La he­ren­cia de mis hi­jos

La Vanguardia - Dinero - - LAS CLAVES DEL PODER -

Ca­da vez es más fre­cuen­te es­cu­char en cier­tos ám­bi­tos pró­xi­mos a la Ofi­ci­na Eco­nó­mi­ca de la Pre­si­den­cia del Go­bierno que se de­be res­pe­tar el sta­tu quo de los ta­xis­tas, da­do que el va­lor que han al­can­za­do las li­cen­cias en el mer­ca­do ne­gro don­de lle­gan a su­pe­rar los 100.000 eu­ros es la he­ren­cia que de­jan a sus hi­jos. Tam­bién se se­ña­la que el va­lor de las li­cen­cias es una es­pe­cie de in­dem­ni­za­ción por des­em­pleo en el ca­so de que de­ja­ran de tra­ba­jar en el gre­mio. El pro­ble­ma de fon­do, di­cen los ex­per­tos, es que cuan­do las li­cen­cias ad­mi­nis­tra­ti­vas se con­vier­ten en ne­go­cio –co­mo su­ce­dió con farmacias, es­tan­cos o te­le­vi­sión– es por­que son con­se­cuen­cia de una ma­la re­gu­la­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.