Los pa­pe­les de Pa­na­má: ¿im­pac­to me­diá­ti­co o real?

La Vanguardia - Dinero - - EN PORTADA - JO­SEP SO­LER AL­BER­TÍ

La tras­cen­den­cia me­diá­ti­ca de la apa­ri­ción de los do­cu­men­tos o fil­tra­cio­nes de Pa­na­má ha si­do in­du­da­ble. En po­cas ho­ras, unos he­chos co­no­ci­dos, el ré­gi­men de so­cie­da­des off sho­re de Pa­na­má y de otros re­fu­gios fis­ca­les, o la im­pu­ni­dad de en­ti­da­des de ser­vi­cios fi­du­cia­rios co­mo Mos­sack Fon­se­ca, ha sal­ta­do a las por­ta­das de la pren­sa por­que, a fal­ta de no­ve­da­des re­le­van­tes, ha­bía car­na­za: nom­bres co­no­ci­dos.

Al­go que no só­lo se co­no­cía en de­ta­lle sino que era to­le­ra­do y pro­mo­vi­do, irrum­pe an­te la opi­nión pú­bli­ca por­que se le po­nen nom­bres y ape­lli­dos, por cier­to so­me­ti­dos aho­ra in­dis­cri­mi­na­da­men­te a la co­no­ci­da

pe­na del te­le­dia­rio.

El ries­go de es­te enor­me de­can­ta­mien­to me­diá­ti­co es que al­gu­nos pro­ble­mas muy se­rios im­plí­ci­tos en la exis­ten­cia de re­fu­gios (más que pa­raí­sos; ha

ven que no hea­ven) fis­ca­les y en ge­ne­ral de una di­ver­si­dad fis­cal enor­me en­tre ju­ris­dic­cio­nes, si­gan sin aco­me­ter­se. Es cho­can­te es­cu­char es­tos días a res­pon­sa­bles fis­ca­les y po­lí­ti­cos des­ga­rrar­se las ves­ti­du­ras an­te los pa­pe­les pa­na­me­ños cuan­do ha es­ta­do en sus ma­nos bus­car so­lu­cio­nes al tre­men­do des­go­bierno fis­cal a ni­vel in­ter­na­cio­nal del que el epi­so­dio pa­na­me­ño es só­lo una mues­tra.

Hoy el fo­co se po­ne en Pa­na­má, pe­ro la reali­dad más cer­ca­na son te­rri­to­rios per­mi­si­vos de paí­ses eu­ro­peos (Jer­sey, Gi­bral­tar) o las enor­mes di­fe­ren­cias de pre­sio­nes fis­ca­les en la pro­pia Unión Eu­ro­pea.

Así, un ciu­da­dano che­co pue­de te­ner un ti­po de im­pues­to so­bre la ren­ta la mi­tad que el de un bel­ga o in­clu­so que un es­pa­ñol, to­dos con los mis­mos in­gre­sos. De la mis­ma for­ma, el im­pues­to de so­cie­da­des de Fran­cia, por ejem­plo, pue­de do­blar al ir­lan­dés o al chi­prio­ta. Fi­nal­men­te el IVA sue­co o hún­ga­ro de un pro­duc­to pue­de ser el 70% su­pe­rior al lu­xem­bur­gués o mal­tés. Es de­cir, un mo­de­lo de gran com­pe­ten­cia o des­ba­ra­jus­te fis­cal, se­gún co­mo que­ra­mos ver­lo.

Qué­de­cir de la si­tua­ción den­tro del Es­ta­do es­pa­ñol. Los dos de­fen­sas cen­tra­les de la se­lec­ción es­pa­ño­la, uno del Madrid y el otro del Bar­ce­lo­na, si co­bra­ran en bru­to lo mis­mo, su ne­to se­ría muy di­fe­ren­te y us­te­des sa­ben a fa­vor de quien.

Si por en­ci­ma de to­do es­to ob­ser­va­mos ade­más las ven­ta­jas ob­vias de las que go­zan las es­truc­tu­ras em­pre­sa­ria­les por en­ci­ma de los in­di­vi­duos o fa­mi­lias, y en­tre aque­llas, las em­pre­sas gran­des por en­ci­ma de las pe­que­ñas, nos con­fir­ma una reali­dad que no ha­ce sino pro­vo­car, que nun­ca jus­ti­fi­car, las prác­ti­cas elu­si­vas.

Yes­queo­cul­to en­tre bas­ti­do­res es­tá uno de los gran­des dam­ni­fi­ca­dos de nues­tro tiem­po: el aho­rro in­di­vi­dual y fa­mi­liar. No im­por­ta a na­die que es­té so­me­ti­do a los ren­di­mien­tos sin ries­go más ba­jos que ja­más se ha­yan vis­to, que la in­dus­tria fi­nan­cie­ra au­men­te sus co­mi­sio­nes pa­ra com­pen­sar sus már­ge­nes es­ca­sos o que el fis­co si­ga in­mi­se­ri­cor­de con quien ve mer­ma­das sus ren­tas.

Es­te vil tra­ta­mien­to, to­da­vía más que los pa­pe­les de Pa­na­má del te­le­dia­rio, de­be­ría ser el que cap­ta­ra la aten­ción me­diá­ti­ca.

Hoy el fo­co se po­ne en Pa­na­má, pe­ro la reali­dad más cer­ca­na son te­rri­to­rios ‘per­mi­si­vos’ de paí­ses eu­ro­peos o las di­fe­ren­cias den­tro la UE”

ALEJANDRO BO­LI­VAR / EFE

Hoy el fo­co se po­ne en Pa­na­má, pe­ro la reali­dad más cer­ca­na son te­rri­to­rios de paí­ses ‘per­mi­si­vos’ eu­ro­peos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.