción en sec to- res como el fi­nan­cie­ro, lo­gís­ti­co, la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca o los ser­vi­cios en ge­ne­ral. Mu­chos­de­los­cam­bios no son per­ci­bi­dos por los ciu­da­da­nos, pe­ro sí que se ven ca­da día en el su­per­mer­ca­do, en las ga­so­li­ne­ras, en los ca­je­ros au­to­má­ti­cos y pron­to­se­ve­rá­nen­las­ca­rre­te­ra­sau­to­mó­vi­les sin con­duc­tor y dro­nes ha­cien­do de men­sa­je­ros.

Las nue­vas tec­no­lo­gías ha­cen ma­ra­vi­llas y au­men­tan la pro­duc­ti­vi­dad. Se­gún Jerry Ka­plan, pro­fe­sor de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial en la Uni­ver­si­dad de Stan­ford, nos estamos in­tro­du­cien­do a un cam­bio tan re­vo­lu­cio­na­rio como el que su­pu­so la re­vo­lu­ción in­dus­trial. Su­pon­drá un te­rre­mo­to pa­ra el mer­ca­do de tra­ba­jo. Prác­ti­ca­men­te to­das las pro­fe­sio­nes se ve­rán afec­ta­das, pe­ro só­lo al­gu­nas des­apa­re­ce­rán. En las in­dus­trias los ro­bots sus­ti­tui­rán los tra­ba­jos ru­ti­na­rios ye­ne­lam­plio mundo del sec­tor ser­vi­cios la di­gi­ta­li­za­ción se im­pon­drá en las ta­reas ad­mi­nis­tra­ti­vas. Pe­ro no­to­does au­to­ma­ti­za­ble, en es­pe­cial los tra­ba­jos más in­te­lec­tua­les como la crea­ti­vi­dad y la di­rec­ción o cier­tos tra- ba­jos ma­nua­les del sec­tor ser­vi­cios. Siem­pre ne­ce­si­ta­re­mos pro­fe­so­res, di­rec­ti­vos, in­ves­ti­ga­do­res, abo­ga­dos, bom­be­ros, per­so­nal de lim­pie­za o ar­tis­tas. Los tra­ba­jos que re­quie­ran co­no­ci­mien­to y ex­pe­rien­cia es­ta­rán bien re­tri­bui­dos, en cam­bio los tra­ba­jos po­co cua­li­fi­ca­dos, pa­ra los cua­les ha­brá mu­cha más de­man­da que ofer­ta, las re­mu­ne­ra­cio­nes ten­de­rán a re­du­cir­se.

La ca­pa­ci­dad de ne­go­cia­ción del tra­ba­jo se ha ido de­bi­li­tan­do, lo que es­tá lle­van­do a una po­la­ri­za­ción de las re­mu­ne­ra­cio­nes. Un es­tu­dio de Eu­ro­found afir­ma que el 14% de los em­pleos en Eu­ro­pa es­tán bien pa­ga­dos, el 37% son re­mu­ne­ra­cio­nes acep­ta­bles, el 29% es­tán mal pa­ga­dos y el 20% son tan ba­jos que no per­mi­ten vi­vir dig­na­men­te. Lo que tie­ne que preo­cu­par es que la dis­tan­cia en­tre los suel­dos más al­tos y los más ba­jos se es­tá agran­dan­do.

Si­tuán­do­nos en Es­pa­ña, la cues­tión de fon­do no es só­lo có­mo dar tra­ba­jo a los mi­llo­nes de­pa­ra­dos, sino que la cre­cien­te com­pe­ten­cia na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal obli­ga a re­du­cir cos­tes y a sus­ti­tuir tra­ba­jo por nue­vas tec­no­lo­gías. La si­tua­ción en­tre los que tie­nen tra­ba­jo y los que no, y den­tro de los que tra­ba­jan, en­tre el per­so­nal cua­li­fi­ca­do y el que no, lle­va­rá a un con­si­de­ra­ble au­men­to de la de­sigual­dad y a una si­tua­ción so­cial di­fí­cil de ges­tio­nar. Obli­ga­rá a re­pen­sar el sis­te­ma eco­nó­mi­co y có­mo se dis­tri­bu­ye el be­ne­fi­cio del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

Se tie­ne que re­plan­tear a fon­do el sis­te­ma pro­duc­ti­vo es­pa­ñol, que a par­tir de la nue­va reali­dad, ten­ga como ob­je­ti­vo el pro­gre­so eco­nó­mi­co y so­cial, en un­mar­co­com­pe­ti­ti­vo, sos­te­ni­ble y crea­dor de em­pleo, res­pon­dien­do a las ne­ce­si­da­des y de­man­das de la so­cie­dad. El nue­vo mo­de­lo no pue­de ba­sar la me­jo­ra de la com­pe­ti­ti­vi­dad en la de­gra­da­ción de las con­di­cio­nes la­bo­ra­les. Son mu­chas las nue­vas opor­tu­ni­da­des que ofre­ce el ám­bi­to de los in­tan­gi­bles, la so­cie­dad del co­no­ci­mien­to, la cul­tu­ra, los ser­vi­cios per­so­na­les o las ener­gías ver­des, to­das con un gran po­ten­cial de crea­ción de­ri­que­za y ocu­pa­ción. La po­lí­ti­ca de es­tí­mu­los eco­nó­mi­cos di­se­ña­da por el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo, el plan de in­ver­sio­nes de Jean-Clau­de Jun­ker, pre­si­den­te de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, y el acuer­do de Pa­rís pa­ra es­ti­mu­lar la lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, son fac­to­res que pue­den con­tri­buir a im­pul­sar el nue­vo mo­de­lo pro­duc­ti­vo.

En Es­pa­ña y en Ca­ta­lun­ya son mu­chos los dos­sie­res que re­cla­ma­rán la aten­ción de los nue­vos go­bier­nos es­pa­ñol y ca­ta­lán. La­pues­ta al día del mo­de­lo pro­duc­ti­vo y la crea­ción de em­pleo son re­tos es­truc­tu­ra­les vi­ta­les pa­ra el país. El pe­li­gro es que las ur­gen­cias más in­me­dia­tas, que se­rán mu­chas, pos­ter­guen cues­tio­nes claves que po­nen en ries­go el fu­tu­ro.

AR­CHI­VO

En las in­dus­trias los ro­bots sus­ti­tui­rán los tra­ba­jos ru­ti­na­rios

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.