Los ban­cos es­pa­ño­les es­tán ba­ra­tos

La Vanguardia - Dinero - - IDEAS Y DEBATES -

La ban­ca es­pa­ño­la co­ti­za a ba­jos pre­cios. Cai­xaBank tie­ne un PER es­ti­ma­do pa­ra el 2016 (nú­me­ro de ve­ces que el pre­cio con­tie­ne los be­ne­fi­cios por ac­ción) de 9,9. El Ban­co Sa­ba­dell, de 10,5 ¿Cuán­to va­le un ban­co? Ene­sen­cia, va­le más cuan­to me­jor sea su ac­ti­vo su­je­to a ries­go, y su va­lor au­men­ta cuan­do ha sa­nea­do los ac­ti­vos de du­do­so co­bro (del in­glés, Non Per­for­ming Loans) y pue­de de­fen­der su mar­gen ne­to de in­tere­ses y tie­ne ca­pa­ci­dad de ge­ne­rar co­mi­sio­nes cre­cien­tes, tras­va­san­do los re­cur­sos de clien­tes a fon­dos de in­ver­sión que pue­den au­men­tar los in­gre­sos sin ries­go. Por su­pues­to, por ca­da eu­ro de mar­gen or­di­na­rio gas­ta me­nos de 60 cén­ti­mos.

Exis­ten dos gran­des ban­cos in­ter­na­cio­na­les. En die­ci­séis me­ses, las ac­cio­nes del San­tan­der han pa­sa­do de 8 a 3,61 eu­ros (2 de fe­bre­ro del 2016). Las del BBVA, des­de un­má­xi­moen­ju­lio del 2014de10,10 eu­ros, el 2de­fe­bre­ro va­lían 5,597 eu­ros. Te­ner ope­ra­cio­nes en paí­ses cu­yas mo­ne­das pier­den en po­cos me­ses la mi­tad de su va­lor (Bra­sil) tie­ne re­per­cu­sio­nes se­rias y lo mis­mo su­ce­de si el BBVA las tie­ne en Tur­quía.

Los dos ban­cos ca­ta­la­nes tie­nen in­ver­sio­nes en paí­ses de mo­ne­das que si­guen al dó­lar ame­ri­cano (li­bra es­ter­li­na y dó­lar de Hong Kong) y uno de ellos mul­ti­pli­ca el ne­go­cio más allá de las ofi­ci­nas de te­jas y la­dri­llo me­dian­te los smartp­ho­nes, pues cua­tro de ca­da cin­co es­pa­ño­les tie­ne uno de esos te­lé­fo­nos des­de los que se pue­den rea­li­zar to­do ti­po de ope­ra­cio­nes ban­ca­rias y de bol­sa. Las pro­vi­sio­nes por la cláu­su­la sue­lo de los prés­ta­mos tam­bién in­flu­yen. El ban­co ca­ta­lán más gran­de las pro­vi­sio­nó; el otro con­si­de­ró que no ha­bría ac­cio­nes de ca­rác­ter re­tro­ac­ti­vo. Ban­kia tu­vo que ha­cer pro­vi­sio­nes ex­tras de más de 1.800 mi­llo­nes y su co­ti­za­ción ba­jó de 1,63 a 0,877 eu­ros en­tre fe­bre­ro del 2015 al 2 de fe­bre­ro de es­te año. Otra co­sa es su deu­da con el Es­ta­do, de­más de 20.000 mi­llo­nes.

En ge­ne­ral, la ban­ca es­pa­ño­la es­tá con­ta­gia­da por tres fac­to­res. El pri­me­ro, la cri­sis ban­ca­ria de Ita­lia, cu­yos prés­ta­mos de du­do­so co­bro re­pre­sen­tan el 21% del PIB. Sus gran­des ban­cos han per­di­do más del 40% en bol­sa. Los cin­co gran­des ban­cos te­nían en el 2014 (di­ciem­bre) 228.000 mi­llo­nes en cré­di­tos mo­ro­sos, que re­pre­sen­tan dos ter­cios del sis­te­ma. Ren­zi ha con­se­gui­do elu­dir un ne­ce­sa­rio res­ca­te ban­ca­rio y la Unión Eu­ro­pea au­to­ri­zó una ope­ra­ción in­só­li­ta. Los ban­cos ita­lia­nos po­drán ven­der sus car­te­ras a los par­ti­cu­la­res. Se des­co­no­cen las qui­tas y tam­po­co si pue­de lle­gar­se a la crea­ción de un

ban­co ma­lo. Ita­lia es­tá hoy, en tér­mi­nos ban­ca­rios, peor que Es­pa­ña ha­ce tres años.

El se­gun­do con­ta­gio nos lle­ga de Es­ta­dos Uni­dos. Los gran­des ban­cos fi­nan­cia­ron una par­te de las ex­plo­ta­cio­nes de frac­king de gas y pe­tró­leo. Otros emi­tie­ron bo­nos que pa­gan pri­mas de ries­go por en­ci­ma del 9%. Con los ba­jos pre­cios del pe­tró­leo han que­bra­do mu­chas ex­plo­ta­cio­nes que se fi­nan­cia­ron so­la­men­te con el 20% de re­cur­sos pro­pios y la ban­ca tu­vo que sa­near los ac­ti­vos. Un res­fria­do en Wall Street sig­ni­fi­ca una gri­pe pa­ra los ban­cos es­pa­ño­les, y la cri­sis de Ita­lia la agra­va. Se es­tán pro­du­cien­do re­la­cio­nes ex­tra­ñas. Pa­ra el que si­ga las co­ti­za­cio­nes del Brent y las ac­cio­nes de los ban­cos, bas­ta que el pe­tró­leo ba­je de pre­cio pa­ra que se de­pre­cien las co­ti­za­cio­nes de los ban­cos, y no siem­pre se da el ca­so in­ver­so. No exis­te nin­gún mo­de­lo que lo ex­pli­que, si bien lo que ocu­rre en la ban­ca ame­ri­ca­na es un po­si­ble in­di­ca­dor.

El ter­cer fac­tor de con­ta­gio es la vul­ne­ra­bi­li­dad del sis­te­ma fi­nan­cie­ro de Chi­na y el co­lap­so de sus bol­sas, aunque só­lo re­pre­sen­ten el 16% del PIB, fren­te a más del 100% en el ca­so es­pa­ñol. Cuan­do se hi­zo evi­den­te que la bol­sa de Chi­na es­ta­ba en cri­sis, Krug­man di­jo: “Si los re­gu­la­do­res de Chi­na creen que la si­tua­ción de­be re­sol­ver­se por me­dios po­li­cia­les, se­ría me­jor que el mundo em­pe­za­ra a tem­blar”.

La ban­ca es­pa­ño­la es sol­ven­te y ren­ta­ble. Yva­le más de lo que se pa­ga por ella en bol­sa, y es más ba­ra­ta que la ame­ri­ca­na. La cues­tión es en­trar en el mo­men­to más opor­tuno.

RO­BERT TOR­NA­BELL PRO­FE­SOR EMÉ­RI­TO DE LA UNIVERSITAT RAMON LLULL Y EX­DE­CANO DE ESA­DE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.