Me­nú di­gi­tal mul­ti­lin­güe

Check-eat pre­vé es­tar pre­sen­te en más de 300 res­tau­ran­tes en su pri­mer ejer­ci­cio

La Vanguardia - Dinero - - CATALUNYA EMPRENDE - A. Ca­ba­ni­llas

La es­tam­pa es co­rrien­te. Un­gru­po de tu­ris­tas ex­tran­je­ros en­tran en un res­tau­ran­te y al no en­ten­der la car­ta- ni al ca­ma­re­ro en mu­chas oca­sio­nes – aca­ban por te­ner que se­ña­lar una fo­to o el pla­to de otro co­men­sal pa­ra in­di­car­le que desean co­mer sin sa­ber de­ma­sia­do bien que es­tán de­man­dan­do. Tras su­frir es­ta ex­pe­rien­cia en la pin­to­res­ca is­la grie­ga de San­to­ri­ni, dos em­pren­de­do­ras de­ci­die­ron po­ner fin a es­ta pro­ble­má­ti­ca con­la crea­ción deCheck Eat, una pla­ta­for­ma on­li­ne que di­gi­ta­li­za y tra­du­ce la ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca de cual­quier res­tau­ran­te. “Cuan­do el clien­te lle­ga al res­tau­ran­te pue­de ac­ce­der a la car­ta a tra­vés de un có­di­go QR y se­lec­cio­nar el idio­ma que desea, o bien a tra­vés del pa­pel de car­ta tra­di­cio­nal que el res­tau­ran­te pue­de im­pri­mir en cues­tión de se­gun­dos”, ex­pli­ca Flor So­mas­chi­ni, co­fun­da­do­ra de la star­tup in­cu­ba­da en Bar­ce­lo­na Ac­ti­va.

La app, lan­za­da de for­ma ofi­cial en la úl­ti­ma edi­ción del Mo­bi­le World Con­gress del pa­sa­do mes de Fe­bre­ro, tra­du­ce por el mo­men­to la car­ta a 8 idio­mas –in­glés, ale­mán, fran­cés, ita­liano, cas­te­llano, ca­ta­lán, ru­so y ja­po­nés– y tie­ne pre­vis­to in­cluir el chino, el ára­be y el co­reano en cues­tión de me­ses. Y es que tal y co­mo cuen­ta Montse Cam­pru­bí, la otra ar­tí­fi­ce de Check-Eat, “ciu­da­des co­mo Bar­ce­lo­na o Madrid son mul­ti­cul­tu­ra­les to­do el añoy­los res­tau­ran­tes de­be­rían es­tar adap­ta­dos a es­ta nue­va reali­dad con el fin de ofre­cer un ser­vi­cio ex­ce­len­te y no so­lo los que es­tán a pie de pla­ya”. Ade­más, la app tam­bién per­mi­te al usua­rio con­sul­tar el pre­cio de los pla­tos en su mo­ne­da, y co­no­cer otras in­for­ma­cio­nes re­le­van­tes co­mo, por ejem­plo, si el pla­to es ap­to pa­ra ce­lía­cos o in­to­le­ran­tes a la lac­to­sa.

El mo­de­lo de ne­go­cio de la star­tup re­si­de en el co­bro de una ta­ri­fa men­sual de 20 eu­ros a los res­tau­ran­tes que apu es­ten por­lain te gración de­la pla­ta­for­ma sAAs, “sin te­ner nin­gún ti­po de per­ma­nen­cia”, apun­ta So­mas­chi­ni, quien ad­vier­te que ya cuen­tan en su port­fo­lio de clien­tes con res­tau­ran­tes co­mo el 9Rei­nas de Bar­ce­lo­na oel Ba­ché de Madrid, en­tre otros.

La star­tup, ha lan­za­do re­cien­te­men­te una ron­da de in­ver­sión de 500.000 eu­ros con los que pre­ten­den po­der lan­zar una gran cam­pa­ña de mar­ke­ting y re­for­zar su equi­po co­mer­cial. “Nues­tra in­ten­ción es que Check-Eat es­té pre­sen­te a fi­na­les de 2016 en más de 300 res­tau­ran­tes de to­do el pa­no­ra­ma na­cio­nal”, sen­ten­cia Cam­pru­bí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.