El tu­ris­ta 3.0 cui­da más del me­dio am­bien­te

Más que en un va­lor aña­di­do, la sos­te­ni­bi­li­dad se es­tá con­vir­tien­do en una exi­gen­cia pa­ra el sector tu­rís­ti­co

La Vanguardia - Dinero - - SECTORES - Lo­re­na Fa­rràs Pé­rez

“El tu­ris­mo del si­glo XXI se­rá sos­te­ni­ble o no se­rá”, ase­gu­ra el di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Agen­cia Ca­ta­la­na de Tu­ris­mo, Pa­trick To­rrent. Y lo se­rá tan­to por el bien del pla­ne­ta co­mo por una cues­tión de de­man­da. “Has­ta aho­ra la sos­te­ni­bi­li­dad y el me­dio am­bien­te eran un va­lor aña­di­do, una ex­pe­rien­cia por la que el clien­te es­ta­ba dis­pues­to a pa­gar más, pe­ro eso ya no es así, se han con­ver­ti­do en una exi­gen­cia por par­te de los nue­vos via­je­ros y en una apues­ta irre­nun­cia­ble y sin mar­cha atrás pa­ra el sector tu­rís­ti­co”, afir­ma el ex­per­to.

Los da­tos ha­blan por si so­los: ca­si la mi­tad de los co­no­ci­dos co­mo tu­ris­tas 3.0 (el 42,1%) tie­nen in­ten­ción de alo­jar­se en un es­ta­ble­ci­mien­to sos­te­ni­ble du­ran­te sus pró­xi­mas va­ca­cio­nes y el 35,7% de ellos así lo hi­cie­ron en el 2015, se­gún un re­cien­te es­tu­dio de Cog­no­da­ta, fir­ma con­sul­to­ra es­pe­cia­li­za en Cus­to­mer Strategy. Co­mo se pue­de ob­ser­var es una ten­den­cia cre­cien­te y en la mis­ma di­rec­ción que la tó­ni­ca ge­ne­ral del con­su­mo, con au­men­tos de ven­tas de ali­men­tos, be­bi­das, cos­mé­ti­ca, ro­pa y com­ple­men­tos... ‘eco­ló­gi­cos’.

Se en­tien­de por tu­ris­ta 3.0 aquel que res­pon­de al per­fil de un con­su­mi­dor co­la­bo­ra­ti­vo, que bus­ca in­for­ma­ción en las re­des so­cia­les, se in­tere­sa por los co­men­ta­rios y re­co­men­da­cio­nes de otros usua­rios, con­cien­cia­do en la res­pon­sa­bi­li­dad so­cial, que pri­ma las ex­pe­rien­cias en sus via­jes, las com­par­te a tra­vés de su mó­vil y bus­ca al­ter­na­ti­vas al via­je con­ven­cio­nal.

En su es­tu­dio, Cog­no­da­ta des­cri­be al tu­ris­ta 3.0 co­mo a un via­je­ro más con­cien­cia­do, que se in­tere­sa por via­jes con ma­yor con­tac­to con la na­tu­ra­le­za y por ex­pe­rien­cias que res­pe­tan el me­dio am­bien­te, la cul­tu­ra y la po­bla­ción lo­cal. “La sos­te­ni­bi­li­dad tie­ne cua­tro pa­tas, una de ellas es la me­dioam­bien­tal pe­ro tam­bién hay la so­cial, el res­pe­to a la cul­tu­ra lo­cal y la com­pa­ti­bi­li­dad de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca de la zo­na con el me­dio am­bien­te”, ex­pli­ca Pa­trick To­rrent.

El uso de las nue­vas tec­no­lo- gías, co­mo el smartp­ho­ne, con­tri­bu­ye a que el via­je­ro 3.0 aho­rre en re­cur­sos ago­ta­bles co­mo el pa­pel o la tin­ta y a que ge­ne­re me­nos re­si­duos. Las nue­vas tec­no­lo­gías le per­mi­ten in­for­mar­se, re­ser­var trans­por­tes y alo­ja­mien­tos y le ayu­dan a ges­tio­nar más fa­ses del via­je.

Por otro la­do, es­te ti­po de tu­ris­ta en­tien­de que el re­ci­cla­je de ma­te­ria­les es ne­ce­sa­rio pa­ra que las si­guien­tes ge­ne­ra­cio­nes dis­fru­ten de un pla­ne­ta lim­pio, por lo que se in­tere­sa por es­ta­ble­ci­mien­tos que re­ci­clen o que aho­rren agua y luz en sus pro­ce­sos dia­rios. De es­te mo­do, el via­je­ro 3.0 quie­re apor­tar su gra­ni­to de are­na pa­ra re­du­cir las emi­sio­nes de CO que su­po­ne la ac­ti­vi­dad tu­rís­ti­ca, que la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Tu­ris­mo es­ti­ma re­pre­sen­tan el 5% de las emi­sio­nes to­ta­les.

Ca­ta­lun­ya, con 31 mi­llo­nes de tu­ris­tas anua­les, es­tá “muy com­pro­me­ti­da con es­te nue­vo mo­de­lo tu­rís­ti­co, que en­ten­de­mos es es­tra­té­gi­co”, se­ña­la Pa­trick To­rrent. El año pa­sa­do Ca­ta­lun­ya se con­vir­tió en el pri­mer des­tino in­te­gral a ni­vel mun­dial en re­ci­bir la cer­ti­fi­ca­ción Biosp­he­re Res­pon­si­ble Tou­rism. Es­ta cer­ti­fi­ca­ción, que ya po­seían la ciu­dad de Bar­ce­lo­na y Val d’Aran, ha­bía si­do otor­ga­da an­te­rior­men­te a áreas geo­grá­fi­cas me­nos ex­ten­sas, co­mo por ejem­plo el par­que de Ye­llows­to­ne en Es­ta­dos Uni­dos o los fior­dos de No­rue­ga, pe­ro nun­ca a una área tan ex­ten­sa co­mo Ca­ta­lun­ya.

El se­llo Biosp­he­re ga­ran­ti­za que el via­je­ro pue­de dis­fru­tar de una ex­pe­rien­cia sos­te­ni­ble, pro­te­gien­do la cul­tu­ra, me­jo­ran­do la eco­no­mía lo­cal y dis­mi­nu­yen­do el im­pac­to en el me­dio am­bien­te.

JORDI PLAY

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.